A las barricadas, por Alf

BarricadasEl 21 de Junio el mundo Mac sufrió una convulsión como hacia muchos años que no se veía. Indignados de todo el mundo se han manifestado claramente en contra de los planes de Apple, aduciendo no se sabe muy bien qué derechos o exigiendo unas inconcretas supuestas lealtades que Apple debería mantener hacia sus usuarios profesionales. Pero todo forma parte del añejo sistema clasista del mundo Apple, reminiscente del concepto de élite de épocas pasadas y que se niega a reconocer que ni Apple es la que era, ni los profesionales son tan importantes como les gusta pensar. Esta es mi opinión sobre lo que ha pasado.

La nobleza del Mac

Desgraciadamente no me refiero al buen carácter, a la aspiración de alcanzar unos fines justos y superiores, sino al término clasista, al título de honor con que se distinguieron los descendientes de las 16 familias que dieron principio al gobierno aristocrático de Venecia. El comportamiento de los profesionales del video y la edición del mundo Mac ha sido el que cabria esperar en la Edad Media, cuando aquellos veían peligrar sus propiedades o disminuir el valor de su influencia.

Las protestas infantiles de los usuarios de los programas profesionales de video de Apple (los usuarios de audio deberían poner sus barbas a remojar) sobre como “Apple les ha fallado”, la falta de profesionalidad del nuevo software, y demás, podrían hacer pensar que alguien les ha arrebatado a su hijo de los brazos, dejándolos solos, desamparados e indefensos en medio de un territorio hostil.

No nos engañemos, es probable que se sientan así. Tantos años intocados, viendo como Apple mutaba de empresa de nicho a líder del mercado de consumo, tal vez les hizo pensar que ellos no estaban en el organigrama, que habían quedado escondidos, perdidos, e ilocalizados en Cupertino, con un grupo de programadores dedicados en exclusiva -pero en secreto- a mantener y engordar la suite de producción videográfica. Descubrir que no solo no es así, sino que te aplican el mismo régimen de renovación e innovación que al resto de los productos de la empresa, no me cabe duda que implanta un sentimiento de incomodidad en un sector que ha vivido sin sobresaltos durante una década.

1570nobles

De repente se han encontrado con que sus inversiones, su know how, sus años de Master and commander, están a punto de sufrir una devaluación brutal (todavía no, pero espera un año). Que toda la maestría que han acumulado trabajosamente aprendiendo atajos de teclado, insertando puntos de entrada y salida y aprendiendo a ojo los valores de cada filtro para conseguir el efecto deseado, las horas esperando a que los cálculos se realicen y poder visionar el resultado, sólo para descubrir que no es satisfactorio y que hay que volver a empezar, todo eso, esta a punto de esfumarse como tiempo consumido, como un pasado que no volverá y que carece de valor para el futuro. ¿Quien no protestaría?

iMovie y Final Cut

Apple es el líder en instalaciones de sistemas de producción no lineal y postproducción (espero haberlo dicho bien). Cuando llegan a la conclusión de que el camino que lleva Final Cut es el de tantos programas históricos, como Photoshop o cualquiera de la Suite Office de Microsoft, se plantean dos opciones.

Seguir ordeñando la vaca (si ya eres el líder, mejor seguir así hasta que algo externo obligue a hacer algo) o empezar a ver qué es la próxima cosa, hacia dónde van los tiros, qué vamos a hacer los editores y postproductores e intentar ser los primeros, liderar el cambio para aumentar aún más la distancia con los competidores.

Apple no es una empresa cualquiera. Al menos, no es una empresa al uso, como Adobe o Microsoft. Y no tiene miedo de meter el hacha cuando cree que el curso se ha torcido de una manera indeseada.

Los usuarios de Final Cut han soltado una risotada cínica al ver que en las primeras opciones que aparecen en el nuevo Final Cut son importar desde iMovie e importar desde iPhone. Pero nuevamente no es más que la risotada clasista y hueca del que cree que ha comprado sus títulos y que esa nueva burguesía no puede aspirar a su nivel.

