De Cíclope a Hidra (Hasta la vista Steve…), por Alf

Jobs-cyclops.jpgPocas semanas antes de que cerráramos 2008 publicábamos un artículo en el que preguntaba qué novedades podría tener Apple para el 25 aniversario del Mac(sinceramente, todo apunta a que Apple ya no es ese tipo de empresa, propensa a las nostalgias y afectividades, pero nunca se sabe).

Bueno, pues antes de que pudiéramos dar carpetazo al año, Apple soltó la bomba: Steve Jobs no saldrá al escenario público de la MacWorld nunca más. Es una de esas decisiones que en cuanto se concretan, producen en la cabeza un alud de razones por las que tiene sentido y se pueden razonar y justificar con contundencia, de forma que finalmente sólo queda la única motivación que no necesita argumentos: el corazón.

Macworld Boston en 1997… Apple vuelve Steve Jobs,… hmmm… Steve Jobs vuelve a Apple.

La decisión de Apple se puede resumir en una frase: el fin del evangelismo. Después de eliminar los colores del logo, el “Computer” del nombre de la empresa y del paso a Intel (sí, lo meto en la misma cadena de acontecimientos), sólo quedaba un elemento que conectaba -puede que anacrónicamente- el antes y el después de Apple: las apariciones de Steve Jobs en MacWorld (primero tres veces al año, luego dos, luego una, y ahora…).

Un perfil mediático que el propio director general de la empresa ha cuidado con mimo, con deleite y con constancia: el estilo, el atuendo, las presentaciones… todo enfocado a crear un icono comunicacional universal, reconocible en cualquier parte del mundo capaz de transmitir mensajes de la empresa de una forma única, unívoca e inequívoca.

Sin embargo, 2008 también ha sido un año muy extraño para Apple. Por un lado se convirtió en el objeto de deseo de los “analistos” (© Ana y Ramón), que semana sí y semana también invocaban los desarrollos más absurdos, las fechas de presentación más improbables y la invulnerabilidad al clima más increíble. Por otro, especuladores de todo tipo se arrimaron al ascua de la salud de Jobs y la manipulación accionarial para intentar tumbar al que se presiente como un nuevo gigante capaz de engullir a todos los dinosaurios del siglo pasado.

Estoy convencido de que para Jobs hacer que desaparezca la persona pública de Steve Jobs es el último servicio, el servicio definitivo, el máximo servicio que puede prestar a su empresa. Él lo empezó y a él le toca acabarlo. El fin del “presidencialismo”, del visionario, del gurú… esas eran otras épocas.

Conociendo lo poco amigo que es Steve Jobs de las medias tintas, no le habrá temblado el pulso a la hora de ofrecerse voluntario para asesinarse a si mismo, para inmolarse ante sus fieles y eliminar de una vez por todas el punto más débil del trasatlántico que es Apple.

Transformar a Apple de un Cíclope en Hidra, convierte un defecto en una virtud -una de las máximas del márketing. Aunque nadie dice que no sea doloroso.

Hydra-de-apple.jpg

Sin una cabeza visible a la que apuntar, es casi imposible manipular las acciones, la credibilidad o el futuro de Apple porque uno u otro falte, cambie de empresa o -eventualmente- muera.

¿Qué vas a hacer, Steve?

jobs-en-shorts.jpgSteve Jobs es un “pueblerino”. Da igual lo alto que haya llegado, no deja de ser un californiano de pueblo, que tiene severos problemas para ver más allá de los Estados Unidos. Y esa cultura impregna la sede de Cupertino.

Steve Jobs no viaja por el mundo públicamente (como sí lo hace hacía, por ejemplo, Gates). No considera que la imagen de Apple haya que venderla puerta a puerta (es decir, país a país) y conquistar cada mercado trabajando acuerdos con administraciones, universidades, etc. “a cambio” de que venga a firmarlos Steve Jobs en persona.

En los primeros tiempos, Steve Jobs pensaba en la lucha por el mercado (contra Windows) desde el punto de vista romántico de “pelea de caballeros” (aún conocía poco a Gates en aquel momento). Steve siempre pensó que “eventualmente el mejor producto ganaría” porque “el mercado se daría cuenta”. Es la misma política que lleva aplicando en Apple desde el principio de los tiempos, por eso cada célula local de Apple tiene que pelear su mercado en solitario, sin contar con sus “primos de Zumosol” que vengan a reforzar determinadas estrategias… así es Apple.

