Nokia ha anunciado la venta de Nokia Health a uno de los cofundadores de Withings dos años después de haberla comprado y habiendo asumido fuertes pérdidas.

Nokia ha enviado a todos los suscriptores de su newsletter de productos de Health Business -Nokia Health-, una carta anunciándoles el acuerdo con Eric Carreel, uno de los cofundadores de la francesa Withings, para venderle la división de productos de salud.

En la carta, firmada por el propio Carreel, también se anuncia a los propietarios de productos Nokia Health que estos seguirán recibiendo garantía, soporte y actualizaciones por parte de la compañía aunque esté previsto volver a cambiar la marca por Withings a finales de este año. A la carta la acompañan un bloque de preguntas y respuestas destinado a resolver las dudas de los clientes de la compañía y en el que Nokia explica que la desinversión le permitirá concentrarse en su negocio de redes y patentes.

Nokia anunció un cambio de estrategia respecto de su negocio de salud en febrero pasado al no haber conseguido los resultados económicos esperados. Después incluso de haber sonado Nest como posible comprador, la amenaza de una reducción drástica de la plantilla radicada en Francia, ha hecho que durante el mes de mayo se haya consolidado la transacción de recompra con Eric Carreel, emprendedor de referencia francés también fundador de Sculpteo y de Invoxia.

Fuentes del sector apuntan a que Nokia se habría equivocado en la estrategia de sustitución de una marca muy consolidada como Withings por la suya propia. Teniendo, además, que competir al mismo tiempo con un alud de productos de procedencia asiática mucho más contenidos en costes.

Withings fue una de las compañías pioneras en la creación de productos relacionados con la salud conectados a un  iPhone. Básculas, medidores de tensión, termómetros, pulseras y relojes inteligentes y una exitosa cámara para bebés forman parte de su catálogo de productos. Creada en 2008, fue el primer fabricante de una báscula conectada y fue adquirida por Nokia Technologies en 2016 por 190 millones de dólares, de los cuales ya asumió como pérdidas 141 millones de dólares en 2017.

La aplicación Health Mate -“Compañero de Salud”-, compatible con Apple Health, en la que se gestionan los datos recolectados en sus dispositivos, ha sido desde siempre una de las referentes en su categoría, aunque después de su traspaso a Nokia ha pasado por un largo periodo de malas decisiones de diseño y pérdida de funcionalidades que esperamos que estén a tiempo de corregir.

In this article


Join the Conversation