Apple aparentemente está cambiando su política al respecto del reemplazo de pantallas por terceras partes y según nos documentación enviada a los empleados de sus tiendas, un cliente puede llevar su teléfono por un problema con la pantalla reparada por un proveedor externo sin que esto invalide la garantía.

La documentación, obtenida por 9 to 5Mac, indica que las tiendas de Apple y los proveedores autorizados debe inspeccionar el dispositivo para buscar elementos de fraude O manipulación, pero proceder con la reparación. Esto, por supuesto, asume que la reparación no está relacionada directamente con la pantalla.

Hay algunas condiciones especiales para esta nueva política, sin embargo. La primera de ellas es que si la reparación por culpa de la pantalla de terceras partes ha causado daños en el teléfono, el cliente deberá pagar los costes fuera de garantía para resolver el problema, da igual sea el cambio de pantalla o el reemplazo de todo el dispositivo.

Más allá, si el problema está relacionado directamente con la pantalla reemplazada, los usuarios deberán pagar los costes fuera de garantía o si el usuario quiere una pantalla oficial de Apple para reemplazar la de terceras partes, deberán pagar también el coste fuera de garantía. AppleCare+ no cubre estos cambios, problemas relacionados con el cambio de pantalla por terceras partes.

In this article


Join the Conversation