Ignorar que el iPhone es una fuente de documentación que cada vez se va a utilizar más, es no estar prestando atención a iniciativas como la de la BBC, y muchas otras cadenas, que están dotando a sus reporteros de herramientas para poder editar en el propio campo utilizando precisamente eso, un iPhone, un iPad,…

Pero de momento prestemos atención a las pegas puestas a la prominencia de iMovie en los parámetros de importación:

Si fueras la empresa líder en edición de vídeo en todos los niveles del mercado (consumidor, aficionado, profesional) y decidieras que necesitas una nueva solución que te prepare para (donde tú crees que camina) el futuro, ¿por dónde empezarías?

Los usuarios de Final Cut Pro parecen pensar que en vez de un edificio, Apple debería construir bungalows independientes: una casita pequeña para los usuarios de cámaras domésticas, un chalet de dos plantas para los que (por decirlo de una forma abrupta) tienen el tiempo y el dinero pero no los conocimientos para ser profesionales, y luego un palacio para los que sí tienen los conocimientos -y los ingresos- de los profesionales.

Así, desde el punto de vista de la nobleza, Apple apenas debería dedicar tiempo a los primeros, podría demorarse un poco más en los segundos, pero el grueso de sus esfuerzos, plantilla, y recursos deberían estar centrados en mantener contentos a los que ganan dinero utilizando sus programas.

La realidad es que ese es el camino que se utilizó en el pasado, con un iMovie y un Final Cut que no tenían nada que ver. Un usuario (como un servidor) podía desear poder hacer más con iMovie, ya cansado de las mismas transiciones, y de que cada clip de vídeo pareciera de un padre y una madre distintos, intentara pasarse (avanzar, crecer) a Final Cut (da igual si era express o pro) y no entender nada. Eran edificios completamente distintos.

Imovie HT2479 02

Fcp7
Arriba: Interfaz de iMovie (actual). Abajo: Interfaz de Final Cut Pro 7

Así que si los usuarios formamos una pirámide, con una base anchísima de aficionados, usuarios ocasionales, gente ocupada que no puede dedicar más tiempo a crear vídeos que lo que tarda su pareja en empezar a gritar “¡qué diablos haces a estas horas en el ordenador!”, y esa pirámide se va estrechando hasta acabar en una punta roma donde se apelotonan las grandes productoras, estudios de cine, etc. ¿Qué tiene más sentido?

¿Quién empezaría un edificio construyendo primero el bajo y luego saltando al piso séptimo?

Lo normal es empezar por los cimientos, empezar por los bajos que es la zona por donde transita todo el mundo, y luego ir subiendo. Eventualmente se llegará a los áticos, pero por el camino se habrán dotado de servicios -también- a todo el resto de los habitantes. De esta forma, una mejora en los sótanos, o una fuga en una bajante, se arregla al mismo tiempo para todos, con un único equipo trabajando en todos los aspectos del edificio. Por supuesto, a los de la parte de arriba, se le irán añadiendo acabados de lujo, aire acondicionado, domótica,… puede que hasta ascensores privados. Pero todo se sustentará sobre unos pilares comunes.

No querer entender eso es no querer entender a Apple.

Power to the people.

Now power to the peopleRecuerdo cuando salió el primer Aperture, que un fotógrafo amigo exclamaba a mi lado “A mi me viene fenomenal que Aperture cueste 479 € y sólo funcione en máquinas de última generación. Eso me quita de en medio a todos los niñatos con una cámara”. Eso ocurría en Octubre de 2005. En Febrero de 2008, Aperture pasaba a costar 99€ y su acceso ya era compatible hasta con las máquinas más básicas de Apple. No cabe duda, la ventaja competitiva de mi amigo le había durado muy poco tiempo, y encima él se había comprado los Mac Pro que requería poder utilizar la primera versión del programa.

Como en el caso de Aperture, el principal núcleo de usuarios de Final Cut está en los aficionados (prosumidores los llama Apple, mezcla de profesionales y consumidores: quieren usar lo mismo que los profesionales, pero para sus aficiones) y las pequeñas/medianas productoras, aquellos que disfrutan haciendo las cosas bien, que no les importa investigar y aprender aquello que les interesa y tienen el dinero para comprar una buena cámara, un buen ordenador, etc.

