Tal y como anunció, el primer día de Noviembre arrancó el servicio de vídeo bajo demanda de Apple.

Como seguramente ya sabes, Apple TV + es un servicio de contenidos audiovisuales originales creados en excusiva para el canal Apple TV +, propiedad de Apple.

Es un servicio por suscripción, con un coste mensual de 4,99€, con un periodo de prueba gratuito de siete dias.

Además, con la compra de un dispositivo multimedia de Apple se incluye un año de suscripción gratuito. Si eres estudiante, tu suscripción a Apple Music también incluye una suscripción gratuita a Apple TV+.

Parece que en EEUU hay una opción de pagar todo el año de una vez, a un precio especial de 49.99$, pero no he sido capaz de encontrar esa opción en España.

Los contenidos del canal Apple TV+ se pueden visualizar en iPhone, iPad, Apple TV y Mac, así como en las televisiones inteligentes Samsung y en los dispositivos Roku y Amazon Fire TV, o a través de interfaz web en tv.apple.com.

Aquí puedes ver todos los títulos que se han incluido en el lanzamiento, aunque a final de este mes se espera otra nueva remesa de estrenos. Algunos están disponibles con toda la temporada, mientras que otras irán desvelando capítulos semana a semana.

La app de Apple TV+ está claramene diseñada, con tarjetas para cada uno de los programas disponibles, además de la sección de «proximamente».

La página de cada programa tiene información sobre actores, directores, otros títulos relacionados, etc.

Si tienes problemas para que reconozca tu año de suscrición gratuitro, lo mejor es que accedas a la web específica (tv.apple.com) e inicies sesión con tu Apple ID. Ahí deberías encontrar tu opción de suscripción gratuita. Una vez seleccionada debería reconocerte sin problemas en el resto de las apps iPhone, etc.)

Nuestra experiencia

Lo primero que hay que decir es que, acostumbrados a los volúmenes de inventario de Amazon Prime o Netfix, el servicio de Apple se ver realmente limitado.

Es cierto que han hecho una apuesta por la calidad, en vez de por la cantidad, pero produce una sensación extraña tener tan pocas opciones para elegir.

Los programas se ofrecen con amplias opciones de idiomas y subtitulos, como era de esperar.

En nuestra experiencia -tenemos un modelo antiguo de Apple TV, aunque no creemos que esté relacionado- el servicio atravesó algunos problemas de saturación.

También hemos observado que no reconoce que hemos iniciado el visionado de un capítulo, comenzando siempre desde el inicio.

Esto provocaba que, al utilizar el avance rápido (fast forward) mientras el audio seguía progresando el video se atascaba, para unos segundos después volver al punto de reproducción, entrando en bucle.

Mientras estábamos en los primeros minutos pudimos simplemente esperar pacientemente a llegar al punto de continuación, pero mediado el episodio esa opción ya no era viable.

Al final descubrimos que utilizando brevemente el retroceso rápido (fast rewind) podíamos proseguir con la trama.

Estos problemas de reproducción también provocaban efectos curiosos, como que la duración mostraba la suma de los episodios disponibles.

Conclusión

La promesa de Apple TV+ es atractiva y en línea con la imagen que Apple cultiva: solo contenido de calidad, escogido con atención y buscando historias interesantes que contar. En este sentido está más cerca de HBO que de Netflix.

Pero para los «serie-adictos» el catálogo es muy corto -lo que explica la «generosidad» del año gratuito de suscripción al comprar un dispositivo Apple.

De hecho, ni siquiera creo que el ritmo de incorporación de nuevos títulos sea suficientemente rápido como para crear una rutina de «visita al Apple TV+».

Así que en estos momentos es dificil pensar en abandonar alguna de las otras plataformas a las que estamos suscritos en favor de Apple TV+.

Tal vez dentro de un año, con todas las expansiones que seguro que Apple tiene planeadas haya una propuesta de valor más consolidada que en estos momentos.

Iremos comentando en articulos independentes las series que vayamos viendo para que podamos expresar vuestras impresiones.

