Por segunda vez en una semana, Apple ha puesto a disposición de los desarrolladores una nueva beta de macOS 10.12.3 Sierra. la velocidad de estas actualizaciones implica que la versión final, disponible para todos los usuarios, podría estar muy cerca.

La actualización, que porta el identificativo 1630a llega unos pocos días después de la anterior versión beta.

Según Apple, esta actualización mejora la estabilidad, compatibilidad y seguridad de los ordenadores con esta versión del sistema operativo. La actualización puede considerarse como menor y no incluye ninguna nueva característica más allá de los datos expresados por la propia Apple.

In this article


Join the Conversation