Sobre el iPad 2 (opiniones y rumores), por Alf

iPad-2-altavoz.jpgA pesar de escépticos y críticos, el primer modelo de iPad ha sido un gran éxito, que ha vuelto a poner a toda una industria en modo “carroñero”, lanzándose a intentar arañar alguna cuota de mercado una vez que Apple ha identificado, fijado y apresado la pieza. Decenas de fabricantes, grandes y pequeños, tradicionales y recién llegados, se aprestan a intentar jugar el peligroso juego del “me too” o el aún más despreciable “me almost” (“yo también” y “yo casi”, respectivamente), sacando tablets al mercado en muchos casos simplemente porque tienen un sistema operativo gratuito que incorporar y una tecnología sencilla que meter en producción.

Algunos aspiran a que se les compare con el iPad, buscando alcanzar el epíteto de “digno”, y otros simplemente se dedican a cazar a despistados que no distinguen un oso de un armario y creen que todos los tablets son iguales -sólo cambia el precio. Al fin y al cabo es lo que hemos aprendido de la experiencia con la devaluada industria informática doméstica.

Por supuesto, todo es legítimo. La propia Apple, en muchos casos, no es la primera en llegar (ni la segunda). Y se limita a dedicar tiempo suficiente para depurar el mensaje que va a mandar al mercado y en pulir la presentación del producto para que esa ventaja se perciba nítidamente y, a ser posible, sin más ayuda que la propia imagen del dispositivo.

Por eso Apple se ha acostumbrado a ser el líder de la manada, y a vigilar constantemente sus espaldas para intentar evitar que nadie se le acerque demasiado. Ya lo manifestaron nítidamente con el iPhone, manifestando su intención de evitar que nadie se les colara por debajo del paraguas [del precio] y seguro que tienen la misma determinación con el iPad. Para mantener su distancia y su condición de referente, Apple tiene tres máximas:

– Mejorar el precio en la medida que el mercado demande.

– Mejorar el producto constantemente, a un ritmo que nadie pueda seguir.

– Escuchar al mercado e incorporar lo bueno de los demás, anulando sus ventajas competitivas.

Mejorar el precio en la medida que el mercado demande.

El punto dos “mejorar el precio siempre que sea posible”, no quiere decir ser el más barato -creo que cada vez que alguien menciona la palabra “barato”, un trabajador es despedido en Apple. Quiere decir fijar la cifra adecuada para que la comparación entre calidad y precio sea beneficiosa para Apple siempre que haya un competidor cerca. En este caso, y utilizando una técnica que han refinado con las sucesivas generaciones del iPhone, desde el principio fijaron un precio agresivo para impedir que cualquier competidor pudiera igualarlo en una primera estimación. También ayuda encargar tus componentes por millones (como hace Apple) frente a miles (como hacen los demás).

Si aparece un iPad 2, no sería extrañar que, al igual que hace Apple con el iPhone, el primer modelo rebaje su precio para anular a toda la competencia que vende sus productos para aquellos que se “conforman” con lo “suficientemente bueno” pero en realidad querrían un iPad. Si sale un iPad 2, y el modelo básico del iPad 1 se rebaja 100 €, la competencia lo volverá a tener muy crudo, sobretodo cuando Apple sigue y seguirá liberando actualizaciones y mejoras de sistema operativo gratuitamente durante años para estos modelos.

Al final, la mayoría de los fabricantes de tablets están en el mismo caso de su relación con Microsoft. Se han lanzado (alegremente) a aceptar el donativo de Google en forma de sistema operativo, con lo que la innovación la han vuelto a poner en manos de un tercero. Sí, por supuesto, la propuesta de Google es “libre” y cada fabricante puede personalizarla como mejor considere, pero es una trampa de ratones. Los fabricantes de hardware no tienen ni el tiempo, ni las ideas, ni el personal para saber por dónde van los tiros en esto del software -por no hablar de lo sofisticado que se ha puesto esto con las tiendas de aplicaciones.

Así que, aunque siempre habrá espacio para tablets de “baratillo”, aquellos que quieran jugar en la misma liga que Apple se enfrentan a una cuesta muy empinada y agotadora para intentar mantener el ritmo. Y todo suponiendo que Google no considere sus objetivos alcanzados y ralentice (o abandone) el desarrollo del sistema operativo Android.

Mejorar el producto constantemente, a un ritmo que nadie pueda seguir.

Cuando delegas la innovación en otra empresa, tienes un problema. Tu desarrollo tendrá como objetivo el producto que esa empresa ha desarrollado, con lo que -para cuando tú estés en disposición de sacar un nuevo dispositivo, la empresa innovadora ya tendrá otro nuevo modelo preparado que dejará el tuyo obsoleto.

