Desde el principio la serie bandera de Apple TV+, comentamos nuestras impresiones.

Esta crítica está basada en el piloto, y se irá ampliando a medida que la trama se descubra.

Puesto que Apple ha decidido desvelar un episodio cada semana, es previsible que el drama y la tensión vayan escalando hasta llegar al «season finale» (el último episodio donde se resuelven las principales historias y se dejan en lo más alto las consecuencias para enganchar con la siguiente temporada).

Sabemos que hay una segunda temporada ya firmada, aunque la participación de Jennifer Anniston no está cerrada (se reserva el derecho de no particpar si el guión no le convence).

Crítica de The Morning Show

Desde los primeros planos se puede ver que está rodada con mimo y con ambición, transmitiendo esa sensación cinemática que tienen las grandes series.

A pesar de todo (y a diferencia de otros pilotos) la complejidad de los personajes se deja para otra ocasión, y simplemente se centran en el momento.

Jennifer Anniston es la presentadora acomodada que ha encontrado su formato perfecto y que no se siente amenzada… a no ser que una fuerza externa cambie súbitamente el status quo (que es justo lo que ocurre).

La presencia de Steve Carrell de momento es testimonial, aunque es de suponer que a lo largo de los siguientes capítulos su historia ganará minutos y profundidad.

Reese Witherspoon es la tercera en discordia, con un personaje tildado de «conservador» -aunque su acceso a la fama se debe a una encendida defensa del puesto de trabajo de los mineros, nada indica el por qué de esa calificación.

En resumen, un elenco plagado de estrellas y secundarios eficaces que no acaba de llenar las expectativas. Seguramente, como decíamos, en los episodios siguientes la historia ganará complejidad y veracidad.

Lo peor de The Morning Show

Probablemente lo peor es que desde el principio es obvio que los textos se han escrito con un propósito, poniendo en boca de los protagonistas frases que resulta difícil creer que se pronunciaran si los personajes fueran reales.

También he detectado un cierto «peaje» hacia las estrellas que conforman el reparto, dando a cada uno su «momento de gloria» para lucirse.

Habrá que esperar a ver más episodios para saber si la historia sube como un viral o se deshincha como una fake news.

Ahora mismo no puedo decir que haya prisa por ver el desenlace de la serie.

Lo mejor de The Morning Show

Como decía al principio, la serie está rodada con esmero, y con ese aire de gran serie que impregna todo desde el primer plano. Es un placer ver la sucesión de planos, la ambientación, la luz, etc. Además de las magníficas actrices y actores que integran la serie.

A medida que vayamos visionando nuevos episodios iremos completando la opinión.

El futuro

Probablemente lo mejor de The Morning Show va a ser… la segunda temporada. Liberados en gran medida del compromiso de hacer una serie en tiempos del #metoo, podrán trabajar tramas profundas y emocionales que realmente enganchen.

El gran punto a favor de The Morning Show es que es un formato que puede funcionar durante años cambiando sus protagonistas (como sucedía en la venerada Urgencias -ER) y seguir funcionando, porque es una serie basada en las historias de la gente que aparece en ella, así que, en la medida en que la historia enganche, funcionará.

Claramente si los protagonistas prolongan su presencia será un bonus, porque permite a la audiencia identificarse con un personaje que ya conocen, en vez de tener que empezar desde el principio, pero en este tipo de formatos no es tan crítico que ocurra.

¿Qué opináis?

In this article


Join the Conversation

1 comment

  1. Víctor Gutiérrez

    Como profesional de la comunicación y fan de la gran The Newsroom espero más y estoy ansioso de verlo.