Cuando decimos ampliar la memoria del iPhone no significa que queramos que recuerde cosas que sucedieron hace mucho tiempo, sino que nos referimos a ampliar su capacidad para almacenar datos. 

Lo que quiere decir, básicamente, encontrar una manera de conectar unidades de almacenamiento externas que nos permitan llevar contenidos no esenciales siempre a mano para poder utilizarlos.

Cómo ampliar la memoria de un iPhone.

En estos momentos hay en el mercado dos sistemas principales para ampliar la memoria de nuestros teléfonos.

1) Unidades que se conectan a través del puerto Lightning.

Es la forma más directa y sencilla. Como se suele decir, enchufar y listo. 

Por un lado tiene una conexión USB que nos permite copiar los contenidos que deseemos: PDFs, vídeos, música,… y por el otro un conector Lightning que se conecta al iPhone. 

Ampliar almacenamiento iPhone pendrive USBModelo H002L con conector Lightning que hemos encontrado en USB-Memorias.com.

Para gestionar los contenidos en el teléfono normalmente es necesario descargar una aplicación adicional que nos permitirá ver y reproducir los archivos.

La propia unidad debería indicarte con qué aplicación es compatible.

2) Unidades con capacidad WiFi

Se trata de unidades que tienen un emisor WiFi que permite conectarte desde el teléfono sin necesidad de tener el dispositivo a la vista.

En muchos casos, además, estas unidades permiten tener varios usuarios conectados, e incluso que cada usuario reproduzca un contenido diferente.

También permiten proteger la unidad con contraseña, para evitar accesos no autorizados.

Unos y otros tipos de discos duros tienen diferentes precios dependiendo de la tecnologías que incorporen, el fabricante y, por supuesto, la capacidad de almacenamiento.

En realidad, hay una tercera categoría, aunque también son Wifi, que son “hubs” o concentradores, con todo tipo de puertos para asegurarte que vas a poder conectar a tu iPhone prácticamente cualquier soporte.

En faq-mac nos hemos ocupado de este tipo de dispositivos, aquí y aquí y cada fabricante desarrolla su propia app para gestionar los periféricos conectados.

Mi experiencia con la ampliación de almacenamiento del iPhone

En su día compré un pendrive USB que, aparentemente era la solución definitiva a cualquier problema que pudiera tener con el intercambio de archivos entre mi iPhone y el resto del mundo.

En una web que vende “cacharros” fabricados en China, compré una memoria USB para el iPhone que tenía todo lo que quería: conexión USB estándar para los ordenadores, conector Lightning para el iPhone e incluso un conector microUSB para poder conectarse a teléfonos Android.

Tardó un tiempo generoso en llegar, hasta tal punto que seguí viviendo como si nunca lo fuera a recibir.

Pero un día llegó el sobre. 

Como suele ocurrir en estos casos, la promesa estaba muy por encima de la realidad.

Ampliar almacenamiento iPhone usando un pendrive USB de 64GB

Los capuchones que protegían los conectores estaban sueltos y no se sujetaban, además de no ser intercambiables. El conector microUSB como se aprecia en la imagen, sale de dentro del conector USB, por lo que cualquier torcedura, forzamiento, etc. puede estropear la conexión al ordenador. Además, ese conector microUSB, por la manera en que está fabricado es intrínsecamente débil, y amenaza con romperse en cualquier momento quedándose dentro del puerto Android.

Ampliar almacenamiento iPhone usando un pendrive USB

Para remate, la conexión Lightning es tremendamente poco fiable (algo que también me ha ocurrido con cables sin certificar, y muchas veces el iPhone no reconoce que la unidad está conectada.

La única solución es desenchufarlo y volver a hacerlo, tantas veces como sea necesario, hasta que lo reconozca… si lo hace.

Conclusión sobre el almacenamiento en iPhone

No es sólo que durante años Apple vendía iPhones con 8GB de disco duro, de los cuales más de la mitad los ocupaba el propio sistema operativo.

Si tienes un iPhone el suficiente tiempo en uso, se acabará llenando y no quieres que, justo cuando lo necesites, te salga un mensaje de que la memoria está llena.

Así que recurrir a almacenamientos externos para ampliar la capacidad de nuestro iPhone no sólo es útil, sino que en muchos casos necesario.

Lo importante es acudir a tiendas fiables, a las que podamos reclamar si el producto no es lo que esperábamos o no funciona cómo se anunciaba (o ambas).

In this article

Join the Conversation