Todos los fabricantes se han puesto a intentar acercarse (con más o menos variaciones) al modelo conocido de iPad, pero Apple -seguramente desde antes de presentar el primer modelo- ya estaba manos a la obra con el siguiente. Lógicamente, para Apple un nuevo modelo tiene el objetivo de volver a agrandar la brecha entre sus productos y los de la competencia, obligándoles a volver a la mesa de trabajo antes incluso de haber llegado al mercado.

Las mejoras que el mercado considera “seguras” para la segunda versión del iPad son:

Apple integrará un chip CDMA en el iPad

Al igual que acaba de hacer, fabricando un iPhone compatible con la red de datos de Verizon, Apple ampliará las capacidades del iPad para adaptarse a todas las redes del mercado -y eliminar así una barrera de adopción del dispositivo, máxime cuando el iPhone de Verizon permite que sea usado como Hotspot (es decir, compartir su conexión de datos con otros dispositivos). Se rumorea que Apple incluirá esa capacidad como parte de la próxima actualización del sistema operativo del iPhone/iPad.

Los rumores apuntan a que habría tres modelos en la nueva versión del iPad (actualmente hay dos): el que conocemos WiFi, el que conocemos 3G+WiFi, y el tercero con el chip CDMA. Sin embargo, tampoco sería raro que Apple utilizara un único modelo que fuera compatible con las diferentes redes, de forma que se mantuviera la simplicidad a la hora de elegir producto.

Apple pondrá cámara(s) en el iPad

iPad_iSight_CoM.jpg

Desde que salió al mercado la versión uno, un gran sector de público ha protestado por la ausencia de una característica que se considera básica (aunque de dudosa utilidad en la práctica): cámara de vídeo/fotos. La aparición del iPhone y el iPod touch con dos cámaras (frontal y trasera) y la publicación del sistema de videoconferencia FaceTime como estándar público, sin embargo, pueden haber cambiado las cosas en Apple. Ahora tienen “urgencia” por conseguir que su estándar sea el líder “de facto”, por su generalizada implantación en todos sus dispositivos iOS y especialmente ahora que Skype ha lanzado una versión móvil que permite vídeoconferencia tanto en WiFi como en red 3G (la calidad nunca ha sido el fuerte del vídeo de Skype, pero aún así).

Más discutible el hecho de que vayan a poner dos cámaras como en el iPhone y en el iPod touch. Que el iPad se pueda usar para conferencia de vídeo, para aplicaciones tipo PhotoBooth, o como espejo, es razonable. Pero todo el que ha tenido un iPad en la(s) mano(s) sabe que intentar usarlo como cámara de fotos no está entre los usos preferidos.

usb-cargador-estandar.JPGApple incorporará una entrada miniUSB estándar en el iPad

Hace ya más de un año que todos los grandes fabricantes de teléfonos móviles (incluyendo a Apple) acordaron unificar los conectores de carga alrededor del miniUSB, de forma que se eviten las colecciones de cargadores inútiles que todos tenemos en casa, provenientes de teléfonos móviles antiguos.

Justo a finales del año pasado (el 29 de Diciembre de 2010) el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC) y el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones (ETSI) anunciaron la creación de un estándar para crear cargadores universales de teléfonos móviles con conectores microUSB. Según la Comisión Europea, los primeros cargadores microUSB estarán disponibles en los primeros meses de 2011, y espera que sean predominantes a lo largo del 2012.

Es posible que Apple se estrene en el estándar con el nuevo iPad, aunque conociendo a la empresa de Cupertino, si lo hace, suprimirá el cable de conexión al ordenador (por supuesto sin bajar el precio) y dejará que cada usuario se compre el suyo propio.

Apple mejorará la pantalla del iPad

Aunque no parece posible que llegue a la calidad Retina de la pantalla del iPhone, un aumento de la resolución y un cambio en el proceso de fabricación para acercar la pantalla al cristal, de forma que la impresión visual mejore notablemente, parecen elecciones seguras.

Para que un iPad de 9,7 pulgadas pudiera tener una pantalla Retina (300 PPI) la pantalla necesitaría una resolución de 2.560 x 1.920, que sería superior a cualquier otra pantalla de las que Apple vende actualmente, como la del MacBook Pro 17″ (1.920 x 1.200), el iMac 24″ (1.920 x 1.080) o el LED Cinema Display de 27″ (2.560 x 1.440). Por no hablar de la CPU que necesitaría el iPad para poder mover imágenes de esa resolución. Así que no, el iPad v.2 no tendrá una pantalla Retina.

Todo el que ha usado un iPad, por más maravilloso que sea el dispositivo, es consciente de lo a menudo que la suciedad, las huellas, los reflejos, etc. interfieren en la experiencia. Problemas que, de manera casi mágica, han quedado resueltos en la nueva pantalla del iPhone, en el iPad siguen saltando a la vista (nunca mejor aplicado) del usuario.

