Escribe tu búsqueda

Apple VPs hablan sobre el desarrollo del M1 para Mac [Actualizado]

Compartir

Actualización 23/11/20: Craig Federighi, Johny Srouji y Greg Joswiak hablan sobre el M1 con Ars Technica (Añadido al final del artículo con las citas más importantes)

El vicepresidente de arquitectura de plataforma, Tim Millet, y el vicepresidente de marketing mundial, Bob Borchers, hicieron una videoconferencia con el canal de YouTube, The Tech Chap, para hablar sobre las interioridades del M1 y los nuevos productos con Apple Silicon.

“El M1 es un Paso gigantesco en términos de rendimiento para los Mac” dice Borchers. “Y en términos reales, tanto si se trata de la duración de la batería, rendimiento gráfico o CPU. Estamos hablando de mejoras de varios enteros con respecto a las generaciones anteriores”.

Millet, miembro del equipo que trabaja en Apple Silicon, explicó cómo los beneficios de rendimiento conseguidos en el M1 se derivan del trabajo en la Arquitectura de plataforma realizado en los chips de la serie A de Apple.

“Lo que sabíamos cuando nos metimos a pensar en construir chips para el iPhone es que se trataban de bellas y ligeras pieza de arte creadas por nuestro equipo de diseño industrial” dice Millet. “No tenemos que pedir que aumenten el tamaño del producto o que aumenten la batería para ofrecer mejor rendimiento”.

El trabajo del equipo de Millet consistió en “imaginar cómo ofrecer ese rendimiento sin las limitaciones del sistema” añadiendo que el rendimiento que no se transmita al mundo real dentro de esas limitaciones “sencillamente no tiene valor”.

Cuando se les pregunta por la posible confusión de los consumidores sobre las diferencias entre el Apple Silicon y los chips para Mac, Borchers dice que el primer paso con el M1 era llevar el diseño propietario del chip a algunos de los modelos más populares de Apple.

“Es una transición que llevará tiempo, así que habrá productos en los que seguiremos ofreciendo procesadores Intel y opciones adicionales” dice Borchers.

Algunas de esas opciones adicionales podrían ser usuarios que necesiten cuatro puertos USB en sus portátiles, o usuarios que quieran ampliar la memoria interna hasta 32GB.

Cuando se le pregunta si el Apple M1 será un chip a 10W o 15W, Millet dice “Creo que verás a lo largo de las máquinas que anunciamos ayer que el M1 dará el máximo en cada uno de los diferentes productos”.

Como ejemplo, el M1 puede encajar en la carcasa del MacBook Air. Pero añadiéndoles un ventilador, como en el MacBook Pro de 13 pulgadas y el Mac mini, los usuarios dispondrán de un nivel diferente de rendimiento” añade Millet.

En otro punto de la entrevista, Millet también habla de cómo la memoria unificada del M1 aporta una serie de beneficios sobre la memoria RAM tradicional. 

“La CPU tiene un sistema de memoria más amplio para permitir aplicaciones multi-hilo en los ocho núcleos. Vamos a tener un ancho de banda de memoria sin limitaciones” añade Millet. “Y la GPU tiene un sistema de alta capacidad con banda ancha.”

Cuando se les pregunta si Apple sigue siendo “Amiga de Intel” Borchers dice que las dos empresas siguen teniendo “una estupenda relación” y que Apple planea presentar “sistemas Intel muy impresionantes”.

La entrevista dura una media hora y merece la pena ser vista por todo aquel que quiera conocer mejor el M1 y cómo funciona.

Craig Federighi, Johny Srouji y Greg Joswiak hablan sobre el M1 con Ars Technica

Dice Joswiak: Esto se trata de lo que podemos hacer, ¿vale? No sobre lo que otros podrían o no podrían hacer. Cada empresa tiene sus objetivos. La empresa de software desearía que las empresas de hardware hicieran esto o lo otro. Las empresas de hardware querrían que la empresa del Sistema Operativo hiciera lo de más allá, pero tienen objetivos diferentes. Y ese no es el caso aquí. Aquí todos tenemos el mismo objetivo”.

