Demasiado ruido por un chip [Actualizado]

Apple registró en Agosto de 2005 la marca "made for iPod" en la Oficina de Patentes de EEUU. Asimismo, el registro incluye un logo. La descripción de la marca aparece de la siguiente forma: “una línea completa de accesorios electrónicos y mecánicos y de software para dispositivos...

673 0
673 0

made_for_ipod.jpgApple registró en Agosto de 2005 la marca “made for iPod” en la Oficina de Patentes de EEUU. Asimismo, el registro incluye un logo.

La descripción de la marca aparece de la siguiente forma: “una línea completa de accesorios electrónicos y mecánicos y de software para dispositivos portátiles y de mano para grabar, leer, transmitir, manipular, y revisar texto, datos, audio, imágenes y archivos de vídeo; estaciones dock; soportes; cargadores de baterías; repuestos de baterías; conectores eléctricos, cables y adaptadores; controles con y sin cable; auriculares; estaciones de amplificación de sonido; adaptadores para automóviles; grabadores de sonido; receptores de radio; escáneres de imágenes; visores de vídeo; software para grabar y organizar calendarios, listas e información de contactos; software de juegos; bolsas y sacos”.

La marca ha sido utilizada por Apple para certificar productos relacionados con el iPod. Apple empezó una campaña de certificación de los accesorios para el iPod a comienzos de 2005.

made_for_ipod-1.jpg

En septiembre de 2005 anunció que el número de accesorios creados específicamente para el iPod supera ya los 1.000. La economía iPod había florecido con más de 21 millones de iPod vendidos y una amplia variedad de empresas que crean productos que van desde fundas para el iPod de grandes firmas de alta moda, hasta sistemas de altavoces o kits para integrar el iPod en el automóvil. Apple anunció entonces también que hay más de 700 productos con el logo “Made for iPod”, ya en el mercado o en fase de desarrollo. Este logo garantiza a los clientes que un accesorio electrónico ha sido diseñado específicamente para conectarse al iPod y ha sido certificado por su fabricante para cumplir con los estándares de rendimiento de Apple.

Las empresas adheridas a este programa reciben por parte de Apple la correspondiente información de hardware y software para diseñar y fabricar periféricos que son perfectamente compatibles con el iPod, de forma que un mal periférico no rompiera la unidad, como ha ocurrido en algunos casos con iPhones que se han roto al conectarlos a cargadores para el iPod de coche que no reunían las especificaciones del fabricante, en el caso, Apple.

La cuestión es que Apple ha introducido unos nuevos auriculares con el iPod Shuffle que trasladan los mandos de control desde el iPod a los auriculares. Y estos auriculares llevan dentro un chip que es (o que aparentemente resultar ser) el controlador para manejar el iPod.

El problema es que los fabricantes de auriculares de terceras partes, si quieren hacer cascos para el iPod Shuffle (que de momento, es el único iPod que lleva este chip) requieren certificarse en el programa Made for iPod para recibir la información y especificaciones técnicas (así como presumiblemente, chips para instalar) en sus auriculares.

q28734q268743q2687462q1.jpg

Mientras se están produciendo reacciones adversas de todo tipo ante este chip, Apple levanta las manos en señal de no entender nada y se pregunta, “bueno, el dock también lleva un conector propietario, la salida de vídeo de los últimos iPod también era propietaria, y hasta ahora nadie se ha quejado … incluso cuando eliminamos el soporte firewire en favor de USB … ¿porqué esto es ahora diferente?

Que Apple haya cerrado el mercado de auriculares para un único modelo de iPod (de momento) no es grave si quiere controlar que auriculares se usan con ese dispositivo. ¿que Apple quiere hacer dinero con ello? … muchos fabricantes tienen programas “Made for ….” y nadie ha puesto el grito en el cielo porque los fabricantes de fundas o mandos para las consolas de juego portátiles o de accesorios específicos licencien los derechos de diseño, fabricación y uso para ganar dinero. El mercado del iPod es muy amplio y Apple quiere ganar dinero de una fuente que hasta ahora se le escapaba, el mercado de los auriculares. Pero es que esta política se lleva haciendo desde hace mucho tiempo (tanto en Apple) como en otras marcas y nadie se tiraba de los pelos con la furia con la que se está haciendo ahora … hasta la Electronic Frontier Foundation dice que Apple va en la dirección equivocada.

De momento el usuario recibe unos auriculares perfectamente funcionales con el iPod Shuffle, con lo cual no tiene que gastar ni un euro extra. Si el sonido de los auriculares no le gusta, pues de la misma forma que tiene que pagar una tasa por unos altavoces con un Dock para el iPod, tendrá que pagar por unos auriculares de su elección la correspondiente tasa (que le fabricante trasladará al usuario), pero también paga tasas por otras muchas cosas de uso diario y cotidiano … y nadie se escandaliza como en este caso. Es molesto, si pero no es un caso único en la industria ni lo va seguir siendo.

Así que el supuesto escándalo con el chip tampoco es para tanto. En todo caso, es un grano más en el intento de control de Apple para ganar un poco de dinero más y también para que la experiencia iPod sea satisfactoria y que su precioso Gadget no acabe funcionando con los auriculares que te dan en el AVE, que esos si que suenan mal.

Actualización

Tras todas las declaraciones hechas en un sentido y otros, MacWorld ha tomado la senda del sentido común y ha contactado con Apple. El portavoz ha indicado la existencia del chip que es exclusivo para los auriculares que se adhieran al programa “made for iPod” y que no hay ningún sistema de DRM o de encriptación en el dispositivo, así que en un momento dado es posible crear auriculares clónicos si se realiza ingeniería inversa. Otra cosa es que estos auriculares, que no están bajo la licencia de Apple, sean “legales” y puedan ser vendidos en las tiendas de Apple como accesorios oficiales, pero hasta ahora los fabricantes de auriculares (salvo muy pocas excepciones) no se habían adherido a este programa. Apple ha mantenido el programa Made for iPod durante muchos años y ha demandado a aquellos fabricantes que han intentado usar su propiedad intelectual para crear accesorios sin estar adheridos al programa.

Categorías para este artículo

Join the Conversation