209 3

Patentes, demandas y redes sociales. Una entrevista con Florian Mueller.

Florian Mueller es un antiguo activista de la propiedad intelectual convertido en analista con 25 años de experiencia en la industria del software, que abarcan diferentes segmentos de mercado (juegos, educación, productividad e infraestructuras), diversos modelos de negocio y amplias áreas técnicas y comerciales, lo que le permiten aportar una perspectiva holística. Florian aconseja a clientes en las guerras de patentes que rodean los dispositivos móviles, y sobre sus implicaciones técnicas y económicas.

Además, Florian ha asesorado al Real Madrid a nivel europeo (UE) sobre derechos de transmisión de partidos de fútbol y problemas de gobernanza deportiva. También asesora a clientes sobre problemas con propiedad intelectual, fundamentalmente a empresas de servicios financieros, pero también de otros sectores, como es el caso de Microsoft.

Su blog es FossPatents

—-
Hola Florian, ante todo muchas gracias por tu tiempo y por explicarnos un poco mejor toda esta locura de las patentes. Supongo que lo primero es preguntarte sobre tu postura personal sobre las patentes. 
 

P: ¿Qué opinas sobre sobre el sistema actual de patentes?
 
R: Creo que el sistema actual favorece la cantidad sobre la calidad. Las oficinas de patentes sufren presiones políticas para conceder muchas patentes. Pero en realidad debería haber incentivos para examinar las aplicaciones de las mismas muy cuidadosamente y rechazar muchas malas solicitudes de patentes. También creo que hay un problema con algunas jurisdicciones, como Alemania, que conceden prohibiciones (para vender un producto) con demasiada facilidad. Creo que un juzgado debería, antes de prohibir un producto, preguntarse si los intereses del propietario de la patente están suficientemente protegidos solicitando una multa en caso de que se infrinja una patente.
 
P: Todas las empresas que están en litigación suelen afirmar en una ocasión u otra que el sistema de patentes no funciona -especialmente cuando conviene a sus argumentos. ¿Hay que cambiar el sistema de patentes?

R: En cierto sentido, “todas” esas empresas se quejan del estado de las cosas, pero entre ellas hay diferencias fundamentales. La mayoría de ellas quieren mejoras, pero quieren seguir con el sistema tal y como está. Hasta el momento, Google es la única gran empresa de IT que ha criticado el sistema en sus fundamentos, pero ¿sabes qué es lo más extraño? Google es la única gran empresa de IT que debe su creación y su éxito a una patente de software. El fundador de Google (y actual CEO) Larry Page, obtuvo la famosa patente de PageRank a finales de la década de 1990. Con esa patente, los fundadores de Google consiguieron dinero de inversores de capital riesgo. No tenían un plan de negocio, o un producto vendible, pero tenían una patente de software -una muy amplia y generalista, encima. Cuando empresas como IBM, Microsoft, Oracle y SAP comenzaron, ni siquiera se podía patentar el software.
 
P: ¿Habría que hacer un “reset” del sistema de patentes y empezar desde cero, sabiendo lo que sabemos ahora sobre cómo funciona la innovación?

R: Es muy difícil convencer a los políticos de que hay que abolir el sistema tal y como está planteado ahora, o rediseñarlo completamente desde la base. Cualquiera que haga esa propuesta se enfrenta a un gran peso con las pruebas. Hay buenos argumentos contra el sistema de patentes y fuertes indicadores de que produce demasiadas malas patentes y causa enormes problemas -pero el sistema de patentes ya existe, y eso significa que todo aquel que quiera derogarlo por completo o por partes deberá demostrar que tiene algo mejor para reemplazarlo. Los políticos no se la van a jugar con el marco legal de la economía basada en el conocimiento.

Desde mi punto de vista, sería mucho más realista y deseable educar a los políticos en que el acercamiento más adecuado para las patentes debe basarse en que  “más es menos”. Hasta el momento, la mayoría de los que deben tomar decisiones políticas creen que un mayor número de patentes se corresponde con un mayor nivel de actividad innovadora, cuando en realidad podría reflejar simplemente inflación. Creo que cambiar de mentalidad es el primer paso a conseguir antes de que podamos hablar de cambios más radicales.
 
P: Otra de las preguntas que parece obligado hacerte es ¿por qué cubres todo lo relacionado con las demandas de Apple? ¿Tienes alguna vinculación con la empresa de Cupertino?
 
R: Tengo muchos clientes. Sólo este año, he asesorado a 21 clientes diferentes, muchos de ellos inversores profesionales que quieren entender hacia dónde van las cosas para poder tomar las decisiones adecuadas en sus inversiones. También aconsejo a empresas de la industria a veces. Por ejemplo, recientemente he anunciado un estudio relacionado con las patentes en los estándares industriales, y ese estudio está encargado por Microsoft -sin embargo, yo soy independiente y expreso mis opiniones, que son bastante diferentes de las de Microsoft, Apple o cualquier otro.

