En faq-mac nos encanta la tecnología y por eso nos dedicamos a escribir sobre el mundo Apple, pero, aparte del mundo Mac, o del iPhone o iPad, o incluso de Apple Watch, una maravilla tecnológica que va a ir rompiendo año tras año las barreras de lo que pensamos que puede hacer un "reloj" , que hay muchos campos en los que se está innovando permanentemente y que no podemos ocuparnos de ellos.

Incluso para entender hacia dónde va Apple, hay que estar al día de lo que se está haciendo en otros campos, y buscar opiniones y conocimientos que nos ayuden a formar nuestra propia opinión sobre si un determinado producto, o una tecnología concreta es lo que necesitamos.

Los blogs sobre tecnología con su constante trabajo en la revisión y análisis de productos nos ayudan a decidir lo que queremos y qué se adapta mejor a nuestra situación.

Tanto si se trata de saber qué tiene de especial un modelo de dron o si realmente un determinado robot aspirador es lo que queremos, necesitamos buscar las opiniones de aquellos que lo han probado.

Esta es la maravillosa era que nos ha tocado vivir donde el conocimiento se pone en común y es accesible desde cualquier parte con un teléfono móvil.

La tecnología siempre está en evolución, es cierto, pero también es verdad que la falta de innovación muchas veces se enmascara detrás de mensajes de marketing que pretenden vendernos el modelo del año pasado como si fuera algo nuevo.

Por eso la opinión de los expertos en el análisis de los productos es tan importante.

De esta manera, aprendiendo de los que dedican su tiempo y conocimiento a probar los productos y colocar sus conclusiones en la red, nosotros nos convertimos a nuestra vez en prescriptores (aquellos que son capaces de prescribir el uso de un producto o tecnología, porque tienen autoridad -basada en su conocimiento- para hacerlo), capaces de dominar aspectos de la tecnología que en otras circunstancias ni nos hubiéramos planteado.

La dura convivencia con el «cuñado»

Esta facilidad de acceso a la información ha dado lugar a la figura del “cuñado” (que toda la vida se le ha llamado “listillo”).

Se denomina cuñado a aquel que, aprovechando el desconocimiento de la audiencia sobre un determinado tema, procede a hablar con una supuesta autoridad de temas de los que que apenas conoce las palabras, intentando (y por desgracias en algunas ocasiones consiguiendo) que se siga su criterio como si su palabra fuera prueba suficiente para recomendar una compra o servicio.

En la sociedad no es necesario que exista el vínculo familiar que produce un”cuñado», pero si encima se da ese lazo, la situación es aún más problemática, ya que normalmente se busca evitar  el enfrentamiento ineludible que supone poner en evidencia a la pareja de un hermano o hermana.

¡Si al menos el “cuñado” de turno fuera discreto en sus recomendaciones sobre tecnología! Pero -probablemente es una condición asociada a esa categoría, se asegurar de que todo lo que digan se escuche perfectamente, reclamando la atención de toda la concurrencia.

Por esto, aunque es una predisposición humana pedir consejo antes de tomar una decisión (nuevamente buscamos prescriptores) en temas en los que no tenemos formación, es importante que ya tengamos gran parte de los deberes hechos, sobre todo si se trata de tecnología, para poder juzgar si la opinión que recibimos están fundamentada o no.

Y para eso, lo mejor es recurrir a los expertos.

In this article

Join the Conversation