Para los profesionales (aquellos que se ganan la vida utilizando las herramientas de Apple) es duro admitir que son un pequeño reducto, una aldea gala en medio del imperio romano, pero eso no evita que la realidad sea esa. Con el tiempo podrán disfrutar de flujos de trabajo tan avanzados y complejos que sólo aquel que cobre por ello podrá dedicarse a aprenderlos, perfeccionarlos e integrarlos. Pero mientras tanto el 99% del mercado de Final Cut llevará meses haciendo felices (esperemos) a miles de personas.

Son sólo negocios, cariño

Desde mi punto de vista, lo más llamativo del alud de protestas de usuarios de Final Cut han sido los lamentos por la presunta deslealtad de Apple, la falta de respeto a las herramientas profesionales, la falta de visión de Apple,… en fin, captáis la idea. De todo eso se transmite la idea de que Apple debe “algo” a esos profesionales que han apostado por las soluciones de Cupertino en detrimento de otras disponibles, y a los cuales ahora ha traicionado sacando una versión que tiene menos capacidades que la antigua.

No creo que haga falta decir lo perverso y vacuo de ese planteamiento. Por supuesto, es el mismo argumento que escuchamos cuando se pasó de PowerPC a Intel, de Mac OS 9 a Mac OS X, o simplemente de empresa de nicho a líder de mercado de consumo. Por hablar de este último caso, los usuarios de Mac (y en faq-mac escribimos varios veces sobre eso) nos sentíamos abandonados frente a los niños mimados del iOS que recibían constantes mejoras de sistema operativo, tiendas de aplicaciones, vendían millones de unidades…

Apple functionality

¡A Apple ya no le interesa el Mac!

¡A Apple ya no le interesan los usuarios profesionales!

¡A Apple ya no le interesa el software!

Por supuesto, una y otra vez Apple demuestra que esas afirmaciones no son ciertas, por poner un botón de muestra, ¿qué objetivo podría tener Apple en adoptar Thunderbolt si no es el de ofrecer una conectividad que los profesionales puedan aprovechar?

La propia existencia de Final Cut Pro X es la demostración de que a Apple le interesa mucho el software profesional. Sólo que le interesa el software que sirve para lo que Apple quiere: mantener el liderazgo y conseguir que nadie pueda compararse con él.

La matemática es sencilla: si ofreces las mejores máquinas con el mejor software, ganarás. Todo lo demás, es marketing (y si no, mira a los “iPad killers”).

Esto es lo que va a pasar

Dicho todo esto, no cabe duda de que la aparición de Final Cut Pro X ha provocado una fractura en el frente de los editores de vídeo.

Esto es lo que creo que va a pasar. Los “indignados” se mantendrán fieles a Final Cut Pro 7, a la espera de que Final Cut Pro X sea lo bastante potente como para darle una oportunidad. Algunos saltarán del barco y se irán a otras herramientas. Otros, empezarán a probar Final Cut Pro X y lo alternarán con Final Cut Pro 7. Y otros, se convertirán en fanáticos de FCPX y harán cosas con él que ni siquiera Apple sabía que se podían hacer, empleando las herramientas de forma original e imprevista.

Los primeros perderán el tren, porque nunca percibirán ese momento en el que deberían pasarse a Final Cut Pro X y abandonar el territorio conocido de FCP7. Se quedarán como vestigios del pasado, para recuperar proyectos antiguos, re-exportarlos y que se puedan utilizar en los nuevos sistemas.

De los segundos, unos se decantarán por Final Cut Pro X y seguirán avanzando con el tiempo, y otros se les hará cuesta arriba esa permanente alerta de aprendizaje y se quedarán con la velocidad conocida de Final Cut Pro “Classic”. Acabarán integrados en el primer grupo.

Los terceros, liberarán la nueva generación, y con el tiempo sustituirán a los del primer grupo. Una época ha terminado y otra ha empezado.

Así es como se producirá el relevo generacional en el mundo del vídeo, la producción y la postproducción.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
22 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
13 years ago

Aqui no hay lucha que valga, es cuestión de intereses. Apple a lo suyo y el usuario profesional a mirar otro software y otras maquinas que le den mas garantía de permanencia.

