Giesecke & Devrient muestra la propuesta de Apple para las tarjetas SIM de cuarta generación

09/05/2012 por Carlos Burges

El fabricante de tarjetas SIM Giesecke & Devrient está mostrando en la Feria CTIA en Nueva Orleans la propuesta de Apple para la siguiente generación de tarjetas SIM que en teoría ya debería haber sido aprobada por el ETSI (European Telecommunications Standards Institute).

Los fabricantes de teléfonos han estado promocionando ante este organismo europeo diferentes estándares para la tarjeta SIM que portarán las siguientes generaciones de dispositivos móviles. Sin embargo, el desacuerdo entre las empresas que han propuesto los diferentes estándares ha forzado al ETSI a retrasar la decisión que inicialmente estaba prevista para marzo.

Giesecke & Devrient, como miembro con derecho a voto del ETSI, ha declinado  cualquier interés en respaldar los formatos presentados indicando que "trabajan con todos" pero ha apuntado que Apple está dispuesta a a implementar de forma muy rápida su estándar si es ratificado por el ETSI a pesar de las muy agresivas quejas por parte Nokia.

 

"Veremos un producto muy pronto después de la ratificación" ha comentado supuestamente un representante de esta empresa, lo que implica que si el organismo se decide por el estándar propuesto por Apple, el iPhone 6 ya portaría esta nueva tarjeta SIM de cuarta generación.

Apple está interesada en ofrecer licencias libres de uso y sin pago de royalties a todas las compañías que adopten el estándar propuesto por la compañía de Cupertino.

La propuesta de Apple ante el ETSI está compitiendo con otras propuestas de las compañías Motorola Mobility, Que Apple proponga un sistema en el que no haya pagos por el uso de la correspondiente tecnología le pone en cabeza al respecto de las posibilidades de ser adoptada para toda Europa.

Las compañías que compiten con Apple no se han quedado atrás mientras: Nokia ha intentado desbancar a Apple en esta carrera aduciendo que su propuesta es técnicamente superior frente a la de la empresa de Cupertino.

La propuesta presentada por Apple requiere el uso de una bandeja, y la tarjeta Nano-SIM mantiene el mismo tamaño que los modelos que actualmente se están usando. Nokia por su parte propone el uso de una tarjeta mucho menor de tamaño (lo que implicaría modificar los diseños estandarizados al respecto del hardware de los dispositivos)

Apple no ha respondido a las indicaciones de Nokia, ni ambas compañías han hecho comentarios acerca de la correspondiente carta enviada al ETSI.

Nokia, por su parte ha desestimado el paso adelante dado por Apple al respecto de ofrecer su estándar como gratuito, indicando en unas declaraciones hechas a IDG que la maniobra de la compañía de Cupertino está cuidadosamente diseñada para devaluar la propiedad intelectual de otros. Aún así, la intención de Nokia, junto con las propuestas de los otros fabricantes, es de cobrar royalties al resto de fabricantes de teléfonos móviles si su versión es elegida por el ETSI.

Nokia además ha advertido que está dispuesta a no licenciar una serie de patentes de su propiedad que serían necesarias para llevar adelante todas las propuestas hechas ante el ETSI.

En la práctica, si Nokia decide a no licenciar sus patentes si la proposición de Apple es aprobada, ningún fabricante podría crear una NanoSIM dentro de un marco legal y de hecho el propio ETSI no puede aprobar un estándar que implique que los usuarios del mismo deban violar la legalidad vigente. A todos los efectos, Nokia está dinamitando la libre elección del estándar más apropiado según el ETSI y secuestrando su decisión con la amenaza de no licenciar esas patentes requeridas si la organización elige la propuesta de Apple.

RIM también ha acusado a Apple en una carta al ETSI de intentar de forma injusta de que su propuesta del NanoSIM sea elegida por el ETSI al colocar algunos de sus empleados como representantes de empresas de telecomunicaciones europeas: según RIM, hay tres empleados de Apple de su división en el Reino Unido que están representando a proveedores de telefonía internacionales entre los que se incluyen Bell, KT y SK Telecom. Un cuarto ha saltado desde la división austríaca de Vodafone a Telekom Austria.

0
Comentarios