Revisión de Fujifilm Instax Pal, un regalo perfecto

La cámara Instax Pal es una cámara digital súper pequeña de 4,9 MP que viene con dos componentes Instax diseñados para trabajar junto con la cámara Pal; la aplicación Pal y la impresora Mini Link 2 se combinan para ofrecer tanto fotos digitales como imágenes impresas.

En esta revisión nos vamos a ocupar exclusivamente de la Fujifilm Instax Pal, ya que la impresora se vende de manera independiente, y su conexión Bluetooth con el móvil no la hace imprescindible.

La cámara se puede colocar en espacios pequeños y activar de forma remota. Y sus sonidos y luces se suman a lo “cuqui” que es. No engaña a nadie, no es un reemplazo de la cámara del teléfono móvil (diría que por muy malo que sea el smartphone) pero tiene ese condimento lúdico que hará las delicias del tramo pre-adolescente y adolescente.

Por supuesto, si se añade la compra de la impresora portátil, el regalo puede convertirse en un costoso capricho, no por el precio de la impresora, que es similar al de la cámara, sino por la dificultad de racionar el uso del consumible, puesto que una vez que tienes la foto en la mano,…. ¡las quieres tener todas!

Especificaciones

  • Cámara de 4,9 megapíxeles
  • Lente gran angular equivalente de 16,25 mm
  • Apertura F2.2
  • ISO 100 – 1600
  • 1/4 – 1/8000 seg. velocidad de obturación
  • Hasta 50 imágenes con almacenamiento integrado
  • 1 puerto USB-C
  • 1 ranura microSD
  • Aproximadamente 350 disparos con una carga
  • Precio: alrededor de 100€

Primeras impresiones

La primera vez que la veas te asombrarás de lo pequeña que es. La caja que la trae ya es pequeña, pero, como en los chistes, a medida que vas sacando cosas la cámara va revelando su minúsculo tamaño.

¿Qué hay en el paquete?

Diminuto en tamaño, el Pal mide 3,81 cm de altura con una circunferencia de aproximadamente 12,7 cm y pesa solo 40,7 g. Aunque está construida en plástico, el Pal se ve sólido y puede soportar caídas accidentales en un piso de madera (y, por lo tanto, un manejo menos que suave por parte de niños y adolescentes). A pesar de su cuerpo en su mayoría redondeado, el Pal se mantiene de pié cuando se coloca en una superficie plana.

Aunque el Pal es único, está equipado con algunas características estándar de la cámara, como un soporte de tornillo para trípode, un pequeño flash incorporado, un altavoz para reproducir sonidos (u otras indicaciones de audio), un puerto USB-C para cargar y una ranura para tarjeta microSD en el lateral.

En la parte de atrás tiene el botón disparador manual del tamaño de un pulgar. Un pequeño interruptor en la parte inferior lleva la cámara del modo Diversión (disparo) al modo Enlace (impresión).

La memoria interna de la cámara puede contener hasta 50 imágenes, lo que debería ser suficiente para la mayoría de las sesiones de disparo. Si usas la función de disparo por intervalos de la cámara, ésta captura hasta 21 imágenes para una sola sesión, por lo que rápidamente te encontrarás sin memoria.

Si la vas a poner en manos de un/a joven, no querías que esté cada dos por tres pidiéndote que le vacíes la cámara, o que se quede sin espacio en mitad de la fiesta con sus amigos/as… por lo que te recomendamos que le pongas una tarjeta microSD de amplia capacidad que te de paz de espíritu.

La cámara de 4,9 megapíxeles utiliza un pequeño sensor Type 1/5 (2,9×2.2 mm); los metadatos muestran un tamaño de imagen JPEG de poco más de 1 MB.

Además de la impresora para teléfonos inteligentes Instax mini Link 2, la Pal viene con un cable USB-C a USB-A para cargar, así como un anillo de plástico que se puede utilizar para llevar la cámara, servir como visor o soporte.

La aplicación Instax Pal

La aplicación Instax Pal se conecta a la cámara y a la impresora a través de Bluetooth y proporciona control sobre la toma de imágenes. Una de las principales funciones de la aplicación es actuar como visor de la cámara. Una vista previa de su composición aparece en la pantalla de la aplicación dentro de un marco de película Instax virtual para que pueda alinear correctamente la imagen.

Después de la captura, los usuarios pueden editar imágenes para ajustar la exposición, el contraste y la saturación.

Una vez que transmites por Bluetooth la/s imagen/es al iPhone, éstas se borran de la cámara, dejando el espacio libre.