Hace poco informé sobre el juicio perdido por Apple contra Nuevas Tecnologías y Energías Català en la corte de la región valenciana, así como los fallos contrarios a Apple en Alemania en los litigios con Motorola Mobility. No creo que alguien que tuviera preferencias por Apple o Microsoft lo hiciera.
 
P: Normalmente se suele argumentar que -hasta el caso Android- Apple solía ser “pasiva” en el tema de patentes, ejerciéndolas sólo cuando alguien la atacaba o cuando alguien se metía descaradamente en su terreno ¿era cierta esa postura o es un mito?
 
R: Apple intentó ejercer derechos de propiedad intelectual -relacionados con interfaces de usuario, pero no exactamente patentes -contra Microsoft hace mucho tiempo. Pero rara vez lo hacen, y es cierto que Android constituye una situación especial.

Android está conquistando el mundo. Si Apple no consigue impedir que Android ofrezca la misma experiencia de usuario que iOS, estará estratégicamente destinada a quedar marginada de nuevo, como cuando el “duopolio Wintel” (Windows e Intel) marginaron al Macintosh no hace tanto tiempo. De conseguirlo, Apple, que actualmente tiene una capitalización de mercado de entre 350 y 400 miles de millones de dólares, probablemente volvería a convertirse en una empresa de [sólo] 100 mil millones de dólares.
 
P: Sin embargo, con el asunto Android, Apple ha cambiado completamente su forma de actuar y ha pasado a la ofensiva, intentando frenar todo lo posible la comercialización de los terminales. Para el espectador no entendido, la pregunta más obvia es ¿Por qué Apple no demanda directamente a Google (si como Jobs pensaba, Android es “el robo del siglo” en cuanto a propiedad intelectual) en vez de pelearse uno a uno con todos los fabricantes?
 
R: Hay diferentes razones para esto. Bajo la ley de patentes, un propietario de patentes puede demandar a diferentes partes de la cadena de abastecimiento, o incluso a usuarios finales en algunos países. Obviamente, nadie quiere demandar a sus clientes reales o potenciales si puede evitarse.

Con respecto a la estrategia de demandar a los fabricantes de dispositivos en vez de a Google, Google está intentando heredar los pleitos con Apple a través de la compra propuesta de Motorola Mobility. La propia Google hizo mucho para “animar” a los propietarios de patentes a que fueran a por los fabricantes de dispositivos en vez de a la propia Google.  por ejemplo, en su demanda contra Oracle, Google presentó argumentos como “no ganamos dinero con Android, así que Oracle no tiene derecho a cobrar nada por daños” y “Oracle tiene que probar de manera independiente para cada dispositivo Android que infringe sus patentes”. Viendo ahora cómo Google se defendió contra Oracle, es fácil ver por qué los fabricantes de dispositivos son objetivos más sencillos. Creo que Oracle debería haber demandado a Samsung, Motorola y HTC en vez de a Google.

En algún momento, si Apple tiene un conjunto de patentes ganadoras que ha conseguido imponer contra diferentes fabricantes de dispositivos Android, cogerá ese “equipo ganador” de patentes y lo ejecutará contra la propia Google, creo yo.

P: Apple ha perdido un caso (al menos preliminarmente) en España, contra un pequeño fabricante de tablets con Android. Por lo que he leído en tu blog, parece que a la empresa de Cupertino “se le fue la mano” intentando detener la venta también por lo criminal. Parece que las demandas y las disputas por patentes pueden crecer tanto como uno desee, ¿tanto esfuerzo legal puede acabar distrayendo a Apple del foco central en innovación y nuevos productos? 
 
R: En España, aparte del caso que mencionas, Samsung también ha estado tomando medidas preventivas para el caso en que Apple presente batalla en vuestro país. De momento, no tienen gran importancia, pero si Apple se muestra agresiva, la cosa puede ponerse realmente interesante.

Con respecto a si tantos frentes abiertos en el aspecto legal pueden distraer a Apple en el desarrollo de productos, no lo creo. Tienen suficientes recursos humanos y financieros como para perseverar en todo a la vez: innovación y litigios.
 
Siempre existe el riesgo de que las patentes, si se consiguen demasiado fácilmente, puedan convertirse en un sustituto de la innovación, en vez de en un incentivo. Sólo un estándar de patentes de mucha mayor calidad podría resolver ese problema. Pero en el caso de Apple, creo que sencillamente no pueden detener a Android si no es con demandas.
 
Si Apple abandonara sus acciones legales contra esas empresas que utilizan Android sin asegurarse que Android queda debilitado como consecuencia de ello, Apple se hundirá.
 
P: ¿No acabará siendo un ruido de fondo insoportable verse todos los días en los medios de comunicación por cuestiones que no tienen nada que ver con atractivos productos que la gente quiere comprar? 
 
R: Creo que tanto los “fanboys” de Apple, como los “fAndroids” comprarán lo que les guste sin importarles nada las demandas, a menos que los juzgados prohiban ciertos productos.
 
P: ¿Puede esta guerra de patentes acabar siendo un problema de relaciones públicas donde se percibe a Apple como empresa hostil?
 
