El espectacular fracaso de Apple en la empresa

236 26

Apple es la empresa mejor valorada del mundo. Cada minuto vende millones de dólares en productos y servicios, y lo más impresionante de todo: lo está haciendo en una línea ascendente que viene desde la suspension de pagos hasta el momento actual. No deja de asombrar al mundo. Pero eso no evita que, en su ascenso a la gloria dejemos de observar que su trayectoria en la empresa sólo puede etiquetarse de una forma: fracaso total.

Ir donde está el dinero

Como decíamos antes, según palabras del propio Steve Jobs, llegaron a estar a a dos semanas de declarar la suspensión de pagos. Afortunadamente, el iMac primero y el iPod después (junto a unos duros ajustes de personal y productos) permitieron sanear las cuentas y comenzar una recuperación que, actualmente por nuestra proximidad, no podemos valorar en su justa medida, pero que podemos decir que es titánica, hasta convertirse en la empresa tecnológica más poderosa del mundo y con una capitalización que dobla a la segunda (una petrolera, ¿quién podría adivinar que Apple acabaría valiendo más que la petrolera más importante del mundo!).

Como detalle sobre la inmensidad de su cifra de negocios, recordemos que el consejo decidió empezar a repartir dividendos a sus accionistas porque, según su nuevo CEO, Tim Cook, tienes más dinero del que necesitan para gestionar la empresa. Y aún así ganan mucho más dinero del que gastan, con lo que a cada trimestre la montaña de billetes se hace más y más grande.

Para llegar a este punto, Apple tuvo que dar un cambio de dirección. De los mercados de nicho en los que se movía (creatividad, fotografía, cine, música, educación,…) empezó a atacar la electrónica de consumo, al público en general que habitualmente sólo tiene una condición primigenia: que las cosas funcionen.

Con esa sencilla propuesta de valor, Apple empezó su escalado, utilizando como gancho un ordenador sencillo, de apariencia inaudita, que dejaba ver su interior a través de un plástico de color azul.

Siguió el iPod, el iPhone, el iPad, la tienda de música, de libros, de cine,… El resto, como se suele decir, es historia.

Pero nada es gratis en esta vida. A Apple, su necesidad de concentrar esfuerzos en lograr un objetivo tan ambicioso, le obligó a alejar su atención de los mercados que tradicionalmente la habían mantenido a flote y, pese a sus esfuerzos, no pudo mantener el pulso para conseguir que su marca se asentara dentro del mercado que tradicionalmente se les había resistido: la empresa.

El Xserve/Mac OS X Server

En su intento de expandir su alcance y formar un ecosistema completo que pudiera penetrar en la empresa, Apple lanzó su versión de sistema operativo de servidor  (llamado OS X Server) y una línea de servidores y servicios (XServe, Xgrid, Xsan, etc.).

Sin embargo, una empresa (y en esto entran desde la BBC hasta Prisa o Renault) no va a instalar una granja de servidores sin saber que van a tener soporte durante los años venideros, que los productos van a estar disponibles y , por supuesto, que los precios van a ser competitivos. Algo que Apple nunca ha querido hacer. No habla de productos futuros, ni garantiza soporte más allá de lo estrictamente obligada por la ley.

Además, sólo da soporte a la última versión del sistema operativo disponible, por lo que, si una empresa, dependiente de los servicios internos desarrollados, decidía esperar un poco a actualizar, dejaba de recibir soporte por parte de Apple. O si actualizaba algún componente y tenía problemas de funcionamiento, la única respuesta que recibía de Apple era un “lo siento, tiene que actualizar a la última versión”. Daba igual que se tratara de inversiones de cientos de miles o que la nueva  versión aún fuera incompatible con aplicaciones que se utilizaban constantemente en la empresa. A Apple sólo le interesaba… Apple.

Como suele ocurrir, esto provocó que nunca se adoptara la plataforma Xserve en cantidad suficiente, por lo que Apple decidió cancelarla y dedicarse a lo suyo: a vender dispositivos en millones de unidades, a gente que pocas veces requiere soporte a lo largo de la vida del producto, y que cuando necesitan una reparación puede cobrar lo que le parezca bien, sin tener en cuenta precios de mercado.

