Bliss: tu música como quieres (de verdad)

Inmersos en el capitalismo de plataformas hay gente que se sorprende de que haya quien todavía se descarga música de Internet, maneea habitualmente apps como Soulseek o simplemente compre formatos físicos de los álbumes y los “ripee” para guardarlos en disco duros, que además, por su gran capacidad, suelen ser mecánicos.

Los NAS y servidores domésticos se suelen usar para el cine y las series, ya que los contenidos están muy repartidos entre las distintas plataformas y no es lógico estar suscrito a varias simultáneamente, pero para la música parece que basta una suscripción, ya sea Apple Music, Spotify, Qobuz, Tidal o Deezer. La oferta es generosa por un precio que no es alto y los tiempos del peer to peer pasaron.

Pero no para los melómanos y los audiófilos. Para ellos, en los grandes servicios de música online faltan muchas cosas.

Falta la mitad de la discografía de sus artistas favoritos de antes de los noventa que sólo salió en vinilo y cuyos derechos se han quedado en el limbo o simplemente no se han reeditado.

Falta esa edición especial japonesa. Falta que esté en un formato sin pérdidas o de 24 bits.

Falta un reproductor de audio avanzado como Roon, JRiver o Audirvana, que nos permiten organizar los discos como nosotros queremos, aplicar filtros VST o ecualizaciones avanzadas y no depender de si los álbumes siguen estando disponibles en nuestra localización geográfica o si al hacer una búsqueda en Spotify sale un montón de morralla entre la que hay que navegar como buenamente se pueda para llegar a las ediciones originales.

El melómano y el audiófilo siguen acumulando música en sus discos duros porque quieren tener lo que más le gusta, y escucharlo de la mejor manera posible, sin depender de terceros.

Te presentamos Bliss

Y para quien se toma la música de esa manera, existe Bliss. Bliss es una app que analiza toda tu biblioteca musical y detecta fallos en las etiquetas, desde artistas o portadas faltantes a años de edición del disco, géneros erróneos, imágenes de baja resolución y archivos duplicados.

Hay otros programas que hacen todas esas cosas, pero Bliss está pensado sobre todo para quien tiene mucha música y la tiene organizada con un servidor doméstico, ya sea un NAS Synology o Qnap, como un Mac, un Linux o un Windows con los discos conectados por USB a la máquina.

Cuando tu biblioteca musical tiene cientos de gigas, y va camino de pasar de un Tera, es cuando Bliss te va a parecer muy útil, porque toda esa biblioteca no puede gestionarse con programas como por ejemplo BeaTunes sin que el ordenador pase días encendido y ralentizado mientras escanea decenas de miles de archivos.

Si tenemos la música en un servidor o en un NAS, Bliss corre como un servicio en el dispositivo, analizando automáticamente toda la música que añadimos, de forma que luego sólo tenemos que abrir su interface web y la app enumerara los cambios propuestos e iremos aprobándolos o descartándolos.

Es un esfuerzo, aunque puede automatizarse en las opciones del programa, pero somos perfeccionistas y deseamos reducir los fallos al mínimo.

Y es que a los melómanos y a los audiófilos nos gusta el orden y queremos que nuestra fonoteca esté tan organizada como la Biblioteca Nacional.

Si nos diera un poco igual como está todo, y sólo pusiéramos música para que sonara algo de fondo, nos suscribiríamos a alguna playlist en las plataformas de streaming y sería más que suficiente.

Bliss cuesta de 14€ a 69€ con actualizaciones incluidas durante un año y puedes descargarlo desde aquí para Mac, Windows, Linux, Synology y Qnap con 100 fixes gratis para probarlo, aunque en el modo gratuito monitoriza de igual manera tu colección pero sin realizar cambios.

5 1 vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios

Lost your password? Please enter your email address. You will receive mail with link to set new password.

wpDiscuz
0
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x