R: Creo que si pudieran evitarlo, preferirían no litigar, pero el daño que esto puede causar a la imagen de Apple es mucho, mucho menor que el daño que Android hace al negocio de Apple. No hay forma de que Apple pueda vender dispositivos móviles con márgenes de cientos de dólares por dispositivo a menos que pueda limitar la amenaza que representa Android.
 
P: Otro tema que me gustaría abordar contigo es la importancia de los nuevos medios para la empresa. El blog, twitter, LinkedIn… Según me parece entender, eres un profesional al que contratan otras empresas para casos de patentes. ¿Es así?
 
R: Sí, algo así, pero déjame que aclare algo: no ayudo a las empresas en sus demandas. También rechazo ofertas para ayudar a empresas a vender sus portafolios de patentes. Mi enfoque se centra en monitorizar y analizar demandas, acuerdos de licencias y transacciones. Las empresas me buscan  para encontrar respuestas sobre qué hacen otras empresas y para tener una idea de en qué punto están ciertas disputas y procesos.
 
P: Está claro, por la cantidad de publicaciones de tu blog cada día, que dedicas una parte importante del tiempo a comunicar e interpretar la situación de las demandas por patentes en el segmento de la movilidad. ¿Cómo valoras tú ese tiempo dedicado al blog? ¿Has encontrado rentabilidad económica a tu actividad en el blog (es decir, publicar te ha traído más clientes)? ¿Tienes web profesional o todo lo tienes centrado en Blogspot?
 
R: Es cierto que hay una gran cantidad de trabajo que va directo a mi blog, pero muchas de las investigaciones que hago serían necesarias de todas formas para poder informar a mis clientes. Así que mi modelo de negocio es el llamado “freemium” (“free” + “premium”): el blog es gratuito, pero si la gente quiere explicaciones individualizadas o más detalles de los que ofrece mi blog, pueden contratarme como consultor. Mi blog y mi presencia en los medios, por supuesto, sirve como herramienta para conseguir clientes, pero no hago promoción de mis servicios de una manera agresiva en mi blog. La gente se pone en contacto conmigo si les interesa.
 
Sin embargo, a menudo acepto entrevistas y me implico en otras actividades aunque no vaya a obtener ingresos. Por ejemplo, estoy encantado de hacer esta entrevista porque sé que tu web se dirige a un público que está muy interesado en estos problemas. La probabilidad de que entre tus lectores haya inversores que puedan contratarme, es -con todo respeto- bastante baja comparada con, por ejemplo The Wall Street Journal o New York Times. Pero aún así, me gusta mantener contactos con comunidades que se preocupan por estos temas, sean Apple, Android u otras plataformas.
 
P: También tienes una enorme cantidad de seguidores a través de Twitter (más de 8.500 la última vez que miré), supongo que muchos son seguidores genéricos de la actividad de Apple que confían en tus análisis para saber qué ocurre en el frente de la “guerra de los móviles”. ¿Qué importancia le das a este medio de comunicación?
 
R: Twitter es enorme y con gran impacto, pero el límite de longitud del mensaje es un problema real cuando se trata de complejos temas legales. Puedes hacer una pregunta dentro de ese límite, pero rara vez podrás ofrecer una buena respuesta. Me gusta Google+ como canal adicional donde no hay tal límite -y Facebook, donde sólo tengo un número limitado de contactos (gente que conozco).
 
Yo utilizo Twitter para (a) promocionar los posts en mi blog, (b) compartir otros artículos que creo que pueden interesar a mis lectores, y ( c) ofrecer comentarios cortos sobre asuntos que no quiero elaborar en el blog, aunque a veces para ( c) escribo un comentario en Google+ y después lo enlazo en Twitter.
 
P: Por último, una pregunta que me gusta hacer ¿has conseguido algún nuevo cliente a través de LinkedIn?
 
R: Nunca lo he usado para conseguir clientes activamente, pero he sido contactado por clientes potenciales en algunas ocasiones, y en un par de casos se tradujeron en una relación laboral real.
 
Tengo más de 800 contactos en LinkedIn en estos momentos. Es fantástico estar en contacto con la gente porque puedes ver donde trabajan cuando cambian de trabajo e inmediatamente tener una forma de estar en contacto con ellos incluso aunque cambie su dirección de correo electrónico. Me gusta mucho.
 
Muchísimas gracias por tu tiempo y tus conocimientos en mi nombre y en el de todos los lectores de faq-mac, Florian, ahora todos entendemos mejor qué está pasando en este mundo de las patentes, Apple y la telefonía móvil. A pesar de todo, me temo que dentro de poco tiempo volveremos a hablar, porque la actualidad manda. ¡Hasta pronto!
 
Gracias a vosotros por vuestro interés en hablar conmigo y ¡espero que sigamos en contacto!

 

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

3 Comments

  1. Alf Post author

    #1 #2 ¡Me alegro! A mi también me ha resultado muy interesante leer sus opiniones específicamente dirigidas al tema de Apple. Por cierto que el canal está abierto, así que a medida que vayan surgiendo nuevas preguntas, repetiré la entrevista.

Deja una respuesta