El retorno del “sólo para Mac”, por Alf

Una de las grandes quejas (y probablemente el fantasma más persistente que puebla los sueños de los “maqueros de raza”) de los usuarios de ordenadores de Apple (sean de sobremesa o portátiles) es que el trío iTunes-iPod-iPhone es una especie de infección que ha afectado a la capacidad de concentración de la empresa de Cupertino en la producción de ordenadores (ignoremos para este caso la reciente actualización completa de la gama de ordenadores que sobrevino la semana pasada).

El mundo de los “peceros” se muestra ante Apple como una suerte de sirenas que le tienen hipnotizado con sus canciones y sus promesas de contingentes de usuarios “klínex” (de usar y tirar.. iPods, iPhones o lo que sea) con tal de estar a la moda, presumir, o poder tener lo último en tecnología. En resumen, ante un usuario de Mac OS X parecen una especie de nuevos ricos advenedizos al mundo de la manzana que no valoran lo que tienen ni entienden lo que vale. Y todos se quejan de que Apple ya sólo quiere vender iPods, y que el mercado de los ordenadores ya no les interesa, y que cualquier día cierran y se dedican a vender Mac OS X para PCs.

Y entonces llega Apple y saca iLife 09

Y dentro de iLife 09, GarageBand 09…

…y dentro de GarageBand 09, una tienda de lecciones musicales, proporcionadas por los artistas originales, acompañados por su guitarra o su piano…

Por supuesto, unos se escandalizan porque ven a la Apple usurera que quiere cobrar por todo. Otros nos admiramos ante la vuelta de tuerca genial de abrir un nuevo mercado. Pero a todos se nos ha pasado esa frase mágica que antaño solía hacernos reír con esa risa gordinflona del que se recrea en algo que no tienen los demás, y que desean, lo desean con tantas ganas que… incluso puede que se compren el producto para poder tenerlo (sí, de nuevo, la misma estrategia que ha llevado a la estratosfera del consumo al iPod y al iPhone). Sólo que esta vez, en el Mac.

Tienda-Artistas-GarageBand.JPG

“Sólo para Mac”

Correcto, para poder ver a Norah Jones entonar sus gorgoritos, para ver lo viejo y cascado que está Sting (¿quién le recuerda en Quadrophenia?), o las maravillosas anécdotas del abuelo John Fogerty, necesitas un Mac. Y además un Mac prácticamente nuevecito.

¿Cuántos miles de personas por todo el mundo que están aprendiendo -o ya saben- o quieren aprender a tocar la guitarra o el piano se comprarán un Mac para poder aprender canciones con las que admirar a sus familiares y amigos en cada fiesta, cada vez que estos se pongan a tiro?

La lista de músicos que han participado en anuncios de Apple es larguísima. Desde los viejos anuncios de Dave Stewart (de Eurythmics) promocionando el PowerMac…

hasta el archifamoso y polémico (en su día) anuncio Rip-Mix-Burn, con el ya fallecido Barry White como cierre…

Los artistas que han aparecido en las keynote de Apple referidas a la música (desde Kanye West hasta KT Kunstall)

La lista es casi interminable y abarca muchas de las grandes estrellas de la música moderna actual.

¿Acabarán siendo las lecciones profesionales en GarageBand un ras por el que se mide la importancia, la popularidad, el prestigio de un artista?

Esta idea, formulada por el incisivo Juan de Dios Santander Vela, mientras se producía la presentación de iLife 09 e iWork 09, puede acabar siendo una absoluta realidad.

El empuje de los nuevos ordenadores de Apple, más la ingente cantidad de personas que tocan uno u otro instrumento (o ambos) más el tirón “fan” de los artistas, puede hacer que no sólo los ordenadores se vendan más gracias a una característica cuaternaria (opción dentro de un programa dentro de una suite dentro de un sistema operativo dentro de un ordenador de una marca determinada) sino que para los artistas, colocar su “hit” dentro de la colección de elegidos, de aceptados, por Apple también puede acabar siendo una muesca en su nivel de influencia.

Desgraciadamente, las diferencias entre los vídeos disponibles entre la versión americana y la versión española de GarageBand parece indicar que no es un acuerdo al margen de las discográficas entre Apple y el artista seleccionado, sino dentro de la negociación de los canales habituales -y por lo tanto de irregular distribución entre diferentes países.

Sin embargo, puestos a imaginar, nada impide que estas lecciones se amplíen a otros instrumentos (bajo, batería,…) o incluso a vocalistas (quién no compraría una lección magistral de Bobby McFerrin, o George Michael, o la mismísima Annie Lennox, explicando cómo encaran una interpretación en concreto…)

Y puestos a ir aún más allá… ¿veremos una tienda de lecciones iMovie donde cineastas expliquen sus trucos? ¿Una tienda de lecciones fotográficas para iPhoto / Aperture donde se cuenten trucos?

Lo fácil es decir que Apple tiene una máquina de hacer dinero, pero creo que lo justo es reconocer que el genio de Apple reside en que tiene una máquina que hace máquinas de hacer dinero. Por eso donde otros sólo ven software, ellos ven oportunidades. Y arriesgan.

Por eso hoy, como tantas veces, chapó por Apple.

Pd.: todo lo dicho anteriomente sin menoscabo de la excelente y didáctica labor que hace el bueno de Tim iniciándonos en guitarra y piano.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
13 years ago

Hombre lo de los mac-eros de raza está muy bien pero, ¿no crees que se dedican a vender lo ipod-iphone-itunes porque está visto que la batalla la tienen perdida? Apple es una empresa y como tal se dedica a intentar ganar dinero, lejos de esa idea romántica que queda entre los mac-eros. Está claro que los productos son mejores, eso no lo dudo, pero lo que también está claro es que no saben venderlos. Mira las cifras…

http://es.appleweblog.com/2009/02/mac-os-uno-sobre-diez

y sube por el iphone y el ipod

1
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x