Para remate, jugadas como la que realizó con la actualización de Final Cut Pro o la que está a punto de ejecutar con Aperture no hacen sino ratificar a los responsables de I+D que los ordenadores de Apple no son más que juguetes caros que compran los directivos porque quieren estar a la moda. Pero para trabajar en serio, Windows o Linux.

Los fans de Apple podrán argumentar la situación como quieran, pero las inversiones en las empresas se miden por determinados parámetros y Apple nunca quiso jugar según las reglas. Finalmente, acabó expulsada del partido.

El iPad en la empresa

En el mapa de estrategia de Apple, pensaron: pues si no podemos con los Mac, vamos a intentarlo con esta nueva categoría de ordenadores que hemos lanzado (no dejan de ser portátils “sin tapa”). Como todo el mundo querrá usarlos, tendrán que acabar dejando que Apple entre en las empresas y a partir de ahí entrarán los ordenadores. Porque “simplemente funciona” ¿no es verdad? si eso funciona con la gente, y los directivos son gente, tiene que funcionar en la empresa.

Y así empezó la campaña de Apple sobre el iPad en la empresa. Y los anuncios sobre lo productivos que son, y las maravillosas aplicaciones disponibles, bla bla.

Pero la realidad es que los iPads se utilizan /y funcionan, de una manera autónoma, es decir, no se conectan a ningún servidor, y sus opciones de compartir información interna son, ejem, ridículas -por decir algo suave.

A pesar de la marcha triunfal de Apple sobre “el iPad en la empresa” y cómo está revolucionando las formas de trabajo, y la comunicacion, etc. la realidad es que era todo mentira. Es cierto que (como pasa en buena medida con los ordenadores portátiles de Apple) los directivos tienen un iPad, pero son en general para usos convencionales, no diferentes del uso que hace cualquier otra persona en su casa: leer el correo, navegar, leer un libro, etc.

Si en alguna empresa se utilizan como herramienta de trabajo, se hace a través de una conexión al servidor (gestiona almacenes, cursa pedidos, etc.) no como herramienta de trabajo sustitutiva de un ordenador tradicional.

Muchos dirán que esto es mentira, que el iPad … (inserta aquí tu razonamiento irrefutable). Pero entonces llegó el acuerdo de Apple con IBM, por el cual IBM se comprometía a desarrollar aplicaciones exclusivas para el iPad, a cambio de ser integrador preferente y dar el soporte a empresas.

 

Para ver en qué medida este acuerdo demuestra que el iPad en la empresa no estaba “penetrando” como la publicidad de Apple decía, pongámoslo en pasiva: si el iPad está tan introducido en las empresas y se utiliza de formas tan creativas, ¿no debería haber llegado IBM de manera natural a desarrollar para sus clientes en esa medio? Si el iPad es la nueva plataforma, conquistando el mundo sin apenas resistencia, ¿qué necesidad tenía Apple de comprometerse con IBM en un acuerdo de larga duración?

La respuesta: a la hora de la verdad, el iPad en la empresa era algo anecdótico, sin incidencia real en cómo funcionan las empresas en el día a día, y por eso Apple ha necesitado recurrir a alguien que sí las entiende para intentar expandirse en el que puede ser su principal mercado cautivo -una vez una empresa integre iPads en las operaciones del día a día ya es poco probable que cambie a otra plataforma.

Por lo anteriormente expuesto, Apple sigue siendo considerada periféricamente en la empresa, y nunca es un factor a tener en cuenta a la hora de pensar en plataformas. No negamos que lo ha intentado, con esfuerzos notables (teniendo en cuenta quién era y de dónde venía, aunque con poca convicción para el tipo de cliente que quería atacar) aunque con escaso éxito al principio y nulo después.

Apple lo sabe,  y lo acepta. Y se da un chapuzón en sus millones de dólares y piensa “no me importa, no lo necesito”.

26 Comments

  1. Santi Larrea

    Entiendo el planteamiento del artículo y lo comparto.
    Pero creo que hay que entender que la incursión de apple en la empresa es real, aunque no donde se le esperaba.
    Ciertamente, no imagino el día en que un proveedor de software me diga “Y además podemos implementar la solución en OSX para servidores tal tal y tal”.