Son las cosas que pasan cuando estas tan “casado” con algún fabricante tanto en soft como en hard (imagina en video cuando ambos son del mismo). Así son los negocios y el mercado. Si Apple te tiene que dejar tirado porque ya no interesas (económicamente hablando) tu también lo haces porque debes de mirar por tu negocio, tu trabajo y tu rentabilidad.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Mira Alf, Apple ha modificado el programa intentando que fuera mejor, pero si a ti no te gusta, NO LO COMPRES.

Apple no te va a poner una pistola en la cabeza para obligarte a comprarlo, ni a ti ni a nadie.

Los profesionales que este utilizando el FC7 y no le gusten el nuevo, QUE LO SIGAN USANDO. Dado que estaban contentos con el no hay ningun motivo para cambiarlo.

Cuando la nueva version tenga las caracteristicas que cada cliente necesite, entonces sera el momento de actualizar.

Asi que deja las trincheras para cosas importantes, que no es para tanto.

www.dodemo.es
www.dodemo.es
13 years ago

Monté la semana pasada con FCPX, unas 4 jornadas aproximadamente. El programa va bien pero se cuelga bastante, sobre todo al hacer Match Color (uso un octocore de Diciembre con 12 Gb de ram).

Mi percepción, ta y como está el programa y a la espera de ver si es cierto que le meten lo que dicen que van a recuperar del FCP7, es que es un programa para Vimeo. Es perfecto apra hacerte videoclips con los colegas y con la cámara de fotos y que queden muy vistosos. Sin filigranas ni complicaciones.

El sistema de organización de clips es muy operativo para estas cosas, pero no lo veo para montar una serie. Y montar una serie es lo que hacen los pros. Entiendo que muchos de mi gremio se tiren de los pelos cuando los propios directores de las películas ya pueden montar su propia peli en su casa con un imac. Se les/nos acaba el negocio tal y como era antes y toca cambiar el chip. Antes eran jornadas a precio de oro en Molinare, y ahora, en casita tan ricamente y reduciendo mucho los costes. Antes se manejaban formatos intratables, magnetos carisimos, monitores de lujo, y ahora todo entra en una Tarjeta SD con una cámara de 3000€.

Si el programa es para hacer “Vimeos” o bodas, perfecto y con un precio genial. Pero me he visto muy limitado en otras cosas. Y no es no querer cambiar. Es simplemente que el programa no las puede hacer.

Visto lo visto, la Production Premium de Adobe es más cara, pero mucho más eficiente. Tienes Photoshop, editor de video, postproducción potente, editor de audio, vectorial… Con una sola licencia puedes hacer casi todo el proceso, totalmente integrado y ahorrando renders con el Dynamic Link.

Para mi, o le meten mucho de lo que le falta, o FCPX se puede convertir en un software de segunda categoria como el FInal Cut Express.

emilcar
emilcar
13 years ago

Pues yo creo que has acertado plenamente. Es indudable que a FCPX le faltan características que la propia Apple ha anunciado que llegarán, pero en las reacciones que ha suscitado hay mucho de lo que dices aquí.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Es un artículo que dice cosas interesantes. Quizás tienes razón y Apple está intentando liderar una nueva generación de aplicaciones de edición de vídeo. También puede ser que tengan razón aquellos que afirman que, simplemente, Apple ha decidido que los usuarios profesionales ya no son tan importantes. Porque es evidente que cada vez más gente usa Mac, o tiene un iPhone, un iPad, un iPod Touch… y toda esa gente puede estar interesada en disfrutar de un software que sea para todos los públicos (iMovie) y que, a su vez, sea también una puerta de entrada a Final Cut Pro X. Yo, la verdad, viendo el precio de FCPX, estoy considerando seriamente la opción de comprarlo. Y mi interés no pasa de editar vídeos caseros en mis momentos de ocio.
No sé, la verdad. Yo lo único que tengo claro es que si creas un producto para profesionales, éste tiene que estar acabado. Acabado quiere decir que no puede ser que falten opciones de importación o haya incomprensibles problemas de incompatibilidad.
FCPX tiene pinta de ser una extraña Beta. Porque es evidente que faltan cosas. Faltan cosas porque los profesionales han descubierto enseguida que hay cosas que antes podían hacer y ahora no. Eso no me parece serio. No me parece que sea tratar a los profesionales en condiciones. Si quieres crear un software nuevo, que te obligue a tener que aprender a hacerlo todo otra vez, pues vale. Es muy discutible y criticable, sí, pero es algo que puedo aceptar. Lo que no puedo aceptar es que no pueda importar un archivo que antes, con FCP7, sí podía importar. O que no pueda trabajar en un formato determinado, cuando antes sí podía. No estamos hablando de dar un salto de una versión a otra que sea la tercera o cuarta siguiente. No, por mucho que se llame Final Cut Pro X, la realidad es que se pretende pasar de FCP7 a FCP8. Si el cambio es tan radical, garantiza una transición mínima, permitiendo que los profesionales puedan hacer todo lo que hacían antes, aunque eso les obligue a un reaprendizaje total.
No los dejes tirados, sin poder hacer cosas que tienen que hacer YA, no cuando tu decidas incluir las cosas que faltan. Estamos hablando de profesionales. De personas que viven de lo que hacen. Y que, como Apple, dependen de la rentabilidad. No solo Apple quiere ganar dinero aquí. Los profesionales también. Por algo son profesionales, ¿no?.
Creo que Apple se ha equivocado. Que los profesionales tienen, esta vez, motivos para quejarse.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Estoy de acuerdo

