Apple sigue trabajando en su iCoche

Apple sigue discretamente avanzando sus investigaciones para alimentar toda la experiencia de conducción, lo que anteriormente se conocía como proyecto Titan, ahora trabajando en formas de refinar la transferencia de alimentación que se utilizan en los equipos de baja potencia de los coches eléctricos.

Publicada por la oficinas de Patentes y Marcas de EEUU el jueves pasado, la patente «Converter Architecture» (Arquitectura de conversión) habla sobre cómo la potencia desde una fuente de alto voltaje podría convertirse a bajo voltaje. Este caso la aplicación se menciona como uso en los sistemas que incorpora un coche.

Los vehículos híbridos y eléctricos normalmente se alimentan a través de una batería de alto voltaje, necesaria para que el coche se mueva. Sin embargo, el vehículo también necesita usar las mismas fuentes de energía para alimentar componentes y subsistemas, como el aire acondicionado, el tablero de mandos, el aparato de radio, etc.

Aunque se utiliza un convertidor para pasar de alto voltaje a bajo voltaje, Apple cree que a menudo este sistema es «ineficiente y sufre por las sobrecargas pasajeras que se absorben y que pueden dañar la batería».

La solución que propone Apple es utilizar múltiples convertidores de corriente continua (DC) para que gestionen esa tarea, con convertidores de corriente continua a corriente continua para pasar de una fuente de alta energía a un voltaje inferior, que podría trasladarse a un bus. Esta carga se pasaría entonces a un segundo convertidor de CC a CC regulado, que se utilizaría para regular el voltaje del bus.

Diseños de coches de Apple basados en los iMac de colores. Colaboración entre NeoMam Studios y ClickMechanic

Sobre los planes de Apple para fabricar un coche autónomo

Aunque es un tema tremendamente específico, parece claro que Apple sigue con su estrategia «subterránea» de poner a punto todas la áreas para gestionar un coche autónomo sin declara abiertamente hacia dónde se encamina.

En nuestra opinión, cuando llegue el momento, Apple saldrá de compras y comprará un fabricante de coches (o establecerá lazos extremadamente fuertes), para adaptarlo a lo que necesita y que le hagan el coche a la medida.

No pensamos que Apple en el tema de CarPlay, etc. vaya a seguir la estrategia «Google» de generar un sistema que pueda instalarse en cualquier tipo de fabricante. Como en todos los casos, Apple querrá optimizar el rendimiento y funcionamiento del vehículo diseñando a medida baterías, y circuitos para conseguir no sólo una diferenciación inmediata sino una plataforma con un número de vehículos restringido al que dar servicio y optimizaciones, sin tener que preocuparse por lo que hacen los demás.

De hecho, si Tesla sigue su cuesta abajo, no nos extrañaría que Apple acabara encontrando una compra atractiva, por la falta de «legado» que tendría y la maquinaria de última generación. Apple y Tesla podrían acabar encontrándose en el cruce de caminos cuando más convenga a ambos.

In this article


Join the Conversation

1 comment

  1. erretxea

    Apple + Tesla, suena bien.