Samsung sigue con su estrategia de perdedor

Ha costado una semana, pero los perdedores de la presentación de Apple “Far Out” ya han conseguido articular algunas palabras después de ver cómo Apple camina por la tierra de la tecnología como si fuera la marabunta por la selva.

Ya nos hemos ocupado de Garmin y cómo deben estar revisando las cuentas para ver cómo pueden ahorrar costes ahora que los beneficios van a caer en picado. Ya sabéis: menos modelos, peor calidad, servicios que eran gratuitos pasan a ser de pago, hasta que van cayendo en la irrelevancia y al final los compra Google, que es el cementerio de las tecnologías que han llegado a un callejón sin salida.

Pero luego está Samsung, que -a pesar de los millones que gasta en publicidad, patrocinios, relaciones públicas, etc. no consigue convencer a la gente que quiere gastarse dinero en un teléfono que compre los suyos en vez de los de Apple.

Como realmente no pueden competir en software ni en hardware, sus ataques a Apple sólo pueden ser periféricos, utilizando argumentos que poco o nada importan a aquellos que estén pensando en gastarse más de mil euros en un teléfono.

A saber, Samsung presume de que ha tenido cámaras con muchos más megapixeles que el nuevo iPhone 14 Pro desde hace mucho tiempo, a pesar de que las fotos tomadas por un Samsung nunca han ocupado los primeros puestos, y Samsung ha sido pillada varias veces engañando con las fotos hechas por sus dispositivos (solo nos hemos hecho eco una vez, porque no es nuestro tema, pero aquí tenéis otro engaño, esta vez en televisores).

En fin, que Samsung ha lanzado una serie de “breves” en redes sociales riéndose de que la resolución del iPhone Pro ahora tenga 48 MP, cuando ellos tienen el modelo S22 con 108 MP.

Como si a alguien le importara. Sólo nos falta volver a la batalla de los megahercios de los chips para regresar a los 90.

Ah, y también echa en cara que Apple no haya presentado un teléfono plegable, cuando ellos tienen uno desde hace un par de años.

Y sabemos por qué Apple no lo saca

En fin, Samsung, como los acomplejados acosadores del colegio, no consigue superar que, a pesar de su tamaño, no es más inteligente ni consigue gustar más que su compañera Apple, así que recurre a la risa bobalicona (ni siquiera es risa inteligente o ingeniosa) mientras da codazos a sus seguidores para que le sigan la gracia.

Pero los números, y la cuota de mercado es la que es, y mientras Apple va para arriba, Samsung…

Puede seguir riendo de que Apple no tenga un teléfono que se pliega, porque es el recurso. Si alguna vez Apple sacara un modelo, automáticamente se quedaría con el segmento, y Samsung tendría que emigrar a otros pastos.

Y todos lo sabemos.

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

5 1 vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios

Lost your password? Please enter your email address. You will receive mail with link to set new password.

wpDiscuz
0
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x