Anónimo
Anónimo
13 years ago

No te enteras de nada.

iagogm
iagogm
13 years ago

Ante todo, diré que trabajo en una productora de televisión. No soy editor de vídeo, sino de audio, así que habrá gente que comente por aquí que sepa más que yo, pero me gustaría decir lo siguiente:
En nuestra productora se trabaja con Avid desde el principio, tenemos varias salas entre las que se intercambian proyectos, se envían secuencias de unas máquinas a otras, a mí me envían OMF para hacer la postproducción de sonido en Nuendo, etc. En fin, una productora como las que habrá cientos en todo el mundo.
Tengo el convencimiento de que si algún día se hubiera decidido pasar todos los sistemas de Avid a FCP 7, pasado el lógico tiempo de adaptación, habríamos podido seguir funcionando como hasta ahora. Evidentemente, FCP X no está a la altura de nuestras necesidades ahora mismo.
Sin embargo, mis compañeros (la mayoría con muuuuchos años de experiencia, me explicaron alguna vez que Avid se diseñó como una forma de aplicar la manera de montar “de toda la vida” (es decir, con un par de magnetoscopios) a un ordenador: es decir, un magneto que reproduce y otro que graba. Yo, que cuando estudiaba en la escuela de Imagen y Sonido hace también bastantes años veía a mis compañeros montar de esa manera, entendí perfectamente la comparación.
FCP 7, Adobe Premiere, etc, funcionan de manera muy similar.
Hasta que ahora llega Apple y propone una nueva manera de montar. No un poco distinta, no un poco evolucionada, sino radicalmente nueva.
Pueden haber acertado o no, y entiendo que FCP X está todavía un poco “verde”, desde luego en mi empresa no valdría en el estado en el que está aún. Al programa le faltan herramientas que nosotros usamos todos los días, herramientas que sin embargo Apple ha dicho que implementará (y me refiero concretamente a dos, la multicámara y la exportación/importación de OMF y EDL).
Pero es que toda esta situación que se ha montado alrededor de FCP X me recuerda tanto a cuando hace un año presentaron el iPad… “que si quién va a querer un iPod grande, que si no vale para crear, que si es una tontería…” Todos los visitantes de esta página saben de sobra dónde está ahora el iPad, copando un mercado que ellos mismos crearon y en el que el resto de fabricantes no consiguen entrar con una cuota significativa.
Y, ¿sabéis? Uno de mis compañeros se lo ha comprado para su casa, para los trabajos que hace él “por fuera”, y está encantado con el programa. Dice que es muy rápido, muy cómodo, y que él no vuelve a FCP 7.
Apple es, además, conocida por escuchar a sus usuarios la mayor parte de las veces: ahora mismo me estoy acordando de la desaparición y vuelta del Firewire a los MacBook. Así que no me cabe duda de que todo el revuelo que se ha montado alrededor de FCP X se sigue con atención desde Cupertino, y las opciones que los profesionales echamos de menos volverán a FCP.
Pero es que además, creo que la forma de trabajar, insisto en que radicalmente nueva, que propone FCP X puede llegar a convertirse en el estándar en un futuro no muy lejano.
Resumiendo, a los profesionales: trabajamos en un mundo en constante evolución, y estamos obligados a pasarnos la vida estudiando. Quien se niegue ahora a aprender a trabajar con FCP X puede ser que se quede desfasado en un futuro no muy lejano, de la misma forma que alguien que sólo sepa montar con un par de magnetoscopios lo tiene crudo para encontrar un trabajo ahora mismo.
Puede que Apple haya acertado con FCP X, o puede que no. Pero negarse a probarlo y a aprenderlo me parece un más que probable suicidio profesional.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

