¿Qué impresora me compro? Otros aspectos básicos

Continuando con el artículo anterior, hay otros aspectos más a tener en cuenta a la hora de elegir una impresora. 

Conexión

  • USB: Antiguamente las impresoras estaban pensadas para ir conectadas a un ordenador en concreto, y para eso hemos tenido distintos puertos en el pasado, pero actualmente suele usarse el USB.
  • Ethernet: Sin embargo, esta forma de conectar ha ido cambiando con los tiempos. Una impresora se puede compartir entre varias personas por lo que tiene más sentido conectarse en red. Así, desde hace años, se fueron popularizando las impresoras con conexión RJ45 (cable de red). 
  • Wi-Fi: Y cómo no, la Wi-Fi llegó a nuestras vidas para eliminar cables, de modo que las impresoras de los últimos años suelen tener capacidad de tener Wi-Fi. Puesto que una impresora no necesita tanto volumen de datos y tanta velocidad como podría requerir un ordenador, un juego on line, un video en 4k… podemos utilizar una conexión Wi-Fi sin mucho problema, aunque la velocidad no sea muy grande. La gran ventaja de la Wi-Fi no es tanto el no necesitar cables, si no que permite compartir la impresora con varios equipos fácilmente.
  • AirPrint: Y llega el protocolo clave que no tiene que faltar en nuestra impresora. AirPrint es una conexión basada en Wi-Fi que permite imprimir desde dispositivos iOS (iPhone) y iPadOS (iPad). No es necesario instalar aplicaciones ni drivers de ningún tipo, simplemente compartimos desde nuestro dispositivo, aparece la impresora detectada y se lanza el contenido a imprimir, sin más, sencillo y rápido Es muy cómodo imprimir un documento desde el móvil directamente sin encender el ordenador, y tengamos en cuenta que hoy en día mucha gente ya no tiene un ordenador, así que asegúrate que tu impresora es compatible con AirPrint. Contra lo que podría parecer, no es necesario que la impresora tenga Wi-Fi para poder disfrutar de AirPrint, ya que si está conectada a la red (por cable, en este caso) nuestro i-dispositivo verá la impresora igualmente a través del router y la red local, pudiendo aprovechar este sistema sin problema. 

Impresión a doble cara

También llamada “duplex”, es la función que permite imprimir a doble cara de forma automática, sin intervención humana. Hay que ir con cuidado en este punto, ya que algunos vendedores no pueden hacer creer que un equipo es capaz de imprimir a doble cara cuando en realidad lo que hacen es que imprimen todas las caras pares (o impares) y piden al usuario que vuelva a meter el papel para imprimir las caras impares (o pares). La impresión a doble cara manual no es un problema, sobre todo si imprimimos muy poco, pero es importante que sepamos lo que estamos comprando.

Para una oficina o un volumen de impresión grande, la impresión a doble cara automática ahorrará mucho papel y mucho tiempo de las personas.

Color o blanco y negro

También debemos elegir entre si queremos una impresora capaz de imprimir en color o en blanco y negro. 

La impresión a color tiene la ventaja evidente de su capacidad para hacer documentos más llamativos, pero es más cara de mantener que una impresora en blanco y negro, ya que hay que utilizar tinta o toner de colores, por lo que podemos multiplicar el coste de impresión.

Debemos preguntarnos si necesitamos realmente imprimir en color. 

Las impresoras láser en color suelen llevar 4 toners con los colores básicos (negro, cian, magenta y amarillo), sin embargo en las impresoras en color hay varias opciones:

  • Un solo cartucho de color: las impresoras de inyección antiguas y, sobre todo, más baratas, solían incluir la tinta de color (los 3 colores, sin el negro) en un solo cartucho. El problema era que cuando se gastaba uno de los colores, había que reponer el cartucho entero, desperdiciando el resto de la tinta.
  • Cuatro cartuchos: es lo más habitual, con los cuatro colores básicos por separado. Así, cuando uno de ellos se termina basta con cambiar (o rellenar) ese color, aprovechando al máximo el resto.
  • Seis cartuchos: en impresoras muy especializadas en fotografía suelen usarse 6 colores, y aquí ya depende del fabricante. Añaden dos colores adicionales para mejorar ciertos colores que no acaban de conseguirse tan bien con los 4 colores básicos. Estos dos colores adicionales varían según el fabricante. 

Así que esto de elegir una impresora no es tan sencillo, hay muchas cosas a tener en cuenta. Y aún no hemos acabado, en el siguiente artículo tendremos más. 

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios

Lost your password? Please enter your email address. You will receive mail with link to set new password.

wpDiscuz
0
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x