Apple y el compromiso social

Aunque la WWDC2018 aún tiene muchos temas sobre los que elaborar, hay uno especialmente en el que me gustaría incidir, porque es probablemente lo que más diferencia la Apple de Tim Cook de la Apple de Steve Jobs.

La Apple de Steve Jobs

Durante el liderazgo de Steve Jobs Apple se distinguió por una trayectoria estelar en diseño, fabricación y marketing, que la dejaron colocada para seguir machacando a la competencia mientras que carretillas repletas de dólares entraban pot la puerta de servicio.

Steve Jobs entró en su segunda etapa con el hacha en la mano, y cortó todos los proyectos que no obtenían beneficios o que, aún teniéndolos, suponían una distracción. Simplificó las líneas de producto y concentró toda la atención de la compañía en unos pocos (laser focus). De ahi salieron el iMac, el iPod, el iPhone, el iPad… además de iniciar la carrera de los servicios (iCloud, Stores varias,…)

“Zapatero a tus zapatos” parecía ser la máxima de la empresa, y apenas se producían declaraciones o manifestaciones que no fueran relativas al propio negocio. Apple era una entidad puramente comercial, y nada fuera de ella misma parecía afectarle.

Apenas algunas conmemoraciones en la página web de Apple (de héroes o modelos a seguir como Luther King, Kennedy, etc.) y alguna reacción en caso de catástrofe humanitaria para que la gente pudiera donar a través de iTunes.

Para una persona con opciones tan fuertes como Steve Jobs, y que las expresaba con tal contundencia, era muy difícil obtener una posición ante las cosas que ocurrían en el mundo.

La Apple de Tim Cook.

Llega Tim Cook y poco a poco va transformando Apple. Ya no entran carretillas, sino que entran trailers y el mercado parece ir “solo”. Da igual lo que la competencia del iPhone haga, o el dinero que se gasten en subsidiar la venta. La gente sigue comprando los productos de Apple como si no hubiera más opciones.

Pero Tim Cook no es Steve Jobs, por su propia trayectoria vital, él si tiene opiniones y una forma de ver el mundo. Y -puede que porque nadie le ha llamado genio, ni le han dedicado portadas como si fuera un mesías- entiende que como líder de la empresa más importante del mundo no puede callar ante las cosas que ocurren, y que deben posicionarse.

No sólo ante la explotación en los países africanos por la obtención de los minerales, o de los abusos en China para cumplir con sus abrumadoras necesidades de producción, o el reciclaje de los productos, sino que también deben apoyar causas que hagan que la sociedad mejore.

Tim Cook repite frecuentemente una frase “Debemos dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos” y, aunque los cínicos considerarán que forma parte del marketing de la empresa, lo cierto es que la Apple actual toma partido en situaciones que, posiblemente, pueden alienar a clientes que no compartan esa visión. Y aún así, expresa sus convicciones.

Es verdad que la Apple de Cook, con el lento progreso en algunas cosas (véase Siri, Mapas, aplicaciones de iCloud, etc.) me gusta más que la Apple de Jobs. Puede que no tenga mis dos sesiones máster en venta cada vez que Steve protagonizaba una Keynote., pero por esos dos días de placer, cambio gustosamente los otros 363 días de ver a una empresa que expresa una visión de la sociedad y del mundo con la que puedo identificarme.

Apple en la época del #metoo

Cuando la sociedad se remueve inquieta en su cómoda silla porque las mujeres han decidido dar un paso al frente y reclamar no sólo la equiparación salarial (algo que llevan décadas pidiendo y no recibiendo) sino que no tengan que dejarse abusar para poder trabajar, cuando decenas -en representación de millones- se han manifestado denunciando que el poder -es decir, los hombres- se aprovecharon de la situación para conseguir cosas que nunca habrían obtenido de otra manera, Apple nuevamente se ha manifestado mandando un mensaje claro, esta vez con acciones, en vez de con palabras.

Apple no ha necesitado decir nada para decir que, como empresa, y como dirección, apoyan la igualdad de los géneros a todos los niveles. Por eso todas las demostraciones y presentaciones en la WWDC las hicieron mujeres.