cuando lo van a retirar?. Mas que nada porque como programa profesional no se como una rosca. Y como lo profesional ya no les interesa. ¿Hacemos una “porrita” con este software?

Alquimista
Alquimista
13 years ago

Apple se habría ahorrado muchas criticas si lo hubiera presentado como una beta publica y hubiera dicho: “mirad lo que estamos preparando, pero si alguien quiere empezar a jugar con él aquí está”. No costaba tanto, ¿No?

Todo lo demás son pajas mentales (con todo el respeto).

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Nunca entendí a los usuarios que dicen que Aperture no es profesional. Yo soy profesional,con 33 años de experiencia y trabajando todo en digital desde 2002. Y no en bodas precisamente y aunque fuera así. Es un programa fantástico. Me ahorra muchísimas horas de trabajo respecto a otros software y el resultado final es muy bueno ya casi por defecto. Supongo que las quejas vengan de gente que no sabe hacer fotos correctas con la cámara y luego se tengan que echar horas y horas “trabajando” la foto.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Es el peor artículo que he leido sobre este tema. Increiblemente intransigente con el sector de los profesionales; e increiblemente benevolo con Apple.

Has “infantilizado” las quejas de muchas personas. Personalmente, me parece una falta de respeto grave a los usuarios (iba a decir profesionales) que quieren pedirle “un poco más” a su software de edición.

Creo que para escribir sobre este tema, tendrías que vivir un par de días la rutina de una productora. Seguro que el articulo resultante sería muy diferente.

Y hablo completamente consciente de que llegara el día en el que habra Final Cut para comenzar a trabajar.

Mas perspectiva, menos ataque y menos “defensa gratuita”; que apple tiene dinero para pagarse a sus propios publicistas como para que le hagáis el trabajo gratis.

Y con esta, me pvoy a prometer a mi mismo no volver a hablar de este tema. Si Apple esta equivocada, o tiene razon lo demostrarán las cifras; pero me parece que Apple va a recibir el castigo de la no-actualización.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Lo que Alf viene a decirnos es que no es que Apple le esté enseñando la puerta de salida a sus clientes profesionales, porque, quizás, considera que son poco rentables. No, es que todo forma parte de un plan maestro para conseguir que todo el mundo use un software más ligero e intuitivo.
Es un poco la sublimación de la teoría de la realidad distorsiana de Apple. Es decir, Apple sabe lo que nos conviene, lo que es mejor para nosotros. Y como lo sabe, nos hace el favor de elegir por nosotros.
Alf especula con una realidad alternativa. Esto es como la respuesta que dio un ferviente defensor de la teoría creacionista. Le preguntaron que cómo justificaba la existencia de millones de fósiles de animales, que poblaron la Tierra hace miles de años, y de los que la Biblia no decía ni una palabra. Su respuesta fue antológica: que Dios los había puesto ahí para poner a prueba nuestra Fe. Delirante, vamos.
Pues, esto es un poco lo mismo. Apple, esa gran visionaria, que todo lo sabe y todo lo ve, ha diseñado un plan maestro para enseñarnos a editar vídeo como nos conviene. De paso, sigue con sus planes de cargarse el soporte físico. Y, por el camino, gana una buena cantidad de euros, que para algo es una ‘Multinacional, ¿no?.
Yo hablo mas bien de cosas tangibles, de cosas que se pueden demostrar. Apple está ofreciendo un producto incompleto. Porque si tú comparas lo que podías hacer antes con lo que puedes hacer ahora, te das cuenta de que sales perdiendo. Y eso es una ESTAFA. ¿Dónde y, sobretodo, cuándo se ha visto que una versión de FC sea peor que la anterior. Que digan directamente que el profesional ya no interesa y nos ahorrarán tiempo y dinero.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Esa es una respuesta demagoga. Claro que Final Cut Studio sigue funcionando (faltaría mas) pero es una versión caducada. Hacen falta cosas que SI estan en la versión X, como el soporte a H264 nativo… cosas en las que FCS se ha quedado obsoleto.

