Opinión: El ascenso de Flickr es la caída de Textamerica

Vagando por esas páginas de dios, encuentro el blog de Julian Gallo, y su testimonio de testigo presencial de la ley del mercado. El impresionante ascenso de Flickr supuso la caída de su predecesor, posiblemente pionero.

Dice Gallo:

“HACIA finales del año 2003 comencé a tomar fotos con mi celular y publicarlas en tiempo real en la web. El sitio donde hacía esto era prometedor, se llamaba Textamerica. Allí llegué a publicar en total 2372 fotografías. Como el teléfono con que tomaba esas fotos (un Nokia 3650) no tenía conexión USB -solo bluetooth-, nunca hice un backup de esas imágenes, solo sacaba una foto y la enviaba por email desde el teléfono a Textamerica. Era genial. El tema me interesó tanto que a mediados de 2004 escribí un artículo sobre esta práctica para el sitio de fotografía ZoneZero, de Pedro Meyer. Allí contaba algunas vicisitudes y el efecto psicológico que me producía esta novedosa anotación de mi vida cotidiana. El artículo se llamó “Moblogs, el mapa del tiempo”.

Unos días después de publicarse el artículo en la web – el 10 de junio de 2004- una joven desconocida me escribió un email comentando mi escrito y contándome con entusiasmo sobre su proyecto:

“Yes!!!!

I found your article online, and you’ve made some really lovely

observations…i have been building a product called Flickr

http://flickr.com/ that does everything textamerica does, but

BETTER” (…)

El email era de Caterina Fake, la directora creativa de Flickr, en ese momento un sitio completamente desconocido. Caterina tenía razón, Flickr hacía lo mismo que Textamerica pero MEJOR y yo me fui a publicar fotos allí, como otros millones de personas, dejando atrás para siempre a Textamerica.”

Toda una lección que hay que tener presente de forma permanente en internet, porque el mismo día que crees que has llegado, que lo has conseguido, es el mismo día que otros ven la oportunidad de mejorar tu producto justo en el punto en que tu lo dejaste.

Por resumirlo en cuatro palabras que por su popularidad se han trivializado, banalizado, minusvalorando su mensaje profundo: “Be water, my friend”.

Puedes leer el artículo completo en el blog de Julian Gallo.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x