Si alguna vez te has sorprendido porque han empezado a mostrar anuncios sobre algo que acabas de buscar en Internet usando el ordenador o el teléfono, debes saber que es porque Google controla tus movimientos a través de los anuncios que coloca en todas partes... y sabe que eres tú.

Es posible que sea uno de los compromisos a los que tenemos que llegar para poder disfrutar de esta era de tecnología, pero eso no significa que nos guste, o que tengamos que ponérselo fácil.

Aunque no nos creemos que sea verdad, al menos al 100%, Google ofrece la posibilidad de que renuncies a que te siga allá donde quiera que vayas y, agárrate, no pueda ofrecerte anuncios personalizados.

Esto es, paso a paso, lo que tienes que hacer:

Visita myaccount.google.com

Si tienes una cuenta Gmail, o YouTube, etc. esa es la cuenta que tienes que introducir ahí. Si tienes cuentas diferentes, tendrás que repetir esta operación con cada cuenta.

Una vez hayas introducido tu cuenta y la contraseña accedes a una ventana de bienvenida con diferentes cuadros informativos, sobre el espacio que tienes ocupado y diferentes informaciones sobre como Google te respeta y salvaguarda tu privacidad (tono irónico activado).

La opción Datos y personalización está en la columna de la izquierda. Esa es la que estamos buscando.

Una vez accedemos a los diferentes registros que Google mantiene sobre nuestro actividad, veremos que están categorizadas prácticamente todas las posibilidades que se pueden dar para saber qué nos interesa y qué estamos haciendo.

Como puedes ver, ya la configuración que tengo es bastante restrictiva, pero algunas cosas se me han escapado, probablemente en algún momento me preguntó Google (o YouTube) y respondí sin pensar demasiado en lo que significaba.

Pero ya que estoy aquí, voy a aprovechar para cerrar más puertas al rastreo.

No te asustes al entrar en la sección Actividad en la Web y en Aplicaciones. Verás que, efectivamente, está registrado cada página que has visitado, cada búsqueda que has hecho… Google sabe lo que has hecho.

Por supuesto, esto ocurre si te dejaste abierta la sesión en alguna de las propiedades de Alphabet (la empresa madre de Google, Mapas, Youtube, Instagram, etc.). Si nunca abriste sesión, pues claro, no sabe con precision que eres tú, aunque datos como tu IP le dicen dónde estás, y sus algoritmos irán cruzando datos de las búsquedas, visitas, etc. que salen de esa IP.

Así que, aunque pongas dificultades para saber quién eres, no estas a salvo. Tendrías que usar siempre el navegador en  modo privado y ni aun así.

Pero me distraigo… vamos a decirle a Google que no queremos que guarde un historial de nuestra actividad en la Web y en las Aplicaciones. Efectivamente, nos gusta vivir al límite ¿A ti no?

Como puedes ver, el cuadro está pensado para desconcertarte. Gestionar Actividad te redirige a una página informativa, Tampoco hay un botón claro de Activar / Desactivar.

Tienes que desplazar el interruptor azul hacia la izquierda para «apagarlo». Fíjate en la cuidadosa elección de las palabras del mensaje: «pausar», una acción temporal que podría reactivarse por un fallo -digamos accidental siempre indeseado- por parte del propio Google.

Ya esta, le hemos dicho a Google que no nos rastree. Sin embargo, no es tan fácil. Si lees el documento de información, verás que se ocupan de dejar salvedades o puertas de atrás para que no estés a salvo.

Si quieres tomarte en serio que no te «conozcan», tienes por delante una tarea ardua.

En Estados Unidos Google ha comenzado a implementar una opción para que el historial borre automáticamente cada cierto periodo de tiempo (el más corto es tres meses), pero aún no han dado la opción de hacerlo en otros países (hasta donde sabemos).

Tal vez te parezca exagerado esta «manía» de impedir que Google sepa qué anuncios mostrarnos, porque a ti no te molestan. No voy a extenderme en por qué prefiero impedirlo, pero te dejaré un breve razonamiento para tu consideración:

Google gana mucho dinero y ofrece servicios gratuitos ¿cómo lo hace? ¿qué es lo que vende en realidad?

Te dejo que extraigas tus propias conclusiones.

In this article


Join the Conversation