Las aplicaciones en la App Store tendrán que mostrar de forma clara y explícita cómo se utilizan, protegen y comparten los datos personales de los usuarios en virtud de una nueva política de privacidad que entrará en vigor el próximo mes.

A partir del 3 de octubre, las nuevas reglas del App Store requerirán que los desarrolladores envíen una política de privacidad para todas las nuevas aplicaciones y actualizaciones de aplicaciones antes de poder enviarlas para su distribución.

Para garantizar que las políticas de privacidad no se modifiquen después de que se hayan enviado las aplicaciones, Apple dice que las políticas sólo estarán disponibles para editar cuando se envíe una nueva versión de la aplicación.

Las directrices para desarrolladores de aplicaciones establecen que la política de privacidad debe estar disponible dentro de la aplicación de una «manera fácilmente accesible» y debe identificar qué datos recopila la aplicación, cómo se recopilan y cómo se utilizan.

La nueva política también significa que las aplicaciones deben detallar cualquier tercero con el que se compartan datos, como herramientas de análisis, redes publicitarias y SDK de terceros, y deben garantizar que estos terceros también cumplan con la nueva política.

Bajo los términos de la política, la aplicación también debe explicar sus políticas de retención y eliminación de datos, así como informar a los usuarios cómo pueden revocar el consentimiento o solicitar que sus datos sean eliminados. Aunque Apple no lo menciona en la actualización, la nueva política de privacidad está en línea con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), la legislación de privacidad de la Unión Europea que entró en vigor en mayo de este año.

En su esencia, el Reglamento está diseñado para reflejar la naturaleza centrada en los datos del mundo moderno y para actualizar en consecuencia las leyes que rigen los datos personales, la privacidad y el consentimiento en toda Europa. Diseñada para proporcionar a los usuarios un mayor control sobre sus datos, la legislación se aplica a cualquier organización que haga negocios en Europa.

Las nuevas normas de privacidad de Apple ya se han cobrado al menos una víctima en el periodo previo al 3 de octubre: la aplicación Onavo VPN de Facebook ya ha sido eliminada «voluntariamente» de la App Store a petición de Apple. Una fuente familiarizada con la aplicación dijo que Facebook pudo usar la red privada virtual gratuita para monitorizar cómo los usuarios de iPhone usaban sus dispositivos fuera de Facebook.

Por otra parte, la entrada en vigor de esta política el 3 de octubre ofrece una pista cerca de cómo se van a liberar los diferentes sistemas operativos que ahora mismo están en desarrollo y que se esperan a lo largo de septiembre y octubre.

In this article


Join the Conversation