Los usuarios pueden aplicar uno de los 18 efectos del Pal, como monocromo, sepia, suave y otros, a las imágenes antes de imprimir.

Todo lo que hay que hacer es tocar el botón del obturador virtual para capturar imágenes en modo de disparo único o temporizador automático. Alternativamente, elige Disparo de intervalo para capturar una serie de imágenes, con 3 segundos de diferencia, en conjuntos de 3, 6, 11 o 21 fotos.

Las opciones de exposición se limitan a +/-2 EV (compensación de exposición). Se puede elegir entre dos configuraciones de calidad: el modo rico y el modo natural. El primero ofrece una imagen (muy) un poco más vívida que el segundo, pero la diferencia es casi indiscernible.

Un paquete de efectos, que van desde monocromo y sepia hasta frío, vívido o suave, se puede aplicar de antemano o en la edición posterior a la captura. Otras opciones posteriores a la captura incluyen ajustes de brillo, contraste y exposición, junto con herramientas de rotación y recorte. Por diversión, las imágenes se pueden decorar con texto, pegatinas y emojis, entre otros ajustes de colores; de nuevo, prevalece la ternura.

“Por diversión, las imágenes se pueden decorar con texto, pegatinas y emojis, entre otros ajustes coloridos; de nuevo, está claro cuál es su público”.

Las imágenes de la memoria interna se copian automáticamente en la aplicación a medida que se capturan con una configuración opcional para que la aplicación elimine las imágenes de la cámara una vez que se han copiado.

La transmisión a la aplicación no es inmediata, o sea que requerirá un poco de educación en el usuario con respecto a la paciencia, porque es como si se estuvieran “revelando” las fotos del carrete. Aunque entendemos la analogía, no tiene sentido y es hasta contraproducente, puesto que de una cámara sin visor lo que quieres es ver el resultado cuanto antes, para saber si hay que repetir.

Si se instala una tarjeta microSD, las fotos se pueden copiar de la memoria interna a la tarjeta. Una vez que las imágenes estén en la aplicación, puede comenzar a disparar de nuevo, ver las imágenes en una galería, guardar imágenes en el carrete de la cámara de su teléfono inteligente, compartirlas en las redes sociales o enviarlas por correo electrónico.

Rendimiento y calidad de imagen

La cámara Instax Pal, por sí sola o en concierto con la aplicación, respondió decentemente cuando se presionó el botón del obturador. Sin embargo, una vez capturada, se tardó entre 7 y 10 segundos en copiar la imagen en la aplicación (una animación en la aplicación muestra el porcentaje de tiempo de transferencia).

El disparo a intervalos tarda unos cinco minutos en copiar 21 imágenes (el número máximo de tomas en un conjunto) a la aplicación. Una batería completamente cargada debería durar hasta 350 tomas, pero puede caer drásticamente hasta un 15-20% sin previo aviso. Pero siempre puedes ver la capacidad de la batería en la aplicación.

Además, su miniaturización hace que sea altamente probable (al menos por las pruebas que hemos hecho) que el protagonista más habitual de las fotos sea el dedo del usuario, ya que apenas hay sitio para sujetar la cámara sin interferir en la óptica

Ah, el dedo…. ese dedo!

Las imágenes capturadas con la cámara Pal eran sorprendentemente nítidas, gracias en gran parte a su lente gran angular. Por defecto, los colores eran relativamente precisos, aunque no muy vívidos. Incluso cuando se configuraba en modo rico, los colores no saltaban de la pantalla, pero, sin embargo, generalmente se impidió que siguieran de parecer demasiado caricaturescos.

Tal vez el mayor inconveniente de la calidad de imagen del Pal sea a menudo su dificultad para ofrecer una buena exposición cuando se desafía con escenas de alto contraste. Digamos que su rango dinámico no es nada de lo que presumir.


Conclusión

La Instax Pal y la app que lo acompaña ofrecerán muchas horas de risas y diversión a ese público que está más preocupado por divertirse que por la calidad de la foto.

Por supuesto, la mayor diferencia es el factor de forma del Pal y en él, creemos, yace el atractivo del Pal. Es pequeño, de bolsillo y puedo imaginar a los adolescentes sujetando al Pal a sus mochilas con un pequeño mosquetón y tomando muchas fotos sobre la marcha.

En estos tiempos en que las fotos se comparten por redes sociales y la calidad es absolutamente secundaria, la impresora es un accesorio un tanto prescindible.

El Instax Pal es, de hecho, un producto de nicho y, como tal, solo atraerá a unos pocos (muchos).

¿Lo volveré a usar alguna vez? Tal vez… pero sé que en otras edades estarán como locos con una cámara de ese tamaño.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x