Primeras impresiones con el iPad, por Giuseppe Farese

Giuseppe-Farese.jpgCon el anuncio de que el iPad utilizaría el mismo sistema operativo del iPhone siempre consideré que iba a tener mucho éxito, ya que luego de haber probado varios smartphones de BlackBerry y Nokia, la experiencia de utilizar un iPhone para navegar por internet, revisar correos electrónicos y ver sitios web a través de aplicaciones propias no tenia comparación.

El día de llegada del iPad fui a la tienda a probarlo y luego de una corta espera confirmé mi sospecha: un equipo ideal para consumir información en la comodidad de un sofá, la cama, tomando un café, en el bus, etc.. Nunca he comprado la primera generación de ningún dispositivo, pero los colores brillantes, la rapidez de la respuesta, lo agradable del multitouch en Safari me hipnotizaron y no se cómo, pero terminé saliendo de la tienda con un iPad en mis manos. Tanto es así que tomé un corto video mientras conducía mi vehículo a casa y se lo mandé a mis amigos más cercanos.

ipodizados-ipad.PNG

Estéticamente es un dispositivo bellísimo, delgado, que muestra unas brillantes imágenes que llaman la atención de cualquier persona. Tan pronto llegué a casa tuve que hacer el proceso de registro del iPad con iTunes para poder usarlo. Luego de esto, procedí a instalarle 2 de las aplicaciones que más utilizo en el iPhone: Tweetie y Things. Es decir, las mismas aplicaciones que tengo para el iPhone las puedo instalar en el iPad, no tengo que volver a comprarlas.

Las aplicaciones que no son nativas para el iPad inicialmente se muestran a escala 1:1 en la pantalla del iPad. En la esquina inferior derecha de la pantalla aparece un botón que permite ampliar la ventana a 2x, y las aplicaciones se ven como cualquier foto ampliada y su perdida de resolución.

Me conecté al AppStore y encontré que muchas aplicaciones populares como Twitterrific, Things, Amazon Kindle ya estaban disponibles para el iPad. Algunas de ellas se presentaban una versión exclusiva para el iPad, mientras que otras eran híbridos que corrían en iPhone, iPod Touch o iPad, es decir, un upgrade y listo.

faq-mac-ipad.PNG

Utilizar la aplicación de Kindle para el iPhone no tenía mucho sentido por lo pequeña de la pantalla, pero es increíble como se ven los libros de Kindle en el iPad. También instalé la aplicación iBooks de Apple pero todavía le falta mucho para alcanzar a Kindle de Amazon, ya la mayoría de miles de libros disponibles son libros gratuitos del proyecto Guttemberg, mientras que los libros comerciales son mayormente de ficción y aventura. No dudo que en pocos meses tendremos casi la misma cantidad de libros disponibles para Kindle que para iBooks.

Y mientras usaba la aplicación Kindle y iBooks en el iPad me percaté del cansancio en mis manos al sostener el iPad como un libro: el dispositivo pesa 1,5 libras (680 gr.) y no es tan cómodo de tener en la mano como el dispositivo Amazon Kindle, que es mucho más liviano. Siendo el peso un factor importante para leer libros y consumir información en el iPad, creo que futuras versiones del iPad se centrarán en componentes más livianos.

Durante todo el resto del día estuve probando diferentes aplicaciones para el iPad, especialmente las de noticias y sitios web que adaptaron su diseño para el iPad. Entre las cosas más destacables de estas aplicaciones y sitios web de noticias es el uso del scroll (desplazamiento) horizontal en algunas secciones, lo que permite visualizar más información sin tener que perder la orientación y estructura gráfica del sitio o aplicación. Y es en estas aplicaciones y sitios optimizados para el iPad donde se siente que es un equipo bastante veloz y la maravilla de la tecnología multitouch.

Los vídeos de algunas cadenas de noticias en HTML 5 realmente se despliegan rápido, sin ningún tipo de demora.

Ya llegada la noche salí a cenar con la familia y me sorprendí que luego de más de 5 horas utilizando el iPad en forma intensiva (no estaba leyendo solamente libros) no había consumido ni el 50% de la batería. Efectivamente los comentarios que la batería es duradera son ciertos. Mientras mi esposa manejaba rumbo al restaurante, traté de ponerle al día con mi Twitter desde el iPhone y era increíble lo pequeño que se sentía el iPhone. No podía creer que había estado utilizando tan cómodamente mi teléfono para leer Twitter y navegar Internet durante tantos meses.

Al llegar a casa en la noche seguí utilizando el iPad para instalar más aplicaciones, algunos vídeos del iTunes University y me dispuse a ver los tres capítulos iniciales de la serie de Jamie Oliver: Food Revolution, que transmite la cadena ABC en USA. Sin mayores problemas vi los 3 capítulos de 45 minutos de duración cada uno, con mis audífonos, acostado en mi cama con una gran ventaja: el iPad tiene una opción para bloquear la pantalla y no permitir que rote cuando le das vuelta al dispositivo y así fue mucho más cómodo ver los largos vídeos, algo que no se puede hacer con el iPhone, ya que al inclinar un poco el teléfono cuando estoy en la cama, la pantalla automáticamente rota.

Ya a la hora de ir a dormir el iPad tenia menos de 7% de batería y procedí a cargarlo con el mismo conector del iPhone, lo cual me parece inteligente: no hace falta otro cargador. 4 horas después en la madrugada en una inspección al cuarto de mi hijo, pasé cerca del iPad y me sorprendió que tan solo se había cargado en un 40% en 4 horas y me pareció muy extraño. En la mañana una vez que el iPad estaba al 100% de carga me percaté que aun cuando el cargador es idéntico y tiene el mismo conector, el del iPad es de mayor potencia, lo cual lo cargaría más rápido y con el del iPhone se tarda más en cargar. Esto realmente no me molesta mucho. Si los principios de electricidad siguen siendo los mismos de hace 20 años cuando estudié ingeniería, el cargar lentamente una batería la hace mas duradera en el tiempo, por lo tanto no pienso tener un cargador adicional por la casa solo para cargar el iPad cuando puedo hacerlo con el cargador del iPhone.