La revision de Final Cut era algo muy esperado por muchos, y el “usa la vieja” es una coletilla de lo mas molesto.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Totalmente de acuerdo con tu comentário.
Yo llevo una semana montando varias animaciones con Motion X y es increíble la potencia que ha cogido.
El problema de la gente de hoy en día es que opinar es gratis, y todo el mundo tiene una opinión. Me recuerda al antenagate, no digo que no hubiera un problema, pero la gente repite sin saber.
Final X, a mi me gusta, hay que pararse un rato a asimilar los nuevos conceptos, las nuevas disposiciones, las nuevas formas, que gustarán mas o menos, pero son las que son.

A mi me está sorprendiendo muy gratamente.
Démosle tiempo.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

“Apple es el líder en instalaciones de sistemas de producción no lineal y postproducción”

Sólo este comentario desacredita el artículo porque demuestra que el autor no tiene ni idea del mundo que “analiza”. Otra prueba de que parece que todo el mundo puede hacer análisis de todo sin tener ni puñetera idea.

Y si. Apple se puede dedicar a vender y dedicarse al nicho del que le venga en gana. Nadie dice lo contrario. Pero los usuarios pueden quejarse porque se sentirán desasistidos. Si tu calificas a los que se quejan por no tener compatibilidad con proyectos antiguos o que no tiene ninguna de forma de exportar sus trabajos para integrarlo en un flujo de trabajo minimamente colaborativo, como usuarios como caprichosos decadentes yo los califico como currantes que tienen que responder ante sus clientes. Profesionales.

Respeto tu opinion sobre que puede hacer y no hacer Apple basicamente porque es de cajón que apple puede hacer lo que le da la gana. Pero del resto No tienes ni puñetera idea. Me faltan mayusculas para ponerlo más alto.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Muchos de los que critican a Final Cut Pro X que dicen que es para los Vimeos, es que no se dan cuenta que en VImeo están los verdaderos profesionales

La televisión es donde se produce material EMPRESARIAL, y es una caja que hoy en día es para el público de tercera edad.

Me van a querer matar a la hoguera, pero muchos editores de Final Cut 7 ya se les notan las canas.

Parece que ya se les olvidó que Apple SIEMPRE ha sido así, los abuelos venden la idea de que ha cambiado Apple, MENTIRA, Apple siempre caracteriza por DESECHAR lo viejo y siempre habrá polémicas sobre eso, pero esos abuelos que trabajan para la televisora cuando la televisora les diga “bien ya no les vamos a pedir el material en cinta” van a llorar de la emoción y harán una orgía masiva.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Pues a mi me parece absurdo, por decirlo amablemente, que en una nueva versión de un programa no puedas abrir documentos de la versión anterior. Es entendible que el Photoshop CS5 no abra documentos del Photoshop 3, pero no que el CS5 no abriera documentos del CS4; me parece una falta de respeto al trabajo y a la confianza del usuario. Si Apple le está cerrando la puerta en la cara a los usuarios profesionales que han invertido mucho dinero, tiempo y confianza en un sistema de trabajo que siempre les había respondido y por el que habían apostado hasta en sus peores momentos está bien, ese sector se buscará la vida con otras máquinas, otro sistema operativo y otro software que les responda. La mala noticia para Apple y que quizá la montaña de dinero que ahora tiene enfrente no le deja ver es que, el prosumer no es leal; si llega otra marca con una muy buena estrategia de marketing y un buen producto le va a comer ese sector a Apple, y un iPhone o un iPad ya no van a ser símbolos de status para esos “prosumers” que tranquilamente cambiarán por la marca de moda. Entonces ya no estarán los verdaderos devotos de Apple, a la que apoyaron en sus peores momentos y en sus mejores les dió la espalda.