Según Srouji, Apple tiene una posición única para hacer que la transición sea un éxito: “Como se sabe, no diseñamos chips para venderlos, o como soluciones genéricas, lo que nos da la capacidad de integrar estrechamente el software y el sistema con el producto, exactamente lo que necesitamos [en este caso]”.

Federighi:

El M1 es básicamente un primo superdotado, si lo quieres relacionar con el A14 (el chip del iPhone). Porque cuando nos pusimos a diseñar el chip para el Mac encontramos muchas diferencias con respecto a lo que hubiera sido una variante del mismo chip, llámalo A14X o similar.

Hemos hecho muchos análisis de las cargas de trabajo de las aplicaciones del Mac, el tipo de necesidades gráficas/GPU que hacen falta para una carga de trabajo normal del Mac, el tipo de formatos de texturas que se necesitan, la compatibilidad con diferentes tipos de computación gráfica y todo aquello que está disponible en el Mac… hasta el numero de núcleos, la capacidad de gestionar monitores del tamaño que se utilizan en el Mac, la compatibilidad con la virtualización y el Thunderbolt, etc.

Hay muchas, muchas características que hemos incluido en el M1 que son necesidades específicas del Mac, pero todas son, de alguna manera, una versión supervitaminada de lo que se podría esperar de una app compilada para iPhone podría esperar.

Srouji amplía la respuesta:

Los pilares de muchas de las IPs (Propiedad intelectual) que hemos creado y que se convirtieron en la base sobre la que se asienta el M1… comenzaron hace una década. Como sabrás, comenzamos con nuestra propia CPU, después el sistema gráfico y después el ISP y el Neural Engine.

Así que hemos estado creando estas grandes tecnologías a lo largo de una década, y hace varios años dijimos “Es el momento de utilizar lo que llamamos arquitectura escalable”. Porque teníamos esos grandes pilares y la arquitectura es escálale con el UMA (Unified Memory Architecture -Arquitectura de Memoria Unificada).

Y después dijimos, “Ahora es el momento de crear un chip personalizado para el Mac” que es el M1. No se trata de un chip de iPhone con esteroides. Es un chip completamente diferente, pero que utiliza como pilares muchas de esas grandes tecnologías.

UMA significa básicamente que todos los componentes (un procesador centra (CPU), un procesador gráfico (GPU), un procesador neural (NPU), un procesador de señal de imagen (ISP), etcétera, comparten un conjunto de memoria muy rápida, colocada muy cerca de ellos. Esto es lo opuesto del paradigma habitual de los ordenadores de sobremesa, es decir, dedicar en un extremo de la placa un conjunto de memoria a la CPU y otro diferente a la GPU, colocado en el otro extremo de la placa.

Sobre por qué sólo tres ordenadores de la gama

Federighi: “hemos diseñado el M1 para responder a un conjunto específico de sistemas. Estos son los sistemas que escogimos para dar respuesta y esos son los que estamos vendiendo.” Esto es lo que Federighi respondió cuando se le preguntó por qué no había MacBook Pros M1 con 32 o 64 GB de RAM.

Esta respuesta deja entrever que ordenadores más potentes pueden necesitar un chip diferente o una reorganización del diseño del chip, y por tanto Apple abordará la solución de esos problemas por conjuntos de ordenadores. Así, es posible que la gama iMac tenga toda el mismo chip, sólo que, dependiendo del modelo se activen más o menos núcleos, o más o menos memoria.

Apple ha dicho que en dos años quiere tener toda su gama con Apple Silicon, así que podemos esperar que 2021 vea el traslado de los iMac y portátiles profesionales a la nueva arquitectura y 2022 vea la aparición del superordenador MacPro utilizando chips M1 y toda la escalabilidad ensayada a lo largo de estos dos años.

Con esta agenda, en 2023 tocaría nuevos chips básicos (M2) para los tres ordenadores presentados este año (Mac mini, MacBook Air y MacBook Pro), coincidiendo con el periodo de renovación típica de estos productos.

Pero el tiempo lo dirá.

Etiquetas:

Dejar un comentario

Twitter
Visit Us
Tweet
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share