    VALE, PERO.

    Apple en la empresa no es un proveedor de soluciones informáticas.
    [b] ES UN PROVEEDOR DE MUEBLES.[/b]

    De la misma forma que puedes escoger comprar sillas baratas o sillas de diseño, puesdes escoger comprar un portatil lenovo o un ipad para visitar a tus clientes o dar cierto toque de sofisticación y “Wealth”.
    Afectará al funcionamiento de la empresa y a su forma de trabajar? NO. Pero si a la imagen de cara a cliente.

  2. Ian

    No estoy del todo de acuerdo: en el sector farmacéutico (recuerdo que es uno de los más potentes a nivel mundial), la visita médica mueve miles de millones de €/$ y ahí, el iPad es el rey absoluto. Ha desplazado al portátil totalmente. No es un mal ejemplo del éxito de este dispositivo en las empresas.

    Creo, que cuando se habla de este tema, se yerra el tiro al pensar que empresa es IBM o son autónomos del diseño.

    Dicho esto, yo también creo que la ultrasimplificación de Apple en pro del mercado doméstico ha hecho que pierda gran parte del potencial que tenía en el sector profesional.

  3. Jose CS

    “Pero para trabajar en serio, Windows o Linux. ”

    Siempre me han resultado curiosas ese tipo de afirmaciones. Quizas la intencion es la de flamear, pero no puedo estar menos de acuerdo.

  4. Alberto Lozano

    Y ya que has mencionado a Renault, recuerda que hubo un tiempo que Renault obligó a todos los talleres de Europa a comprar un producto que la propia Renault les vendía para la gestión de piezas de recambio. Ese producto era un Powermac G4 y o lo comprabas o te daban de baja cómo taller de la marca. No sé cuantos talleres tiene Renault en Europa pero creo que debió de suponer un buen pellizco para Apple

    Era la época en que Renault tenía dos modelos de Clio llamados “Clio Apple” que venían con un Powerbook en el maletero y un embellecedor con el logotipo de la manzana en el lateral. Esos dos modelos se comercializaron a partir de octubre del 96. Por cierto, yo compré el de 110 caballos en 1997 que me vino con un Powerbook 1400cs en el maletero

    Y, efectivamente, al menos en USA y por los contactos que yo tengo allí, todos los medicos de todos los hospitales y todas las especialidades usan iPad con aplicaciones especificas.

    Anuncio del Clio Apple de 1997
    http://youtu.be/kL-m92RHLTA

  5. autoy

    Todo el mundo es consciente de que las decisiones IT de cualquier empresa son una cuestión política y no de eficiencia tecnológica. Los contratos no se dan por meritocracia, es de ilusos pensar algo así.

  6. aballon

    Otro articulo un poco ligero. Los números de ventas del iPad son claros. Nadie tiene argumentos para defender el éxito de Apple en la empresa, como dice el articulo, Apple lo sabe y lo acepta. Entonces, ¿por qué el artículo?
    El tema que podría ser interesante es saber en qué consisten los acuerdos con IBM para precisamente comentar sobre las posibilidades del futuro.

  7. cammorin

    Apple nunca quiso trabajar en servidores, hubo un tiempo “muy corto” que sí lo hicieron.

    Creo que lo desestimaron por la gran inversión a corto plazo, de hecho instalé en varias y grandes corporaciones en ése corto espacio de tiempo Xserver de Apple con sus correspondientes Xraid enracados en grandes POS. ¿Cual ha sido el resultado? qué Apple dejó de dar soporte en muy corto plazo de tiempo y las corporaciones implicadas tuvieron que optar por otras soluciones, desde luego no es de recibo discontinuar un producto empresarial cuándo era el momento de introducirse en el mercado y potenciarlo.

    Desde luego el Hardware “ya discontinuado” y el Software que continúa es de lo mejor en servidores que he visto. Simple, Sencillo y Eficaz.

    Me molestó y disgustó muchísimo que discontinuaran la línea de Servidores para el sector de gran empresa, aunque se pueda hacer en pequeñas PYMES actualmente.

