Un paso más cerca de los coches de hidrógeno

Para comercializar vehículos ecológicos que funcionen con hidrógeno, antes es necesario implantar la infraestructura y los procedimientos correspondientes. En el marco de un proyecto se trabajó por la estandarización a escala europea con el fin de que los coches de hidrógeno sean una opción mucho más viable.

La industria de la automoción evoluciona hacia el uso de combustibles más ecológicos, como el hidrógeno, y ello plantea la necesidad de estandarizar la normativa sobre las estaciones de repostaje de hidrógeno (ERH). Lamentablemente, existen cuestiones relativas a la concesión de las licencias pertinentes que han retrasado considerablemente el establecimiento de estaciones de repostaje y la introducción de los vehículos de hidrógeno.

El proyecto financiado con fondos europeos Hyapproval («Guía para la aprobación de estaciones de repostaje de hidrógeno») sirvió para elaborar una guía destinada a la administración que explica la manera de aprobar ERH y de subsanar los obstáculos a su utilización. Además, el equipo del proyecto elaboró directrices relativas a las ERH y recomendaciones para la definición de normas internacionales.

Para empezar, el equipo del proyecto definió tres tipos de ERH, cada una de un tamaño distinto, para su certificación en los distintos países de Europa, especificando el equipo de seguridad necesario y normas pertinentes. Para la edición de la guía recogió toda la información necesaria, teniendo en cuenta la opinión de autoridades competentes de varios países europeos.

En la guía se abordan cuestiones de seguridad relacionadas con el diseño de las ERH, su construcción y funcionamiento. Además se realizaron talleres de evaluación de riesgos y simulaciones de accidentes con el fin de definir las mejores prácticas en este ámbito.

Hyapproval también generó informes técnicos que versaron sobre la geometría del receptáculo de los vehículos, el intercambio de datos entre el vehículo y la ERH, los procesos de repostaje y la seguridad durante el mismo. También se editó un manual para conductores que gozó de una gran aceptación internacional. El proyecto tenía además el cometido de concienciar a la opinión pública sobre las ERH y de dar difusión a la guía.

La versión final de la guía elaborada en el marco del proyecto consta de dos partes: «Directrices para el diseño, el funcionamiento y el mantenimiento de una ERH» y «Concesión de permisos». Constituye un primer paso importante hacia el establecimiento de una política europea común y de la base para que las autoridades nacionales adopten procesos similares para la concesión de permisos.

Fuente: Cordis

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Eduard Ros
Eduard Ros
10 years ago

Recomiendo ver el documental:

Quién mató al coche eléctrico?

————
Eduard Ros

RosHardware

mikeunimac
mikeunimac
10 years ago

Ros, respondo a tu pregunta sobre el coche eléctrico.

La gran autonomía (cantidad de kilómetros que se pueden hacer) de los vehículos de combustible fósil.

Creo que todos sabemos que el coche eléctrico tiene casi 1 siglo, que a principios del siglo 20 se utilizaron flotas de coches eléctricos como taxis y otros usos en New York.

Tenían un gran reprís: ¿nunca habéis visto ese golpazo más o menos de cero a 50 Km/hora en algunas películas de cine mudo?

Yo no estaba allí, pero he leído varias fuentes que detallan esto que cuento.

mikeunimac
mikeunimac
10 years ago

Pues hombre, a mediados de los 80 en las noticias, era verano, eso seguro, vimos en casa un Ford Fiesta que tenía unos salientes en el capó, uno de ellos era cilíndrico.

Las noticias contaban que en ese recipiente es donde colocaban el hidrógeno y que de momento no era tecnología utilizable porque “sólo” alcanzaba los 80 KM/hora.

En fin, que es muy triste que haya noticias que se olviden “en cero coma”.

Alquimista
Alquimista
10 years ago

El coche eléctrico tiene dos problemas fundamentales:
– Baja autonomía. Aunque es cierto que la mayoría de la gente hace a diario menos de 65 km., también es cierto que no tenemos un coche para diario y otro para viajes.
– El altísimo coste de las baterías de gran autonomía. Si tienes un coche eléctrico deberás cambiar las batería cada 5 años y desenbolsar de 10.000 a 20.000 €. Renault saca un mini coche eléctrico con las baterías en renting a 40€/mes y a todo el mundo le parece un robo… ¿en qué quedamos?

El hidrógeno sólo tiene a priori un problema: no hay distribución. Las gasolineras se han creado a lo largo de 100 años y harán falta no menos de 20 para que haya una red de ‘hidrogeneras’.

Creo que la solución perfecta como transición es el GM Chevrolet Volta, tracción eléctrica apoyada por un generador optimizado. Y esto NO es un coche híbrido.

4
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x