Los hubs USB asesinos que pueden destruir tu Mac

El problema es que algunos HUBs USB alimentados se supone que tienen que alimentar los puertos USB de tipo A hembra del HUB, mientras que el Mac se conecta a este puerto a través de un puerto USB A hembra que está en el ordenador con un cable aun puerto USB B hembra (el cuadrado).

Técnicamente, entre el puerto USB de tipo B del HUB  y el puerto USB hembra de tipo A del Mac no debería circular corriente: solo debería haber dos líneas de datos y la toma de tierra.

Sin embargo, algunos HUBs USB, al conectar el alimentador, añaden corriente a todos los puertos del HUB, incluyendo el puerto USB tipo B con lo que a través del cable, tu Mac acaba recibiendo directamente en placa una corriente de 5 voltios con un amperaje en función de la cantidad de puertos USB del HUB. Y simplemente estos HUBs que se saltan la normativa a la torera no cuentan con la protección adecuada y tampoco anuncian que utilizan esta característica.

Así que a la hora de elegir un HUB USB con alimentador hay que comprobar que este no suministra corriente al puerto USB del Mac, aunque es una característica que raramente se cita por el fabricante con el problema que puede causar al usuario.

Vía Mac Kung Fu

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x