OS X: Desactivar Filevault 2 en un disco de arranque que falla y sin partición de recuperación

07/01/2013 por Carlos Burges

Filevault 2 es una tecnología extraordinaria que permite encriptar en OS X 10.8 Mountain Lion la totalidad del disco para evitar miradas externas a su contenido. Sin embargo, puedes encontrarte con casos como el que me he encontrado recientemente: un Mac con esta encriptación activada que no dispone de partición de recuperación y que se niega a arrancar (y como siempre, además, no hay copias de seguridad disponibles). ¿Cómo solucionar este problema?

El objetivo, por supuesto, es poder acceder a la información guardada en el disco para evitar su pérdida. Luego, la reparación del mismo es ya otro cantar, pero en este artículo nos vamos a centrar en cómo deshacernos de Filevault 2 para poder acceder a los datos.

Generalmente este proceso es relativamente sencillo, ya que es posible desactivar Filevault 2 desde la partición de recuperación para luego poder intentar la reparación del disco, pero si por los motivos que sean no está disponible esta partición de recuperación el problema se complica … un poco.

Si no instalaste o eliminaste la partición de recuperación y no dispones de ella, siempre puedes arrancar desde los servidores de Apple: simplemente hay que arrancar el Mas utilizando Comando + opción + tecla R para activar el modo "Internet Recovery" disponible solo en los Macs más modernos (2011 y 2012). Este modo, no obstante, tiene algunas peculiaridades, ya que requiere de una red en modo DHCP ya que no almacena ningún tipo de ajuste especial de red. Tras unos segundos (que pueden demorarse un poco), en tu pantalla aparecerá una bola del mundo y a partir de ese momento se empezará a cargar un sistema de recuperación (aproximadamente unos 500 mb, así que paciencia) que te mostrará, cuando acabe, una "partición de recuperación) sobre la que trabajar.

Si tu Mac no permite el arranque desde "Inernet Recovery" siempre puedes optar por pedir ayuda a alguien que tenga otro Mac con OS X 10.8 Mountain Lion (o Lion) o incluso, acercarte a un Premium Reseller o una tienda de Apple a ver si pueden crear en una memoria USB esta partición. EL proceso es muy sencillo: simplemente hay que descargar el Asistente de disco de Recuperación de OS X desde Apple, una pequeña utilidad que prepara un disco y copia los datos de la partición de recuperación al mismo y que permite arrancar desde el.

El proceso además es muy sencillo y toma unos segundos, y no necesitas una memoria USB grande: cualquier memoria (o tarjeta de memoria) con 1 GB (la partición de recuperación son unos 500 MB) es más que suficiente, te permitirá luego arrancar desde esa partición de recuperación almacenada siguiendo los procesos estándar de atajos teclado (arrancar con la tecla opción pulsada).

Una vez estés en la partición de recuperación, simplemente hay que arrancar la Utilidad de Discos y acceder a las dos opciones disponibles desde el menú Archivo una vez seleccionado el disco de arranque: Desbloquear el disco (necesitarás la contraseña de Filevault) lo que te permitirá pasar la Utilidad de Disco para tratar de solucionar el problema o Desactivar la encriptación (lo que llevará cierto tiempo) para que el disco pase a un estado "normal"  de forma que puedas acceder a el desde otro Mac por ejemplo usando el Modo de Destino (Target Firewire) y poder recuperar datos antes de (quizás) formatear y reinstalar el sistema.

0
Comentarios