    Apple te mereces dos azotes en el culete, que dejaste a muchas empresas con una gran inversión realizada en pelotas… y todo por tu prepotencia.

    Te cargaste a muchas empresas por el camino, desde tus propios distribuidores de producto, hasta empresas dónde invirtieron y confiaron en ello…

  8. Alquimista

    Será deformación profesional, pero creo que quien más está haciendo por introducir el Mac y el iPad en la empresa no es Apple sino… FileMaker. Sí, esa empresa que, sorprendentemente, pertenece a Apple aunque muchas veces parece que ni la una ni la otra lo saben.
    Cuando ves una empresa con Macs, y fuera del entorno típico de diseño, artes gráficas y demás, es porque alguien les ha creado una aplicación de gestión con FileMaker.
    En fin, es lo que creo, pero puede que solo sea deformación profesional y sólo vea lo que quiero ver.

  9. jaguayo

    Creo que Apple nunca ha abandonado a las empresas porque jamás estuvo en ellas.
    Y quien no está no puede abandonar.
    Absolutamente cierto lo de FIleMaker. Aunque creo que estos también se están saliendo. Mucha actualización que no aporta nada, salvo un cambio de formato de fichero que te crucifica.

    Un saludo.

  10. Diego Adrián Quintana

    Articulo de Opinión, a mi criterio equivocado, primero porque 10 años atrás la palabra apple era sinónimo de profesional audiovisual, hoy en día es sinónimo de lifeStyle personal y laboral. El paradigma de BYOD (Traer su propio dispositivo) hace que producto apple entre desde la casa a la empresa.

    Segundo, vivo de ir a clientes, y la proliferación de macs en los clientes es asombrosa. Hoy la virtualización (Vmware fusion y Paralells) hace que puedas usar ambos en un mac a la vez, eso abrió muchas más puertas y encima las apps en su mayoría van mutando a la web.

  11. chupacabras

    #11 si jugamos a eso, juguemos bien:
    http://www.mysql.com/customers/
    https://www.oracle.com/search/customers/
    http://www.enterprisedb.com/success-stories/customers

    Hasta MariaDB (que es “mas o menos” nueva):
    https://mariadb.com/about/customers

    #14 y ahí has dado con el problema real “aplicaciones”. Aunque ahora se esta portando “todo” a crear aplicaciones web, el numero de aplicaciones con soporte continuo bajo OSX es entre bajo y nulo. Podrás ver departamentos de IT llenos de Macs (un ejemplo es donde trabajo) pero les veras corriendo aplicaciones con explotación en ellos. El vaso es diferente del liquido que contiene.

    “Han convencido” a muchos desarrolladores para multiplicar y mejorar el entorno Apple con aplicaciones, pero no han apuntado a las soluciones empresariales… y los que las creamos, el movernos a otros entornos cuando ya tenemos todo el pescado vendido y con lo que cuesta cambiarse.

  12. Alberto Lozano

    #15
    Las bases de datos que mencionas no están en el mismo cajón que Filemaker ni tienen las mismas aplicaciones. Seria comparar huevos con castañas, ambos alimentan pero no son lo mismo.

  13. Mandibul

    Imho, en los comentarios se ha rondado la clave de cómo podría crecer Apple en el sector empresarial.
    Si la raíz es que no hay aplicaciones (de ahí la asociación con IBM), la solución es que la plataforma ya no importe (con parallels o VMware).
    Para ese trozo del pastel donde les importa invertir en HW de calidad, el Mac podría ser la opción.
    Si -en paralelo- IBM trabaja con Apple para que sus soluciones sean compatibles, tooooda la cuota de mercado actual de IBM pasaría a contemplar Apple como una alternativa.
    No digamos si la evolución hace que se incorporen otros dispositivos Apple.

    Por último, agradecer al autor el artículo entretenido de leer y decir que renunciar a esfuerzos en la empresa, para hacerse inmensamente rico en el consumo no parece mala decisión, si echamos la vista atrás.