En esta relación vamos a obviar los lugares comunes que se dan por supuestos en toda la informática, como que mejorará el procesador, que aumentará la capacidad de disco o incluso, que incluirán un giroscopio o que mejorarán el sonido para ofrecer más rango de alcance (una sensación estéreo mejorada).

Escuchar al mercado e incorporar lo bueno de los demás, anulando sus ventajas competitivas.

Hace ahora justamente un año (día más, día menos) publicaba un artículo con el siguiente nombre: Apple al mundo: voy a crear una nueva categoría de dispositivos y me la voy a quedar para mi solo . Por supuesto, un año después todo lo que dije no ha hecho más que confirmarse. No hay mercado para el tablet. Está el mercado del iPad, y luego muchas empresas intentando decir que lo suyo también se parece (recomiendo especialmente leerse los comentarios del artículo, por lo que tienen de testimonio histórico).

Ha pasado un año y apenas empiezan a llegar tablets al mercado. El único que, de momento, ha conseguido penetrar en la mente del consumidor es el Samsung Galaxy Tab (y todo el que lo ha probado a lo más que llega es a tildarlo de “interesante”, pero lejos del acabado y funcionalidad del iPad).

samsung-galaxy-tab-vs-ipad.jpg

De las ventajas competitivas que tiene Android la más destacada (no, no voy a decir que es “abierto”, porque eso no es una ventaja real para prácticamente ningún usuario del mercado de consumo) es la avanzada gestión que tiene de las órdenes habladas y su implantación en todas las aplicaciones del sistema.

Sin duda, Apple en eso, tanto en ordenadores de escritorio como en dispositivos móviles está muy atrasada, si la comparamos con Google. El interfaz por voz del iPhone, iPod touch e iPad, no sólo es básico y limitado a unas pocas aplicaciones (música y teléfono -cuando lo hay) sino que además, muchas veces parece tener un tapón de cerumen en las entendederas, porque le dices “Hola” y entiende “Adiós” (suponiendo que entendiera eso, ya sabéis lo que quiero decir y que estoy exagerando).

A pesar de eso, dudo que avanzar en el interfaz hablado esté entre las prioridades de Apple, aunque un iPad al que se le pudieran dictar las acciones, sin necesidad siquiera de contacto, sería una delicia auténtica. Si has probado Dragon Dictation (te lo recomiendo encarecidamente) en el iPad, puedes hacerte una idea de lo que sería que el dispositivo reconociera tu voz en cualquier aplicación.

Probablemente Apple está más enfocado en neutralizar las carencias de Google Maps (por ejemplo) en sus dispositivos, que Google ha ido mejorando en Android y aparcando el desarrollo para iOS. Pero eso se verá en la próxima versión de iOS, no en una actualización menor.

Lo que es seguro es que Apple está muy atenta a lo que hacen los demás, para que nadie se despegue del pelotón y en cuanto vea que algo es definitivamente aceptado y buscado por sus clientes potenciales, no dudará en incluirlo (a su ritmo, no cuando le digan los periodistas o la competencia) en sus productos.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
8 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
erretxea
erretxea
11 years ago

– Mejorar el precio en la medida que el mercado demande.
– Mejorar el producto constantemente, a un ritmo que nadie pueda seguir.
– Escuchar al mercado e incorporar lo bueno de los demás, anulando sus ventajas competitivas.

Completamente de acuerdo

Anónimo
Anónimo
11 years ago

Me ha gustado el análisis. Gran trabajo. ¡Mucha vida al rey…el iPad!

Anónimo
Anónimo
11 years ago

Comparar el sistema operativo Android con el iOX es como decir que un Fiat Panda rojo tuneado es un Ferrari.
Android = El sistema de los Quiero y no puedo.

Mandibul
Mandibul
11 years ago

Tenéis que admitir que da rabia pensar que te están haciendo pasar por el aro del precio sólo porque no tienen competencia.
Y que los jodíos no hacen el equipo que pueden hacer sino el que el mercado les obliga a hacer (mucho más inferior, claro).

P.D. me gusta mi comentario al hilo de hace un año ^_^

Anónimo
Anónimo
11 years ago

No tienes ni idea de lo que dices.

Anónimo
Anónimo
11 years ago

Yo solo espero que me resuciten a Elvis… OMG!!!

Anónimo
Anónimo
11 years ago

Me meo. Tú no has visto mi Motorola Milestone, un iphone a su lado es un pisapapeles. Pero es que en 2 años el iphone no lo vas a usar ni tú.

Saludos

Anónimo
Anónimo
11 years ago

Tus ideas son bastantes buenas, y basicamente reales. Apple es una empresa sin comparacion, y sus productos (aunque con precio elevado) tienen una gran calidad.

Felicidades!

8
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x