Qué ver en Apple TV+: Los últimos días de Ptolemy Grey

La verdad, creo que este comentario podría construirse con una única frase: el protagonista es Samuel L. Jackson.

Fin del comentario.

Precisamente el otro día le veía en un papel secundario en la primera entrega de Jurassic Park y te lo puedo jurar, este hombre no envejece. Es como el Jordi Hurtado de los actores.

Tal vez por eso es aún más notable su caracterización de anciano en los últimos días de Ptolemy Grey. ¡Y ese primer episodio! Por Dios, ese primer episodio. Retrato magistral de la demencia de la soledad, del universo paralelo donde las mentes dejadas a su propio deambular se acaban perdiendo. El miedo a la realidad, el miedo a que la realidad sea la fantasía y a que lo que imaginamos sea más real y más amigable que lo que vemos.

Sólo por ese primer episodio deberías ver la serie. Luego está el dialecto que habla (que si no dominas el inglés es posible que se te escapen sus construcciones gramaticales). Y ese salto temporal por el que, en Estados Unidos, una misma persona puede haber vivido la época en la que a los negros los ahorcaban unos blancos omnipotentes y pedir un Uber.

Casi como si escucharas a tu abuelo hablar de cuando iban a caballo a la feria y ahora le ves riéndose con los chistes malos de Pasapalabra. Se nos olvida la realidad (como a Ptolemy) pero es la que es.

No hace tanto tiempo los báteres estaban fuera de las casas, para darte un baño tenías que ir a sitios especiales (o echarte un cubo por encima de la cabeza) y la mayoría de las casas no tenían agua corriente. Y hay gente a nuestro alrededor que lo ha conocido.

Hoy nos parece increíble que nos caduquen alimentos en la nevera, pero hace ochenta años no había electricidad en muchas casas.

Bueno, que me disperso. De Samuel L Jackson (por si no lo sabes, la L. es por Leroy) ya hablamos en la excelente The Banker (el banquero) y nos cuesta recordar alguna película en la que haya estado mal.

Aquí se cuenta la historia de un ajuste de cuentas con la vida, a través de una curación milagrosa, aunque temporal, que permite a Ptolemy Grey poner en orden sus asuntos y cumplir su propósito en la vida.

Hace poco Samuel L. Jackson declaraba que llevaba diez años intentando contar esta historia, pero que estuvo parada en los despachos de alguna cadena que se empeñaba en convertirla en una película de hora y media y él no quería.

Finalmente Apple TV aprobó hacerla en episodios de una hora, y aunque él hubiera preferido que fueran ocho episodios para poder contar la historia en toda su extensión, con seis ha quedado contento.

Y más contentos hemos quedado nosotros.

Como te cuento, hay varias series dentro de esta serie: está la parte moderna, la parte sureña racista, la serie de relaciones entre personas (amores/odios) y así podría continuar. Probablemente estoy de acuerdo en que ocho episodios habrían permitido profundizar en los personajes, desarrollándoles de forma más completa.

Pero tal y como está ahora, es un tiempo muy bien empleado.

¿La has visto? ¿qué te ha parecido?

Alf

Propietario de www.faq-mac.com.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios

Lost your password? Please enter your email address. You will receive mail with link to set new password.

wpDiscuz
0
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x