Aproveché para comprar la suite de iWork de Apple, ya que el precio es bastante accesible y me pareció excelente que pueda compartir mis archivos a través de iWork.com, un servicio de Apple que por ahora es gratuito. Algo que si me está faltando en caso de utilizar iWork en el iPad es la posibilidad de imprimir. Aun cuando no creo que esto sea un problema implementarlo a futuro ya que el sistema operativo del iPad está basado en el OS X 10.3, si creo que para que tenga un mayor sentido compartir documentos la opción de impresión debe estar presente.

Utilizando Pages pude comprobar que es bastante cómodo utilizar el teclado cuando se coloca el iPad en forma horizontal. Si la persona que escribe desea hacerlo rápidamente quizás es mejor utilizar un teclado Bluetooth, pero en mi caso no me causó ningún problema usar el teclado en la pantalla. Cuando está en modo vertical si es un poco estrecho y no es tan fácil usarlo con 2 manos.

La aplicación Mail es la misma que para el iPhone pero mejorada haciendo uso de algunos nuevos elementos de la interface gráfica, pero sigue siendo muy limitada para el consumidor de email que requiere ordenar sus emails en varias carpetas o requiere de un servicio anti-spam que le ayude al filtrado de los correos. En particular mi correo electrónico lo he mudado a Google Apps, es decir utilizo las herramientas de Google con mi propio dominio y he encontrado que GMail en Safari se ve espectacular, por lo que prefiero revisar y responder mi email desde allí, y dejar Mail solo para aquellos emails casuales cuando quiero enviar una foto o un recordatorio.

Del resto de las aplicaciones que pude probar en el iPad, algunas presentan problemas y dejan de funcionar, pero ya he visto algunas actualizaciones. Creo que no pasará mucho tiempo antes de que la revolución de la aplicaciones para el iPhone alcance el iPad y tengamos aplicaciones de muy buena calidad. Por ahora los precios de las aplicaciones no son tan económicas como en el iPhone. Casi todas las aplicaciones empiezan en $4.99 y muchas llegan a costar $19.99.

Al momento de escribir este mensaje estoy leyendo en Internet que Apple ha confirmado que hay problemas con los iPads y la conexión WiFi, especialmente con aquellos routers que soportan múltiples redes (por ejemplo G y N) y utilizan el mismo nombre para las 2 redes, con unas sugerencias sobre como resolver el problema. Como no ha sido mi caso y mi router WiFi solo ofrece la opción para conectarse en modo G, pues no he tenido ningún problema.

En conclusión, creo que la mayor critica para el iPad será el peso. Aun cuando es liviano, no es lo suficientemente liviano para apostar a que los usuarios van a leer libros cómodamente en el, lo cual es una apuesta grande de Apple y el iBookStore. Probablemente cuando empiecen a estar disponibles los primeros forros, irónicamente haciendo más pesado el iPad, quizás lo haga más cómodo de sostener.

Algunos dispositivos como el dock para el iPad van a cambiar la forma como he venido haciendo mi trabajo diario, que frecuentemente requería de un libro abierto para hacer consultas mientras hago programas, será sustituido por el iPad montado en su dock, al lado del monitor 24 pulgadas que utilizo con mi MacBook Pro. Sin duda alguna el iPad llegó para cambiar la forma como consumiremos información. Ya los competidores de Apple se encargaran de ayudar.

Otra cosa que es fácil de notar es que la pantalla de vidrio produce mucho reflejo lo cual no permite que se vea bien bajo el sol y al colocar el brillo de la pantalla al máximo no se si la batería dure tanto como promete. Así mismo, es imposible no dejar la pantalla llena de huellas, pero es algo que uno logra acostumbrarse rápidamente,.

Con mucho gusto compartiré con ustedes futuras experiencias tan pronto pueda recuperar control del iPad, ya que mi esposa y mi hijo han descubierto lo agradable que es utilizarlo y mientras ellos están despiertos tengo que ser buen jefe de familia y compartir mis cíber-juguetes.

Giuseppe Farese

Bebosoft.com

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
14 years ago

“Si los principios de electricidad siguen siendo los mismos de hace 20 años cuando estudié ingeniería, el cargar lentamente una batería la hace mas duradera en el tiempo”

Quieres decir que las baterías no han avanzado nada en estos 20 años?
O quieres decir que las baterías se cargan y se comportan igual sean como sean, sin importar ni composición ni configuración ni ná de ná?

Amoshombrenomejodas…

Anónimo
Anónimo
14 years ago

“Si los principios de electricidad siguen siendo los mismos de hace 20 años cuando estudié ingeniería, el cargar lentamente una batería la hace mas duradera en el tiempo”

En realidad no. Un mayor tiempo de carga no significa que dure más la batería. La diferencia de los dos cargadores es que uno aporta más mAh, (miliAmperios por hora) por lo que la batería se carga más rápidamente.

Anónimo
Anónimo
14 years ago

Muy interesante aportación. Muchas gracias.
Me encantará seguir leyendo tu cuaderno de bitácora con el iPad.

Anónimo
Anónimo
14 years ago

Xavi y Mijail, vaya par de ignorantes. Hay toda una ciencia detrás de la craga de baterías. si no sabeis no deberíais hablar.
Los principios d ela electricidad son los mismos que hace 20 años, que por eso eran principios…en fins.

4
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x