joseluismen
joseluismen
13 years ago

Las decisiones de Apple basadas en ser la marca de moda que ofrece lo mejor a los usuarios caseros es buena en este momento. Pero yo no le veo futuro alguno. Se olvida de que la inmensa mayoría de esos usuarios que busca, jamás se le ocurre pagar por algo que no sea físico, y a la última. En el momento que alguien tenga un nuevo iPhone sin su marca, pero con un buen anuncio detrás se venderá como rosquillas y ellos se quedarán con un palmo de narices. No conozco a nadie que pague todo su software, salvo los usuarios profesionales. Evidentemente, algunos de posibles, optan por pagar para tener lo que les convencen es lo mejor y “profesional”. Pero los profesionales de verdad, si Apple sigue reduciendo sus opciones irán abandonando el barco. Mientras renueven con los nuevos iSeguidores, no pasa nada. Y mucho hablar de iPads, pero ya están comprando muchos Galaxy… ¿es el comienzo del fin?

Si FNCX olvida a sus usuarios, es lógico que estos se planteen migrar. Y si Apple se sigue olvidando de su rama profesional, además de abandonar el XServer, tendrá que plantearse la oportunidad de mantener un MacPro, de un servidor profesional….Quizás muchos puedan seguir comprando mac para casa, pero en las empresas comenzará a desaparecer pronto si fuera así.

Por cierto, mucha rabia contra los antiguos usuarios de mac, pero nadie reconoce que desde que Apple se ha pasado al PC compatible, toda su calidad de hardware no vale nada, que casi todos los modelos han ido teniendo problemas. En este momento, es una empresa de software que sigue siendo bueno, que además instala en una plataforma propia, de la que ha perdido el control de calidad.

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Lo que algunos no entienden es que igual que Apple defiende su negocio, los profesionales también defienden el suyo. Y para un profesional no es aceptable que no puedas abrir un proyecto creado con la versión anterior de FC o que no puedas exportar a un determinado formato, cuando antes, con FCP7, sí podías. Esto es muy sencillo. Muy elemental. El que no lo entienda, una de dos: o no sabe de lo que habla o es un fanático de la marca de la manzana y defiende todo lo que hace.

Anónimo
Anónimo
12 years ago

Coincido plenamente con lo que han dicho los compañeros respecto a no frivolizar con un tema tan serio como el trabajo y la organización de una empresa. No se trata de quitar hierro al asunto comparando a los usuarios cabreados con “novios despechados” a los que se le da con la puerta en las narices después de años de una relación se suponía era seria. Resulta fácil hacer chiste de la situación, mostrándonos (yo me incluyo) como panolis bajo la ventana de nuestra ex,aguantando un chaparrón mientras nuestro ramo de flores se marchita y sólo podemos gritar entre sollozos: ¡pero si yo te queríaaaa…! mientras la muy pécora se rie y divierte en su apartamento con sus “nuevos amigos”…

Bueno, chistes aparte, el humor se me acaba sólo de pensar en aquellos usuarios que compraron Final Cut 7 justo antes de salir Final X….

Lo dicho, no pongo en duda que Final X podrá ser en el futuro todo lo maravilloso del mundo que quieran, pero la pretendida migración de una versión a otra de Final Cut, en este caso, sencillamente, no existe. Appel demuestra en este caso además de PREPOTENCIA ser unos auténticos MENTIROSOS de tomo y lomo, tratando a los usuarios de estúpidos sacando un software que como ellos mismos reconocen sólo conserva el nombre.

Por otra parte, además han dado el mismo tratamiento a los usuarios fieles de Final Cut, que hemos invertido cantidades ingentes en la marca, que a cualquier nuevo usuario …

Ellos sabrán lo que hacen, pero a mí me ha sentado como una patada en los…. ( podrían haber dado licencia gratis a los usuarios registrados de Final 7, o una reducción del 50%, o del 25%, o del 1%, o un llavero de picachu…no se, algooooo…)

Appel está en su derecho de hacer lo que le venga en gana, pero yo también estoy en mi derecho de poner mi dinero en empresas más serias.

Ahora parece que Appel está devolviendo el dinero a los compradores descontentos de Final X. Estaría bien que lo devolviera también a los de Final 7, al menos a los que, como yo, nos hemos sentido ESTAFADOS.

22
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x