¿Qué impulso supondría para Apple en España (o en Ecuador, Argentina, México…) la presencia de Steve Jobs en una Universidad, en unos telediarios, en unas conferencias….? Incalculable. Pero no ha sido posible. Incluso cuando visitaba París (Europa) con motivo de la extinta Apple Expo, todo lo que no fuera la conferencia inaugural y su visita al “ruedo” de la Expo, era estrictamente privado.

A Apple le cuesta mucho concebir el mundo como globalidad, y mucho más comportarse como empresa verdaderamente global. Todos los lanzamientos comienzan por Estados Unidos, y después se expanden “al resto.

Respetable. Pero indigno de una empresa “global”.

Ahora Jobs podrá cultivar profundamente su provincianismo, y relacionarse -a nivel empresarial- aún menos con el mundo… supongo que hasta que pueda desaparecer completamente sin que nadie note su ausencia.

A la hora de la verdad, el mundo de Apple es tan pujante que pasar la página de Steve Jobs ha sido mucho menos traumático de lo que pensaba. Por delante tenemos la transformación de las aplicaciones en “virtuales”, accesibles desde la web, la progresiva irrelevancia de la potencia de las máquinas, y hasta un rediseño de las licencias de software… El mercado audiovisual a punto de caramelo para la supresión de los soportes, y la telefonía reinventada en algo mucho más grande con las aplicaciones para el iPhone.

En cualquier caso, Apple llega al 25 aniversario del Mac completamente transformada. No sé si madura o inmadura, pero sí distinta. Y, por supuesto, Steve Jobs forma parte de las personas (como Elvis, Juan Pablo II, y otros pocos más) que han influido permanentemente en mi forma de ver la vida.

steve-jobs-Says-bye.jpg

Por esto, ¡hasta la próxima, Steve! Gracias por todo y que seas feliz.

PD.: ¿No sería emotivo que mañana Steve Jobs hiciera una última aparición a través de videoconferencia de iChat? No pierdo la esperanza…

Jobs-Schiller-iChat.jpg
Como ésta pero con las posiciones cambiadas. Phil en el escenario y Jobs a pantalla completa

PD. 2: Steve Jobs ha publicado una nota personal sobre su estado de salud que no hace sino abundar en la necesidad de minimizar el impacto de su salud, presencia o estado de ánimo (de él o de cualquier otro director de división de Apple) de cara al futuro.

Imagen de Jobs como cíclope, inspirada en el Cíclope de Dalí

Imagen de la Hidra, adaptada de la imagen de New Perspective Comics

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
13 years ago

Hacia mucho tiempo que no opinaba en este blog, desde que cambió su formato, no sé porque. Pero este articulo me pareció digno de alagos hacia tí Alf. Se nota que estás informado, y tambien tu interés y dedicación por el mundo apple. Saludos, y felicitaciones!

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Esto es ya imparable.

Apple es algo tán grande y tan popular que ya no depende de Steve.

Me siento muy tranquilo. Sé que tenemos Apple para rato con y sin Steve.

Podemos estar totalmente tranquilos.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Excelente análisis!

Anónimo
Anónimo
13 years ago

Aunque en tus notas se siente un aire de nostalgia y otro de reclamo, al final llegas a un buen final, la vista a futuro…, me gusto todo lo que analisaste, porque, además, es verdad, la política de Apple siempre ha sido así, y poco a poco, ha dado resultado, el ocultar a la cabeza visible era algo que nos ha pegado a muchos, porque aun no entendemos apple sin Jobs, pero en favor de el y de la propia empresa, tenia que suceder, y de cara a futuro dará mas libertad de movimiento a Apple, espero que no sea a costa de creatividad, desarrollo pensado en favor del usuario, o claro está, de la calidad de los productos.

Anónimo
Anónimo
13 years ago

El análisis es bueno, pero después de la carta de Steve sobre su salud, y el refrendo por parte del consejo de administración, yo que antes también pensé que Jobs estaba dejando sitio a otro/s al frente de Apple, ahora veo claro que de momento eso NO va a suceder; Steve Jobs volverá a dar las Keynotes y mantendrá la estrategia actual del “presidencialismo”, del visionario, del gurú, etc… mientras su salud se lo permita.

Me creo lo que dicen las cartas, porque parece razonable, y porque de no ser cierto no las habrian publicado, porque a medio plazo sería peor para Apple; y en las cartas dejan bien claro que es algo temporal, por motivos de salud que esperan que se solucionen en unos meses.

Yo apuesto un café a que la WWDC 09 tendrá otra vez a Steve Jobs como conductor de la Keynote innaugural.

Saludos

Maties Canyelles.

5
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x