Es cierto que Apple tiene aún trabajo que hacer y no hay más que mirar a su consejo de dirección para darse cuenta de que siguen siendo mayoría los hombres, pero estoy convencido de que, a medida que se vayan retirando, sus sustitutos en gran número serán mujeres (seguro que no es casual que estén las dos inmediatamente después de Tim Cook).

Sólo dos mujeres presentes en el máximo órgano de dirección de Apple, Katherine Adams, abogada, vicepresidente senior de Legal y seguridad global y consejera general, reportando directamente a Tim Cook, y Angela Ahrendts, vicepresidente senior de tiendas, reportando directamente a Tim Cook.

Apple ha demostrado en la pasada WWDC 2018 que multitud de mujeres ocupan puestos destacados en sus respectivas divisiones, y que están preparadas para asumir roles de liderazgo en cuanto les den la oportunidad.

Apple y la inclusión

Ya con el complejo anuncio del imprevisible Donald Trump de que cancelaba los visados de los inmigrantes y que ni siquiera los hijos de estos, nacidos ya en tierra estadounidense escapan a la posibilidad de extradición (al país de origen de los padres, se entiende, puesto que son de nacimiento norteamericanos), Tim Cook y Apple se manifestaron claramente en contra, aduciendo el perjuicio que tal medida podría ocasionar en sus propios cuadros y la limitación a la competitividad que eso suponía para las empresas americanas (un lenguaje que Trump puede entender fácilmente y que no tiene consideraciones éticas -aunque las haya).

En esta lucha por defender y establecer la diversidad y la aceptación universal de las diferencias del otro sin que eso impida colaborar en mejorar el mundo, Apple decidió hacer otra alusión a su ideología inclusiva con algo tan peregrino como que habían creado una correa y un fondo para el Apple Watch utilizando los colores de la bandera del “orgullo”. Aunque esto -el estado del Apple Watch- se merece un artículo independiente, no cabe duda que Apple tiene toda la intención al darle ese protagonismo en un evento que están viendo millones de personas, desarrolladores o no, para que esos colectivos no caigan en el olvido.

En resumen, la nueva Apple, la de Tim Cook, no sólo mantiene un ritmo de innovación, economía e interés igual o superior a la época de Steve Jobs, sino que además ahora están dispuestos a ejercer el poder que su influencia mundial les otorga para propagar su visión de la sociedad, no sólo para pensar diferente, sino para pensar bien.

¿Tú que piensas? Seguiremos informando

In this article


Join the Conversation

4 comments

  1. Mandibul

    En general, todo este movimiento “progre” de la discriminación positiva me parece propaganda y -al contrario de lo que parece- una utilización de la mujer en un claro gesto de auténtico machismo. Del duro.
    Hay que tener más ministras para tener un gobierno feminista (por traer un ejemplo de la actual situación española), hay que poner a ingenieras a hacer presentaciones en las Keynotes,…
    En mi opinión, es un atavismo considerar que determinados grupos, estratos o pueblos deben ser o necesitan ejemplificar tal o cual actitud.
    Creo que en la sociedad occidental estamos en un punto en el que se ha de romper con el culto al colectivo. Hay que reconocer al individuo y su valía. Luchar por la igualdad de oportunidades. NO de resultados.
    No hay que hacer ostentación de lo que tenemos entre las piernas o de con quién queremos usarlo.

    Repito -y termino- si alguien siente la necesidad de poner a una mujer sólo por el mero hecho de que lo es, está demostrando que participa de la doctrina que dice querer combatir.
    (Como Cook es más listo que Sánchez, se ha limitado a sacar a las mujeres sin hacer alardear de ello).

    1. erretxea

      Estoy completamente de acuerdo.

    2. Alf

      Hola, las ejecutivas que salieron en la keynote ya eran ejecutivas antes de salir a presentar productos. Han llegado allí porque se lo merecen. Y han presentado ante millones de personas en la WWDC porque saben hacerlo.

      Sobre el resto de tus opiniones, no es éste el sitio para abrir ese debate, que tiene multitud de matizaciones.

      Gracias por participar

      1. Mandibul

        Hombre, nos pides que escribamos que pensamos y eso he hecho. Opinar del activismo: feminismo, orgullogayismo, etc.
        De nada