La precisión informadora de Andrómeda

20110215-2.jpgUn equipo de astrónomos de varios países ha estudiado la galaxia de Andrómeda, cercana a la Vía Láctea, y observado un grupo de estrellas dispuestas en forma de disco estelar grueso. Estas estrellas son mucho más antiguas que las que forman la parte delgada del disco de Andrómeda y se espera que este descubrimiento amplíe las posibilidades de investigación científica sobre la formación y la evolución de galaxias como la Vía Láctea.

Los descubrimientos del equipo se publicarán en el próximo número de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Al igual que la Vía Láctea, Andrómeda es una gran galaxia en espiral, es decir, posee varios brazos en espiral que parten de y rodean a una aglomeración de estrellas en el centro. «A partir de observaciones de nuestra Vía Láctea y otras espirales cercanas sabemos que estas galaxias suelen poseer dos discos estelares, uno “delgado” y otro “grueso”», explica la coordinadora del estudio, la Sra. Michelle Collins, doctorando del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). El disco delgado contiene regiones activas en las que se están formando estrellas, mientras que el disco grueso posee estrellas más viejas.

Junto a colegas de Australia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, la Sra. Collins analizó mediciones de las velocidades de estrellas brillantes de la galaxia de Andrómeda mediante el telescopio Keck ubicado en el Hawái (Estados Unidos). Los resultados de este trabajo de colaboración permitieron al equipo proponer la primera caracterización del disco recién identificado.

«El primer estudio que realizamos de este componente sugirió que es probablemente más antiguo que el delgado y que posee una composición química distinta», comenta el Dr. Mike Rich de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), coautor del estudio. «Observaciones más detalladas en lo sucesivo nos permitirán descubrir cómo se formó el disco de Andrómeda», y añade, «con la posibilidad de aplicar este conocimiento a la formación de galaxias en espiral en todo el Universo».

La Sra. Collins explica que «los discos finos estelares clásicos que solemos observar en las imágenes del Hubble surgen de la acreción de gas al final de la formación de la galaxia, mientras que los discos gruesos lo hacen en una fase anterior de la vida de la galaxia y por ello se consideran trazadores ideales de los procesos de evolución galáctica». La mayor parte del disco grueso de la Vía Láctea es invisible desde la Tierra, pero no así el de Andrómeda. Esta circunstancia proporciona a los astrónomos una oportunidad sin igual de analizar las propiedades del disco y hallar indicios de eventos partícipes en su formación.

«Este resultado es uno de los más interesantes del estudio principal del movimiento y la química estelar de las afueras de Andrómeda», indica el Dr. Scott Chapman, miembro del equipo del Instituto de Astronomía. «El descubrimiento de este disco grueso nos brinda una imagen única y espectacular de la formación del sistema de Andrómeda y será útil en el estudio de este proceso complejo.» En ocasiones merece la pena vigilar a los vecinos.

Para más información:

Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge:

http://www.ast.cam.ac.uk/~mlmc2/M31thickdisc.html

RAS: http://www.ras.org.uk

Fuente: Cordis

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x