La delicada situación de Mozilla

La decisión de Microsoft de abandonar el desarrollo de un motor web propio y adoptar Chromium (Google) ha polarizado definitivamente las fuerzas entre el motor de Chrome y Safari, de Apple, dejando a Firefox, de Mozilla, condenado a la irrelevancia.

La decisión de Microsoft de adoptar para su nuevo navegador Edge el motor Chromium como motor de «dibujado» no ha dejado a nadie indiferente.

Periódicamente se leen artículos sobre cómo la licencia gratuita de Android ha permitido que Google domine grandes segmentos de la telefonía móvil, instalando su navegador en cada dispositivo vendido que utiliza su plataforma. ¿Samsung vende un móvil? Chrome se instala como navegador por defecto. ¿LG?¿Sony?¿Huawei? todos instalan Chrome.

Se calcula que entre Google Chrome y Microsoft Edge (que se instalará con todas las copias de Windows), los navegadores basados en Chromium tendrán una cuota de mercado cercana al 76% de los ordenadores de sobremesa (la cuota de mercado de Windows es el 79,24% mientras que Chrome tiene el 1,35%. macOS tiene 14,6%).  De igual manera, en sistemas operativos móviles, se calcula que la cuota de mercado de Android supera el 74% (iOS tiene el 23%)

Así que, con un 75% de media tanto en sobremesa como en móvil, Chrome tiene en estos momentos la capacidad de definir qué se convierte en estándar y qué no. De igual manera, cualquier otra innovación desarrollada por otras empresas, si no se adopta en Chromium, no tendrá trascendencia.

A muchos esta situación les suena conocida. Internet Explorer allá por los años 2000 estaba en esa posición y todos sabemos cómo acabó. Sin embargo, es obvio que la situación es muy diferente y que las filosofías de la Microsoft de entonces y la Google de ahora son completamente diferentes.

La dominancia de Windows e Internet Explorer en los primeros años del siglo XXI hicieron casi imposible que otras empresas desarrollaran navegadores para internet -lo que provocó el juicio antimonopolio con Microsoft. Chromium,por otro lado, ha creado una plataforma de código abierto estable que pueden utilizar como base muchos otros navegadores, dando lugar a una notable variedad de propuestas.

Otros navegadores alternativos que usan Chromium

Brave – Un navegador centrado en la privacidad con el eslogan «Tu no eres un producto».  El navegador bloquea anuncios y «trackers» por defecto, asegurando que mejora el rendimiento y la privacidad como resultado.

Vivaldi – Vivaldi es un navegador que utiliza Chromium y que busca ser tan personalizable como sea posible. Como dice en su página «Desde el aspecto hasta cómo interactúas con el navegador, todos los parámetros de Vivaldi pueden ser modificados y personalizados”.

Blisk – Un navegador construido especialmente para desarrolladores. Blisk te permite probar tu código simultáneamente en diferentes dispositivos, hacer capturas de pantalla con un clic y evaluar código a través de un tablero de análisis incorporado.

Apple y Safari, a lo suyo

Con respecto a Apple, la dominancia de sus teléfonos en la gama alta y su cuota de mercado sostenida en los ordenadores de sobremesa le permiten mirar con relativa tranquilidad esa dominancia, al tiempo que su relevancia como empresa le permitirán hablar alto y claro si en algún momento Google sucumbe a la tentación de intentar favorecer aún más sus negocios a través de las tecnología en los navegadores.

Es evidente que todo lo que está desarrollando Apple para bloquear el rastreo de la navegación de los usuarios no puede estar más lejos de los intereses de Google, que basa su principal línea de negocio en presentar a los usuarios anuncios relacionados con su actividad online. Podemos dar por cierto que esas tecnologías de Apple nunca se implementarán en Chromium.

Así progresivamente se irán diferenciando los enfoques de una y otra empresa. Apple presentándose como una defensor de la privacidad del usuario y Google intentando decir que ellos también… pero no.

¿Qué le queda a Mozilla y su Firefox?

Poco margen tiene la fundación Mozilla para intentar que su navegador Firefox siga siendo un actor a tener en cuenta. Sin cuota de mercado importante, sin una plataforma que lo promocione, sin tecnologías propias que lo hagan diferente…

Les queda hacer ruido. De ahí su reciente (y un tanto desesperada) campaña pidiéndole a Apple que aumentara la seguridad en el navegador, utilizando conceptos equívocos y tergiversando funciones para que pareciera que Apple también comercia con los datos de los usuarios.

Por si no te enteraste (algo que sería normal ya que la maniobra no encontró mucha resonancia), Mozilla, la empresa que desarrolla Firefox, lanzó una petición conminando a Apple a reiniciar el ID único que se utiliza para servir anuncios basados en los intereses del usuarios en las apps App Store y Apple News en el iPhone, iPad, iPod touch (de nuevo vigente por la reciente actualización) y Apple TV cada mes.

En resumen: todos los dispositivos Apple tienen un identificador único (llamado ASIdentifierManager) ligado al dispositivo y no a la cuenta de iCloud (es decir, no va agregando información asociada al usuario con los dispositivos que utiliza. Y sólo está disponible para Apple.

Como dice en el documento de soporte «para darte la mejor experiencia con los anuncios, Apple ofrece anuncios en la App Store y Apple New que utilizan tu historial de búsquedas en la App Store y tu historial en Apple News».

Mozilla dice que esto significa que Apple pasa tus datos a otros anunciantes pero no es cierto.

Estos identificadores únicos pueden reiniciarse (y limitarse) en Ajustes > Privacidad > Publicidad, aunque Mozilla lo que le pide a Apple es que se haga mensualmente de forma automática, para hacer que sea más difícil que otras empresas creen un perfil del usuario con el tiempo.

Como Apple no comparte estos datos con otras empresas y tampoco está asociado a una cuenta de correo electrónico, se puede ver que no es sino un intento por parte de Mozilla de decir «sigo aquí».

El tiempo dirá si Firefox prospera o si desaparece, pero ahora mismo, sus perspectivas no parecen muy halagüeñas, algo que lamentamos como usuarios desde hace muchos años de este navegador.

In this article


Join the Conversation