192 0

Anécdotas de la vida diaria con el iPhone (o por qué el iPhone es otra cosa)

Mañana somnolienta (como todas). No hay leche en casa. Café al bar. Dos con leche y una porra para compartir -sí, somos así de snobs.

En los altavoces suena Mark Knopffler, pero la canción no la identifico. Es un dúo. El camarero me ratifica en el mayor de los Knopffler, pero no recuerda el nombre de la canción.

– No hay problema, espera.

Saco el iPhone y abro la aplicación midomi midomi Ultra -sí, la acción suena tan pija como parece. Oriento el teléfono (¿cómo puedo llamarle “sólo” teléfono?) al altavoz, que está colgado a media altura, al otro lado de la barra. Transcurridos los quince segundos de rigor, el programa ofrece la respuesta:

Sailing to Philadelphia Mark Knopfler - Sailing To Philadelphia - Sailing to Philadelphia, de Mark Knopffler, del disco del mismo nombre.

– ¿Y con quién canta? -pregunto

– No me acuerdo -responde

– La forma de cantar me recuerda a Cat Stevens (ahora Yusuf Islam)

– No es Cat Stevens, pero no recuerdo quien es- remacha el camerata.

– no hay problema (odio repetirme, pero es la realidad: que me repito y que no hay problema).

Cierro midomi, abro la aplicación de Google Google Mobile App y busco resultados de Sailing to Philadelphia. Mientras mi partner le explica que tengo un programa que identifica las canciones y muestra cómo se llaman y quién las interpreta.

Clic y se abre Safari directo a la Wikipedia, donde está la reseña del disco completo. El dúo lo hace con James Taylor (otro cantante blandito-blandito).

Mientras, al camarero se le ponen los ojos vidriosos pensando que tengo un programa que -mágicamente- identifica las canciones. Nervioso, saca el CD del estéreo y pone otro (me dice que son MP3, que vienen montones en cada CD y que se vuelven locos para saber quién canta qué).

Me pone una canción de country apañado, que no me suena. Vuelvo a abrir Midomi, y lo pongo también a escuchar. Quince segundos después, la respuesta: la canción se llama Fool for Love y la cantante Sandy Rogers. Está en la banda sonora de Reservoir Dogs. Todo lo dice Midomi…

El camarero lo apunta en un papel y yo pago y me voy, más ancho que largo.

¿No te has encontrado en situaciones que antes de tener un iPhone simplemente no hubieras podido resolver? A mi si, todos los días evito pequeñas discusiones, aprendo cosas nuevas, aporto datos, … de acuerdo, soy un pedante armado con un iPhone y me gusta. Y el que no lo valore, es un frustrado tecnológico.

Efectivamente, el iPhone lo cambia todo. Doy fe (además, también hace llamadas).

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

Deja una respuesta