Crea una partición de recuperación de emergencia en una memoria USB para todos tus Mac

Esta partición, oculta, ocupa aproximadamente unos 600 MB de disco y solo es accesible cuando invocamos el gestor de arranque al iniciar el Mac usando la tecla ⌥. No es un sistema operativo completo, sino una versión reducida que incluye unas muy pocas utilidades y aplicaciones (Utilidad de Disco, el Terminal, Safari, etc) para poder solucionar algunos problemas del disco duro de arranque.

La Partición de Recuperación está construida de una forma un tanto especial: cuenta con un sistema operativo de prearranque que invoca una imagen de disco comprimida de solo lectura que incluye todo el sistema operativo que, como he indicado, no es completo sino una versión reducida del mismo. Esta forma de trabajo permite reducir notablemente el tamaño de la Partición de Recuperación aunque hace de su arranque un proceso lento y largo sobre todo cuando trabajamos con discos duros mecánicos.

En ocasiones, especialmente para algunos usuarios que juegan con el clonado de discos en situaciones de soporte, la Partición de Recuperación se pierde o se elimina. Precisamente por esto es conveniente disponer de una copia de seguridad de esta Partición de Recuperación que podemos crear en una memoria USB para luego poder arrancar desde ella en cualquier Mac, asegurándonos la disponibilidad de esta partición en cualquier situación.

Seguramente estás pensando que sería ideal poder realizar modificaciones a la partición de recuperación de forma que además de las utilidades incluidas por Apple, puedas incluir otras aplicaciones de soporte para crear un superdisco de recuperación. Pero no es posible. El sistema operativo que cargas desde esa imagen de disco está pensado para ser sólo de lectura y no incluye muchas de las carpetas y estructuras propias del sistema y un número limitado de los archivos quedan soporte al kernel, por lo que simplemente las aplicaciones que puedas intentar instalar, si logras abrir la imagen del disco de carga del sistema, no funcionan.

Para crear esta Partición de Recuperación en un disco USB vas a necesitar:

Una memoria USB. No hace falta que sea de gran tamaño, pero al menos que sea todo lo rápida que puedas. Una memoria USB de 2 GB y USB 3.0 es la candidata ideal, puesto que la Partición de Recuperación que se va a crear dentro de esa memoria USB, como ya he indicado, es de unos 600 MB y además el disco quedará inutilizable salvo para la tarea de arranque desde la Partición de Recuperación.

Una aplicación que vamos a descargar desde Apple: el Asistente de Disco de Recuperación. No te preocupes de que el artículo de descarga de la base de datos y conocimientos de Apple muestre el logo de OS X 10.7 Lion, ya que la aplicación sirve para ese sistema operativo y todos los posteriores, incluido OS X 10.11 El Capitan.

Según Apple:

El Asistente de disco de Recuperación de OS X permite crear la Recuperación de OS X en un disco externo que tiene las mismas funciones que la Recuperación de OS X integrada: reinstalar OS X, reparar el disco mediante la Utilidad de Discos, restaurar utilizando una copia de seguridad de Time Machine o navegar por Internet con Safari.

Nota: para poder crear una Recuperación de OS X externa mediante el Asistente de disco de Recuperación de OS X, el Mac ya debe disponer de un disco de recuperación.

Para crear una Recuperación de OS X externa, descarga la aplicación Asistente de disco de Recuperación de OS X. Inserta un disco externo, ejecuta el asistente, selecciona la unidad donde deseas que se instale y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla.

Tras la finalización del Asistente de disco de Recuperación de OS X, la nueva partición no será visible en el Finder o en la Utilidad de Discos. Para acceder a Recuperación de OS X, reinicia el equipo mientras mantienes pulsada la tecla ⌥. Selecciona Disco de recuperación en el Administrador de arranque.

Es decir, necesitas una Partición de Recuperación existente porque esta aplicación lo que hace es manipular la memoria USB para particionarla convenientemente y luego realizar una copia bloque-a-bloque de la Partición de Recuperación a la memoria USB.

Hay varios detalles que tienes que tener en cuenta:

  • En ocasiones Apple realiza modificaciones a la Partición de Recuperación cuando actualiza el sistema operativo, ya sea en versiones a lo largo de un sistema o cuando se actualiza de forma mayor entre sistemas, por lo que conviene actualizar también la Partición de Recuperación, dando formato con la Utilidad de Discos a la memoria USB para recrear su contenido. La forma de saber si se han realizado estas modificaciones a la Partición de Recuperación es fácil: junto con la actualización del sistema se incluye una actualización adicional que indica que se va a modificar la Partición de Recuperación.
  • Esta memoria USB servirá para cualquier Mac compatible con ese sistema operativo.

 

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios

Lost your password? Please enter your email address. You will receive mail with link to set new password.

wpDiscuz
0
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x
Salir de la versión móvil