Hace una semana nos hacíamos eco de la compra de una empresa, Asaii, por parte de Apple. Sin embargo, la información que trascendió sobre los productos que comercializaba plantean una intrigante pregunta. ¿Para qué quiere Apple una empresa como Asaii?

Apenas hace siete días desde que contábamos en esta página que Apple ha comprado una nueva empresa, ya sabes la cantinela: Apple compra de vez en cuando pequeñas empresas por su talento y no revela qué motivación tiene.

Es habitual y casi siempre trasciende, especialmente en los últimos tiempo en los que la compra de empresas se ha traducido en la siguiente versión de un dispositivo en nuevas capacidades.

Pero normalmente los intereses de Apple están alineados con la tecnologías de sus dispositivos superventas: el iPhone, iPad y mas raramente los ordenadores Mac (ya sean de sobremesa o portátiles). Pocas veces Apple compra empresas de otras áreas, y por eso es llamativo.

En esta ocasión, con una empresa que se dedica a aplicar inteligencia artificial a los nuevos artistas, con el objetivo de identificar aquellos que van a saltar al estrellato gracias a su audiencia.

Apple y la música.

Apple siempre ha mantenido un cierto romance (más o menos interesado) con el mundo musical. Los Mac son los ordenadores preferidos por los músicos, y el software profesional de Apple, Logic Pro, está en todos los estudios -aparte de que es uno de los dos programas profesionales que Apple mantiene bajo su manto (el otro es Final Cut). En la época de Steve Jobs era habitual que músicos cerraran los eventos con un mini concierto de tres o cuatro canciones (U2 o John Mayer vienen a la cabeza).

Con la llegada de Tim Cook intentaron mantener la tradición. En un evento actuaron Foo Fighters y en otro U2, con el desastre de relaciones públicas de la descarga gratuita forzada en los iTunes de todo el mundo. Pero claramente no era igual. Tim Cook no ha construido las relaciones de amistad y complicidad que Jobs y parece que Apple ha abandonado la costumbre (de alguna manera, el evento del próximo 30 de octubre parece un sitio propicio para que cierren con música, ya que se trata de un evento «cultural»).

Después del iPod, iTunes, y todo lo que Apple hizo por la «democratización» de las descargas legales, la empresa de Cupertino sacudió las expectativas de la gente con la compra inesperada de Beats, la incorporación de sus directivos, Dr. Dre y, especialmente, Jimmy Iovine. Hoy ambos parecen ya desligados de los designios musicales de Apple, pero lo cierto es que servicio de música de Beats se convirtió en iTunes Music y -de repente- Apple era un nuevo competidor en el, hasta el momento, indisputado jardín de Spotify.

Prácticamente igualados en usuarios en los Estados Unidos, y ganando terreno en Europa, Apple Music ya tiene alrededor de 50 millones de usuarios en el mundo. La fuerza que ofrece estar instalado de serie en cada iPhone e iPad que se vende supone una ventaja con la que, a medida que avance el tiempo, se hará más difícil competir.

Los tiempos modernos de Apple Music

En pocas semanas nos hemos encontrado con dos compras de Apple que juntas parecen mostrar un interés nuevo en una dirección desconocida hasta ahora. La adquisición de Shazam permitirá a Apple saber qué canciones de las que ya suenan por las emisoras de radio del mundo captan la atención de los oyentes antes de que sean conocidas.

Y la compra de Asaii se centra en adquirir tecnologías y personas especializadas en detectar artistas que van a triunfar…¡antes incluso de que podamos usar Shazam para saber quiénes son!

Un fragmento de su página web dice: «Los artistas recomendados que están en esta página está garantizado que tendrán un éxito en un periodo de diez semanas a un año. Nuestros algoritmos son capaces de encontrar el próximo Justin Bieber antes que nadie».


Curioso, ¿verdad? Apple está haciendo un esfuerzo monetario por localizar los futuros artistas de éxito antes de que lleguen a la cima y sea caro conseguir exclusivas, teniendo que negociar con discográficas, representantes, etc.

Ahora juntemos esto que sabemos con esta noticia:

En mayo de 2018 Apple creó na división interna para publicar música (Spotify también lo había hecho antes, empezando a firmar con artistas para distribuir su música antes de que firmaran con una discográfica). Se dice que esta iniciativa proviene del director de Apple Music, Oliver Schusser, que llegó al cargo en abril, después de que Iovine lo dejara. En su momento se dijo que esa división estaba destinada a captar autores (compositores) de canciones, no artistas. Ya en su momento el argumento parecía peregrino, pero a estas alturas, viendo las compras que está haciendo Apple, parece claro que sus intenciones son más ambiciosas.

Si en el mercado de televisión Apple está empezando a producir sus propias series y películas, ¿por qué no hacerlo también en la música? Si capta a los artistas antes de que sean famosos y vende su música exclusivamente a través de Apple Music, está privando a la competencia de contenidos deseados.

No cabe duda de que la competición por los contenidos, en todos los frentes, está escalando y cada vez va a ser más encarnizada. Y Apple es de las que les gusta tener el cuchillo en la mano.

In this article

Join the Conversation

2 comments

  1. JGVia

    Ya que haces una pregunta en el titular, me voy a entretener en responder con imaginación.
    Apple hace compras de empresas en base a las posibilidades en un futuro (y creo que planean a años vista). Compraron lo de «Liquid Metal», y es un material que solo hemos visto utilizado en la herramienta para extraer la bandeja de la tarjeta SIM en los dispositivos iOS (!). Me ha extrañado que su último superteléfono resalte un marco de nuevo material… que es acero inoxidable, sin más. Puede que muchos proyectos acaben en nada, y de otros puedan solo aprovechar las tecnologías implicadas o a personal especializado…
    Es decir, que el futuro de AppleMusic -a la velocidad que van las cosas- es bastante impredecible.
    Pensando a futuro, aquí pudiera parecer que ¡Apple creará la/el primer-a artista virtual! La tecnología existe.
    Para Apple no solo sería un éxito tener un artista «de pegada» en exclusiva: si además es un robot Apple, sería un hito tecnológico histórico de gran repercusión publicitaria.
    (…y perdonad si es demasiada digresión y fantasía; es por contestar al autor).

    1. JGVia

      Me releo y caigo en la cuenta: ¡ES SIRI! Siri va a saltar al mundo de la canción ;-D