Los simios también se ríen

monoChimpancePequenho.jpg¿Puede usted nombrar algo que tengan en común los humanos y los primates pequeños? Si usted ha dicho la risa, ha dado en el blanco. Un nuevo estudio, la primera prueba filogenética de la continuidad evolutiva de una expresión emocional humana, ofrece pruebas de que los sonidos que emanan de las bocas de los primates cuando ululan o dan chillidos son, en efecto, risas. Los hallazgos están publicados en la revista Current Biology.

Los investigadores de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido), de la Universidad de Medicina Veterinaria de Hannover (Alemania), y de la Universidad Estatal de Georgia (Estados Unidos), hicieron cosquillas a veintidós primates bebés y jóvenes (siete orangutanes, cinco gorilas, cuatro chimpancés, cinco bonobos y un siamang), así como a tres niños, y analizaron la acústica de las vocalizaciones resultantes.

La doctora Marina Davila Ross, del Centro para el estudio de la emoción, de la Universidad de Porstmouth, explicó que los humanos emiten sonidos de risa durante la espiración. Aunque los chimpancés, por ejemplo, hacen lo mismo, también tienen la capacidad de reír con un flujo alterno de aire, es decir, tanto al aspirar como al espirar.

Los datos acústicos se analizaron recurriendo a un enfoque filogenético cuantitativo que se centra en el desarrollo evolutivo de organismos. Los resultados mostraron que hay relaciones evolutivas sólidas entre los sonidos de la risa, y los investigadores pudieron repetir la “topología de árbol” establecida por vínculos genéticos entre humanos y grandes simios.

Los resultados acústicos y filogenéticos, tomados conjuntamente, constituyen la prueba de un origen evolutivo común de la risa producida por las cosquillas en humanos y las vocalizaciones inducidas por las costillas en los grandes simios“, señala el estudio. “Como mínimo, se puede llegar a la conclusión de que es apropiado considerar que “la risa” es un fenómeno que traspasa las especies y que, por lo tanto, no es antropomórfico [es decir, que indica características humanas] el uso de este vocablo para las vocalizaciones inducidas por cosquillas que producen los grandes simios.

Los hallazgos también indican que mientras que los orígenes evolutivos de la risa humana pueden remontarse a diez o dieciséis millones de años como mínimo -al último ancestro común de humanos y grandes simios actuales-, los orígenes pueden ser incluso anteriores. Esta teoría se ha visto apoyada por la observación de los investigadores de que las vocalizaciones del único siamang evaluado en el estudio mostraron una cantidad de semejanzas con la risa del orangután.

Los análisis, consecuentes con el postulado de Darwin y de otros relativo al cambio evolutivo gradual de muestras no humanas a expresiones emotivas humanas, indican, por un lado, que hay una variación acústica importante en la risa inducida por cosquillas en los grandes simios y, por otro, que las características distintivas de la risa humana podrían haberse formado mediante la selección y exageración de rasgos preexistentes“, concluye el estudio.

En pocas palabras, mientras el estudio demuestra que la risa humana inducida por las cosquillas está fundada profundamente en la biología humana y es acústica y perceptivamente distinta de los sonidos análogos de los grandes simios, los investigadores explican que “los cambios evolutivos, más que ser invenciones nuevas, ocurrieron a lo largo de dimensiones existentes de la variación“.

Según el estudio, los resultados podrían también tener implicaciones en la evolución del lenguaje “porque el habla humana también está marcada por una vibración vocal regular y constante y por un flujo de aire sostenido con constante expulsión del aire a través de la boca o la nariz“.

Según los investigadores, los esfuerzos futuros se centrarán en la razón por la cual han aparecido las propiedades acústicas particulares y qué funciones podrían haber desempeñado al encontrar la risa un lugar sólido en la comunicación social humana.

Para más información: Current Biology. Fuente: Cordis

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
15 years ago

Eso ya se sabía! Al ex-presidente Bush y a su amigo “Ansar” se les ha visto muchas veces muy sonrientes

Farangi
Farangi
15 years ago

A ver si estudios como este consiguen hacer que nos demos cuenta de que somos parte de esta naturaleza y tenemos más cosas en común con el resto de los animales que cosas que nos aíslan, a pesar de todos los intentos que hacemos por cargarnos la naturaleza y quedarnos solitos en el universo como si no dependiéramos de nada.
Bueno pues eso, unas risas con los monos para todos. :):)
El Maquero etíope

Anónimo
Anónimo
15 years ago

Hay seres menos evolucionados que también sonríen: no hay más que ver las miembras del gobierno de Zeta.

3
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x