Rome: Total War: Es hora de conquistar un Imperio, por Mandibul

rome_total_war.png

Juego de estrategia clásico. Demasiado clásico. Tanto que casi parece de otra época. Empiezas a jugar y tienes la sensación de que ya has jugado a este juego… ¡Y ESO ES BUENO!

Si ya has jugado a la estrategia de “Civilization” y sagas parecidas, Rome Total War te va a dar lo que esperas de él: horas y horas de planificación, organización, equipamiento,…

Pondrá a prueba tus dotes de mando y tu capacidad de reacción cuando las cosas no salgan como se esperaba en el plan.

Pertenece a la exitosa familia “Total War” de la británica Creative Assembly, está disponible para Intel Macs (y PPC) gracias a Feral Interactive que son los que más juegos han migrado desde otras plataformas a nuestras manzanas mordidas. No se han dado mucha prisa con éste puesto que la primera edición es de 2004.

El Juego

Empiezas siendo un ambicioso militar romano que a base de ganar batallas y cumplir con los objetivos marcados, puedes llegar a lo más alto del Imperio dotando a éste de su máximo esplendor.

La estrategia de este tipo de juegos es un pasatiempo que se va calentando lentamente. No esperes cortar cabezas como un loco nada más iniciar el juego.

Hay que aprender a dominar las distintas funciones, el desenvolverse por el terreno, cómo se dan las órdenes, la utilidad y uso de la maquinaria bélica, etc.

Eso sí, una vez que la acción se desencadena, el ritmo va “in crescendo” hasta el final.

Ojo, este final puede significar tu gloriosa victoria o tu frustrante derrota… que te obliga a replantear tu estrategia inicial o los pasos dados durante la campaña.

Tiene 2 niveles de acción: uno -digamos- sobre el mapa y el otro sobre el terreno

La estrategia sobre el mapa te hace decidir sobre tus territorios: cuáles conquistar y cómo los gobiernas.

Puedes subir impuestos y recaudar, pero tus ciudadanos irán perdiendo entusiasmo por tu gestión.

estrategia-sobre-el-mapa.jpg

Puedes invertir tus recaudaciones en infraestructuras militares, pero tu pueblo se embrutecerá… Puedes construir templos para mantener a la población contenta, pero pierdes desarrollo militar.

En fin, has de mantener la “pax romana” en tus territorios mientras tu ejército acumula unidades, fuerza y honor.

Toda esa fuerza la deberás concentrar en un puñetazo a tu siguiente conquista. Ya te aviso que tu enemigo no es manco y más de una vez te romperás los nudillos. Ojo con dejar tus ciudades desguarnecidas. El enemigo puede usurpártelas o el pueblo se puede sublevar.

En esta parte del juego, la acción se desarrolla por turnos. Decides qué fabricar y qué milicia formar en cada ciudad. Decides hacia dónde se desplazan tus unidades y cuando ya has realizado todas tus ideas pulsas para que cada uno de los otros pueblos ejecute su turno. Como algunas construcciones tardan varios turnos en completarse y el concentrar un ejército para la campaña también, las horas van volando delante del mapa.

gestion-de-construcciones.jpg

La estrategia sobre el terreno te lleva al campo de batalla

Tus cuerpos de ejército se sitúan en la ladera, al otro lado del río, a las afueras de la ciudad,…

Debes planificar cómo quieres que se desarrolle la acción.

estrategia-sobre-el-terreno.jpg

Pero ojo, también tu oponente (¡u oponentes!) tiene su estrategia que adapta a tus movimientos.

La acción se desarrolla en tiempo real (nada de turnos) y puedes ir dando órdenes hasta conseguir tus objetivos: mandas a la caballería y mientras llega ordenas la construcción de defensas, mientras destinas exploradores al norte para otear el horizonte, mientras reagrupas el flanco izquierdo, mientras…. Una vez más, los minutos caen sin darte cuenta.

1a-persona-formacion.jpg

Si te sacas una foto cuando empieces a jugar y la miras cuando acabes las campañas, notarás el paso del tiempo en tu rostro.

Me ha gustado mucho la libertad que te da el juego para mover tu perspectiva por todo el campo de batalla. La cámara no está fija en la posición que diseñó el programador, si no que puedes desplazarla por la escena y tener distintos ángulos. Puedes dominar desde la distancia cual general o ir con la “steady cam” al hombro detrás de los soldados.

1a-persona-batalla.jpg

Quizá, el “pero” más grande que se le puede poner es que las escenas cinemática que parecen de otra era. Juraría que esa calidad de gráficos es la que me daban los juegos que cargaba en mi 486. Pero al fin y al cabo no es ése el factor clave que se busca ni que determine la calidad del juego.

Puedes elegir el idioma que quieres instalar. Rome Total War viene totalmente doblado al castellano. El doblaje es correcto, lo que facilita las tareas de aprendizaje y la comprensión del desarrollo de la acción.

La edición que ha caído en mis manos es la Gold Edition que dispone de otro juego completo: Invasiones Bárbaras. Te pasas al enemigo para volver a empezar de nuevo. Doble ración.

1a-persona-batalla-cuerpo-a-cuerpo.jpg

Por si no fuera suficiente, tiene varios modos de jugar y la posibilidad de organizar partidas en una red local o sumarte a las que se libran por los campos de Internet.

Resumiendo: si conoces este tipo de juegos, te gustan y tienes un Mac. Adelante. Por los requerimientos no creo que tengas problemas. No es muy exigente.

Publicado por Feral como el segundo de la serie de Feral Legends esta edición de oro incluye Total War y su expansión Barbarian Invasion. “La serie Total War es una de las adiciones más solicitadas para Mac” dijo David Stephen de Feral Interactive. “Es un juego perfecto para la plataforma y uno que estará disponible para todas las personas que tengan un procesador Intel, incluyendo a aquellos con Macbooks.”

Si nunca has jugado y quieres un juego que te entretenga largas horas seguidas, durante largas semanas motivando y excitando partes del cerebro que no se activan en el día a día o con los juegos de “matar bichos”, Rome Total War es una buena opción.

Requerimientos de sistema:

  • Procesador Intel Mac 1,8GHz
  • 512MB RAM
  • Tarjeta gráfica con 128MB de memoria
  • Lector DVD
  • 3,6GB de disco duro
  • Mac OS X v10.4 o posterior
  • Una actualización automática estará disponible poco después del lanzamiento inicial para permitir la compatibilidad con PPC.
  • El juego cuesta 25 euros con gastos de envío incluidos. Ya está disponible para compra en la tienda en línea de Feral.

    0 0 votos
    Article Rating
    Subscribe
    Notify of
    3 Comments
    Oldest
    Newest Most Voted
    Opiniones Inline
    Ver todos los comentarios
    Maquito
    Maquito
    14 years ago

    Mira que he jugado partidas al Rome Total War, y lo sigo haciendo. Hasta ahora lo hacía en la versión para Windows, pero creo que merece la pena comprar la versión para Mac y disfrutar de ese gran juego sin tener que andar con Bootcamp.

    Anónimo
    Anónimo
    14 years ago

    Yo creo que es mejor tener un pc dedicado para jugar porque una tarjeta grafica termina jodiendose y en Mac los recambios salen muy caros, y por experiencia propia los juegos se corren mejor y mas a gusto en un pc

    Anónimo
    Anónimo
    14 years ago

    por una razon muy sencilla, hay mas juegos y ademas traducidos. Para ejemplo este, a mac llega ahora ROME, juego cargado de años cuando en el mundo pc esta NAPOLEON.

    3
    0
    Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
    ()
    x