Decoración y dispositivos electrónicos en la mesita de noche

Cada vez tenemos más dispositivos que cargar y la noche es un buen momento para hacerlo. Una lamparilla en la mesilla de noche puede ayudarnos.

766 0
766 0

Te acuestas en la cama, acabas de ver algo, de leer algo, y quieres dejar el teléfono cargando para mañana. Sin embargo el enchufe está ocupado por la lamparilla, cuando no está detrás de la mesilla de noche. ¿Y si quieres cargar el iPad? ¿Y el Apple Watch?

Tuve que modificar manualmente mi anteriores lamparillas para añadirles un enchufe y poner el cargador del móvil ya que el enchufe de pared estaba detrás de las mesillas. Era algo muy incómodo.

Buscando unas lamparillas adecuadas es sorprendente que no haya nada pensado para cargar tus dispositivos. En Leroy Merlin encontré una lamparilla con una toma USB ¡milagro! Pero era fea con avaricia.

La solución fueron las lamparillas Varv de Ikea:

  • Luz regulable en intensidad con el interruptor junto al mástil de la lamparilla y no en el cable (gracias Ikea).
  • Toma USB correctamente integrada en la base.
  • Cargador inalámbrico Qi en la base.

Es una lámpara grande pero muy adecuada. Pesa, por lo que tocando el cable no la vas a mover. Tener el interruptor en la propia lamparilla es genial ya que siempre lo he tenido en el cable y era un engorro ruidoso encontrarlo. Y por último poder regular la intensidad es fantástico cuando te levantas por la mañana y no estás para mucha luz.

Ahora viene la parte tecnológica. Con la toma USB puedo cargar el reloj, el iPad o cualquier dispositivo sin tener que desenchufarla o usar ladrones (ni mover la mesilla).

Pero lo mejor de todo es dejar el teléfono por la noche encima de la base y encontrártelo cargado a la mañana siguiente, sin buscar cable, sin enchufar, simplemente soltarlo.

Hay que tener en cuenta que es necesario colocarlo bien, si lo pones desplazado no va a cargar, pero el iPhone te confirma que está bien puesto con el sonidito de carga (o pequeña vibración si está silenciado).

Ahora… encontrarlas es un problema. Llevo meses detrás de ellas y he tenido que aprovechar un viaje para recogerlas en un Ikea bastante lejano. No vayas a buscarla sin confirmar disponibilidad a través de la web. La lámpara tiene un precio de 50 euros, sin bombilla y sin pantalla, que debes adquirir aparte.

In this article


Join the Conversation