  14. Alquimista

    #18 gorgioesponja, con mi referencia a FileMaker Pro no estoy en absoluto menospreciando a todos los otros gestores de bases de datos ni muchísimo menos, simplemente digo que si hay Macs en la empresa se debe más a los desarrolladores de FileMaker Pro que a la propia Apple.
    Por supuesto que en lugares donde la gestión se realice con Oracle, por ejemplo, un Mac será tan útil como un Windows, pero la realidad es que esas bases de datos casi siempre son utilizadas bajo Windows mientras que los Mac de oficina suelen utilizar FileMaker Pro.

  15. chupacabras

    #20 teneis un pequeño problema donde confundis el gestor de la base de datos con la base de datos en si (o el motor).

    Solo una cosa, recuerda que Access no es una base de datos, es el gestor del Jet Database System integrado en Microsoft (como ejemplo que pongo a la gente para que lo coja),

  16. Richard Eduardo Salvatierra Ube

    Este es mi primer comentario en esta plataforma y en serio, he quedado muy contento por sus opiniones, muy pocas veces encuentras calidad en los debates. Y respecto a vuestros comentarios, concuerdo plenamente con lo que ha significado para Apple, llegar en la última década a las empresas, siempre tuvieron esa mala fama de incompatibilidad, no obstante, Parallels y similares han acortado ese inconveniente. Respecto a la alianza con IBM, sinceramente lo veo como algo arriesgado, pero bien dicen que quien no arriesga no gana (y no cruza el río).

    Hasta pronto.

    Saludos desde Guayaquil – Ecuador.

  17. chupacabras

    #24 no han acortado, han dado un rodeo. Tu ahi no usas aplicaciones especificas creadas para la plataforma OSX sino que sigues usando las de otras plataformas.

    Por suerte, en la mayoria de las empresas, la tendencia es crear aplicaciones web que son multidispositivo, para las tareas comunes, con lo que el crecimiento de aplicaciones especificas para Apple puede ser menor que no significa que no se usen “Macs” en la empresa.

  18. joseluismen

    #4 El primer coche de mi hermano fué un clio apple, pero por supuesto, el ordenador mac no aparecía por ningún lado 🙂 Hicieron mucha publicidad, pero la gente de la calle que no tenía ni idea de que era Apple los rechazó. Y los concesionarios se hicieron de oro: el llegó a casa todo contento de que le daban un descuento de 100.000 o 150.000 pesetas, sin saber que lo que rechazaba era mucho más caro.
    El tema del soporte es lo más importante en mi opinión, para cualquier empresa, grande o pequeña. Eso de que un iMac G5 con 10.4 no pueda ser actualizado simplemente para ser seguro online, ni disponga de un lector de correo actual es algo rídiculo. Esto significa por ejemplo, que no se puede acceder al correo ni de icloud, ni de live.com, ni hotmail… ¿realmente para navegar y enviar mensajes es necesario un mac de última generación? Según Apple y sus asociados, SI . Y eso una empresa grande o pequeña no lo entiende.
    Por tanto, en tiendas de diseño si que entran como “muebles”. También porque no existe casí soporte real a ninguna aplicación contable, de TPV, o gestión que tenga un precio razonable. Yo mismo he usado tres de ellas. A cada cuál más cara. Sólo por mi empecinamiento en seguir usando mac, continúo con ellas. Pero si realmente mirase el coste-beneficio, se iban a quedar de pisapapeles y optar por un PC en condiciones.
    Si quieren ese ritmo de actualizaciones, han de bajar el precio un 90 % y aún así, no en todos los sectores se podrá optar por ellos. A veces es más interesante el soporte de larga duración, a un buen precio. Mientras piensen que un uso fácil y general, y es mejor, seguirán fuera del mercado profesional.
    Hace dos meses adquirí Adobe Creative Cloud tras la deserción de Aperture. Es caro. Pero al menos es más seguro que no te dejan tirado tan rápido. Aunque no me gusta nada el tema del alquiler. Al menos podrían optar como Xojo, que mientras pagues accedes a nuevas versiones. Pero cuando finalizar el contrato, puedes seguir usando la última. Con Adobe, como Apple, es todo o nada.

Deja una respuesta