138 0

Max Payne, esta no es una historia de polis y ladrones

Max Payne, junto con Star Wars Jedi Knight: Jedi Outcast, son los juegos para estas Navidades.

Max Payne es en realidad un juego de palabras en inglés, derivado de Maximum Pain (Máximo dolor). Y es que este juego no es precisamente una historia de Disney. Este es un juego para adultos, así que si estás pensando en comprárselo a tus hijos estas Navidades, tienes que contar conque el juego es extremadamente violento, con grandes dosis de sangre, y escenas poco recomendables para niños. Max Payne se desenvuelve extraordinariamente bien en el límite de la línea de lo “políticamente correcto”, pero aún con todo, los menores de 15 años deben acceder a este juego con muchas reservas.

El personaje, la historia.

Max Payne es un policía que hace tres años sufrió el asesinato de su mujer y su hijo a manos de drogadictos enganchados a una nueva droga, el Valkyr, que hace estragos en Nueva York. Con esta premisa, el juego se va desarrollando mientras Max va averiguando quién y porqué mato a su familia. Max es un personaje atormentado, sumido en la desesperación y con un objetivo único: acabar con aquellos que le destrozaron la vida. En el juego Max solo soluciona los problemas que se va encontrando de una manera: a tiro limpio. No hay opción a la conversación, ni los enemigos pueden rendirse. Si pudiéramos colocar a Max en el mundo del cine, seria una especie de Bruce Willis en la Jungla de Cristal (por su violencia) y Humprey Bogart en el Halcón Maltés (por su cinismo).

El lugar, la ambientación

El juego es totalmente urbano, ambientado en el invierno más crudo que uno se pueda imaginar. Calles nevadas, una continua cortina de copos de nieve (que no dificulta la jugabilidad) junto con un ambiente oscuro, depresivo y tétrico acompaña a Max durante toda su aventura. Incluso cuando Max se aventura dentro de ciertos edificios, tanto de las zonas bajas de la ciudad, como en la zona mas rica y “tech”, es evidente la ausencia total de notas alegres. Así mismo, la banda sonora reparte generosamente toques de piano que acentúan la tristeza del entorno y aumentan la opresión del personaje. Merece mención especial las voces utilizadas por los personajes en el juego que, aunque es solo en ingles, son una de las partes mas cuidadas. Sin embargo, el inglés utilizado, posiblemente para darle más sabor a la aventura, tiene grandes dosis de términos de “slang” (lenguaje callejero) y modismos propios de este tipo de aventuras, haciendo a veces un poco difícil comprender que es lo que está ocurriendo, aunque no entorpece el devenir de los acontecimientos, ya que el juego, totalmente lineal, solo ofrece un camino a seguir.

El estilo

Max Payne además tiene un cierto sabor a cine de Hong Kong, especialmente a las películas de John Woo. Max dispone de un “modo” de combate que ralentiza totalmente el juego (al estilo de esas famosas escenas del director) que es extremadamente útil en los tiroteos con múltiples enemigos. Y creedme, de esos, hay muchos.

Para enlazar las diferentes historias, además de las conversaciones entre los personajes, en vez de usar la típica conversación basada en una animación sobre el motor del juego, se han utilizado fotografías reales tratadas digitalmente para que parezcan un cómic. Esta es a mi entender la parte más floja del juego (que en realidad no influye en su jugabilidad en si). El problema es que las poses de los personajes en estas fotografías resultan demasiado … artificiales, quitándole veracidad a la historia que nos están contando.

El juego

Max payne es en realidad un juego lanzado al mercado en Diciembre del año pasado, y ha costado todo un año que lo tengamos en nuestras pantallas. Desarrollado por Remedy Entertaiment y producido por 3D Realms, dispone de versión para XBox y II. El site del juego en 3DRealms ofrece una gran cantidad de extras, fotos, y material alternativo, así como la web oficial de Max Payne.

La versión de Mac, distribuida por MacSoft y portada por Westlake, tiene un precio recomendado de 39.99$ (Amazon), así que no puede llamársele un juego caro.

las especificaciones técnicas para el juego sobre mac son:

Mínima:

– Mac OS 9.1 o superior, OSX v10.1.4 o superior

– Procesador 450Mhz PowerPC G3

– 900Mb espacio de disco

– 128Mb RAM (Memoria virtual a 200 mb) (256 MB RAM Versión para MacOSX)

– tarjeta gráfica 16Mb Open GL o compatible

– Open GL 1.2

– CarbonLib 1.4

Recomendado:

o Mac OS 9.2.2 , OS X 10.1.4 o superior

o procesador 733Mhz PowerPC G4

– 900Mb espacio de disco

– 256Mb RAM

– tarjeta gráfica 32Mb Open GL

– Open GL 1.2 (solo OS 9.2.2)

– CarbonLib 1.4

* 4 o superior

Instalando

la instalación es realmente sencilla, aunque un poco larga: conviene tener paciencia. Como truco para los usuarios de MacOSX es bastante interesante crear un nuevo usuario para los juegos, de manera que ciertos programas que utilizan procesos de segundo plano para controlar aspectos del ordenador no influyan en la jugabilidad, especialmente si nuestra máquina se encuentra en un punto difuso por encima de las especificaciones mínimas. Sobre un G4/400 con una Gforce2 fue la solución a las ralentizaciones que ocurrían cuando la faena “se acumulaba”.

Una vez instalado, y con el CD dentro de la unidad (el juego lo solicita) al hacer doble clic sobre el icono, aparece un panel donde podremos configurar ciertos aspectos técnicos del juego, como la calidad de las texturas, el audio, etc. Así mismo hay opción de “rebajar” el nivel de violencia, lenguaje y escenas “comprometidas” con password incluido.

Pantalla de carga

Jugando

El juego carga con bastante rapidez. Una vez pasadas las diferentes intros, es conveniente primero hacerse el tutorial para controlar los diferentes aspectos de manejabilidad del personaje, que es muy buena y muy sencilla. Además el soporte nativo para ratones con dos botones y rueda facilita mucho la tarea.

Modo “John Woo”

En general el juego se va resolviendo a base de múltiples escaramuzas a tiros. Aunque a lo largo de la aventura hay varios puzzles, son extremadamente sencillos de resolver, incluyendo una pantalla con un laberinto, y dos pantallas de habilidad que tampoco requieren un gran esfuerzo en superarlas. Eso si. la tecla de guardado rápido es imprescindible para progresar rápidamente en el juego e ir guardando pasos intermedios después de cada escaramuza. porque a Max lo matarán muchas, muchas veces. Merece mención especial lo rápidamente que recarga el juego después de que nos cosan a tiros: en menos de 2 segundos estaremos otra vez en línea y con el arma en la mano.

Interface realment sencillo. Arriba, todos los posibles armamentos.

Es conveniente en algunas de las escaramuzas plantearse previamente como vamos a solucionar el asunto: esto no es Unreal Tournament ni Quake, y a veces la paciencia, el uso de granadas y cócteles molotov ayuda mucho más que lanzarse con los ojos inyectados en sangre a por el enemigo.

La muerte de Max. Tecla E y a jugar otra vez

Conclusiones

Max Payne es un juego entretenido, interesante, de una gran calidad técnica y una impecable realización, de una dificultad no muy alta y que quizás a los más jugones les resulte corto.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x