Escribe tu búsqueda

A intel no le importaría fabricar los chips ARM de Apple (y de todo el mundo)

Compartir

Los comentarios realizados por el Jefe Financiero (CFO) de Intel, Stacy Smith en una reunión con inversores en Londres no dejan lugar a dudas del interés de Intel por abordar el mercado de fabricación de chips a medida para cualquier empresa que quiera acercarse con un buen trato.

El ejecutivo, en la reunión, comentó entre los inversores que «si Apple o Sony viene a nosotros y quiere fabricar un producto relacionado con el núcleo de la arquitectura Intel con su propiedad intelectual alrededor ni nos lo pensaríamos. Sería in negocio fantástico para nosotros«.

Sin embargo las declaraciones del ejecutivo de Intel no se quedaron solo en esta posibilidad, y añadió que si los potenciales clientes no quisieran un chip construido sobre tecnología Intel y solo pretenden pagar por el margen de fabricación, serían necesarias conversaciones y análisis mucho mas profundos. Una declaración así abre la puerta de las fábricas de Intel a construir bajo demanda prácticamente cualquier producto si los márgenes de beneficio son aceptables para todas las empresas involucradas en estas políticas y sobre todo, pone a los fabricantes de procesadores ARM en una posición difícil.

ARM no fabrica procesadores: simplemente licencia una serie de diseños básicos que los compradores pueden modificar para adaptar a sus necesidades. En función de estas, de la propiedad intelectual y los conocimientos de cada empresa, estos chips pueden ser altamente personalizados y adaptarse como un guante a las necesidades de cada cliente: el ejemplo mas vívido de este tipo de relación con ARM es Apple, que sobre una arquitectura de esta empresa rediseña sus chips para los dispositivos móviles.

Apple, de forma espcífica, entrega estos diseños a una empresa de terceros para que fabrique sus procesadores y posteriormente incluirlos en el iPhone, iPod Touch e iPad o el Apple TV. hasta ahora la mayoría (sino todos) estos procesadores han sido fabricados por Samsung pero en la carrera por el puesto número uno de los teléfonos inteligentes y las tabletas el fabricante coreano se está convirtiendo en algo mas que un competidor: ambas empresas se encuentra ya en una situación de «batalla legal» por propiedad intelectual y aunque en el mundo empresarial los negocios son los negocios y que dos empresas que se encuentran batallando legalmente por una circunstancia pueden trabajar amistosamente en otro nicho, es posible que Apple quiera tener un plan de repuesto antes de que la relación con Samsung alcance un límite insostenible en el que Cupertino sienta que está en peligro la producción de sus dispositivos.

Por estas circunstancias y por la situación económica mundial, Intel abre una rendija de una puerta hasta ahora impensable para ver si alguien quiere colarse por ella.

Adicionalmente, este tipo de propuesta implica que esta compañía ve que sus iniciativas en el nicho de procesadores para el mercado de movilidad no están funcionando como debieran.

Si Apple e Intel decidieran acercar posturas a este respecto, además de ser un torpedo en toda la línea de flotación de Samsung, sería una invitación al resto de fabricantes «externos» a poder participar en esta iniciativa de Intel, aprovechando lo mejor de los procesos de fabricación de Intel, especialmente la construcción en 22 nanómetros o incluso el acceso a Light Peak o los nuevos transistores tri-puertas para sus diseños de hardware, embebido en un futuro procesador de diseño externo con la colaboración de Intel. Las posibilidades, a partir de este punto, son amplias y muy interesantes y sobre todo, beneficiosas para ambas partes … para el usuario.

Compartir es vivir

Dejar un comentario