In this article

Join the Conversation

7 comments

  1. JGVia

    Como dices, primeras experiencias; tb para Apple. Yo no uso la app, a pesar de que en casa estamos encantadísimos con el Apple TV4K del salón. (En los últimos años, el dispositivo Apple que -inesperadamente- más me ha recordado las sensaciones de antaño: el «¡vaya!, ¡que chulo, fácil y qué bien va!»).
    La app incluirá en el futuro (hablan de mayo) canales o servicios de terceros que el usuario tenga suscritos. Aparte de que puede ser interesante, si centralizan bien la experiencia, es que no pierden comba, y se meten de lleno en el negocio de servicio de contenidos. Si Apple consigue una posición fuerte, podrían negociar ellos mismos las suscripciones de otros…
    Es una estrategia, y parece que con potencial. Tienen un año, ahora que empiezan a regalar suscripciones, para ir sumando razones para contratarlo. (De momento, muy pobre).

  2. amt.desarrollos

    TV+ “suma” pero no “reemplaza”. Y a eso apuesta también ”Disney+”.
    Entre el contenido propio y eventualmente licencias exclusivas, a los cinéfilos no les quedará otra alternativa que pagar varios servicios de streaming.

    1. JGVia

      Ya. Pero no, que yo decía otra cosa.
      Ahora, en el Apple TV (u otros disp. iOS) tienes que ir a la app de AmazonPrime, salir, ir a HBO, salir… Cada una «recuerda» tus acciones. Pero por separado. Es que «el plan» es que Apple TV+ centralice todos esos servicios. Así, uno podría tener a vista qué estaba viendo, o sigue, desde una SOLA app. También cambiar de contenido, de plataforma, sería más ágil y cómodo. Disney no puede hacer eso para los dispositivos Apple (no sé cómo irá la cosa en la app para smart-tv’s).
      (Y además, se ve esa intención en cómo viene configurado el mando de la AppleTV: el botón «home» te manda a Apple TV+ si no lo cambias en ajustes).

  3. hernanvillalta

    Yo creo y lo repito. El beneficio de APPLE TV+ es se el HUB de todas tus suscripciones (Disney+ HBO, Amazon)y listo. Si los servicios que has contratado no tienen la película que deseas ver, nosotros te la alquilamos. Si deseas ver algo adicional tenemos un par de buenas series propias para ti y tienes que suscribirte por tarifa plana. Eso es lo que apunta Apple. Pero han tenido un mal, mal, mal campaña de información y este es el resultado. Todos esperan un Netflix o HBO… No lo es ni lo será.

    1. Alquimista

      Efectivamente, las propias limitaciones “morales” de Apple impiden que TV+ compita directamente con cualquier otro canal.
      Creo que lo que Apple pretende es ser el gran agregador, la aplicación que todo el mundo use para acceder a no importa qué canal de suscripción existente. Y mira, si con eso conseguimos unificar la experiencia de uso -y ésta es buena- y prescindir de cincuenta aplicaciones, algunas horribles, pues bienvenida sea.

      1. Alf

        A mi no me parece que haya esas limitaciones morales de las que hablas. Al menos no más que cuando dijeron que no querían porno en la App Store y al final eso no ha sido un obstáculo para que se coman a todos con patatas.

        Aquí claramente no se van a comer a Amazon con patatas (salvo que el gasto necesario para tener un canal propio acabe provocando que lo escindan de Prime) ni a HBO, que forma parte de un conglomerado. Netflix está con el oxígeno y creo que se morirá solo sin que nadie le ayude. Y Disney tiene un circuito tan grande para comercializar sus productos que el canal de televisión es sólo uno más -si no consiguen la rentabilidad que esperan siempre podrían volver a licenciarlo (eso sí, al mejor postor, y entonces sí que habría navajazos económicos).

        De momento hay tarta para todos. Más preocupantes son los Filmin y compañía, que van a tener problemas para ser relevantes y justificar sus cuotas de suscripción.

        1. Alquimista

          A mi lo que me gusta de Filmin es que su catálogo es básicamente clásico y ahí hay muy poca competencia. A ver si las nuevas HBO y Disney empiezan a ofrecer TODO su catálogo de las viejas productoras de Hollywood y entonces sí, ahí se acabará su tiempo. Ahora cuando repaso el catálogo de Netflix, HBO o Prime puedo afirmar que ya he visto el 90% de catálogo.