Una nueva variante génica puede reducir el riesgo de hipertensión

La gente con hipertensión está de suerte: científicos financiados con fondos comunitarios han descubierto una nueva variante génica que podría servir para diseñar medidas más eficaces para la prevención y el tratamiento de la hipertensión.

La investigación, sobre la cual se ha publicado un artículo en la revista PLoS Genetics, ha recibido fondos del proyecto INGENIOUS HYPERCARE («Genómica integrada, investigación clínica y cuidados de la hipertensión»), financiado con 10 millones de euros por el área temática «Ciencias de la vida, genómica y biotecnología aplicadas a la salud» del Sexto Programa Marco (6PM) de la Unión Europea.

Los científicos encargados del estudio indicaron que esta variante génica no sólo reduce el riesgo de hipertensión, sino también de enfermedad cardíaca. Concluyeron que las personas que portan esta variante sufren menos ictus (un 15% menos de episodios), infartos de miocardio y muerte coronaria. Los datos más recientes muestran que el 25% de la población adulta de los Estados Unidos sufre hipertensión, la primera causa de muerte en todo el mundo. «La hipertensión es hereditaria y una de las causas principales de enfermedad en todo el mundo», indican los investigadores.

Esta investigación, un estudio genético de primer orden a nivel mundial, reunió a expertos de toda Europa para colaborar y evaluar más de 500.000 variantes del genoma humano. Estudiaron 1.621 casos de hipertensión y 1.699 controles y realizaron análisis de seguimiento y validación en 19.845 casos y en 16.541 controles. Descubrieron la variante en un gen dedicado a regular la producción en el riñón de uromodulina, una de las principales proteínas excretadas en la orina.

A pesar de la importancia de esta proteína de la orina, en realidad no se conocía con precisión cuál es su función exacta. Este estudio aclara que ejerce como regulador de la presión arterial. Las personas que portan la variante génica poseen una menor concentración de uromodulina en su orina. Los descubrimientos indican que contribuye a la desregulación de la tensión arterial y favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares debido a que da comienzo a la reabsorción de sodio en el riñón.

A grandes rasgos, la hipertensión se produce cuando el torrente sanguíneo que recorre las paredes arteriales circula a una velocidad mayor de la normal. Si se consume demasiado sodio el organismo retiene más agua, lo que provoca un aumento de la presión arterial en las paredes de los vasos sanguíneos.

En relación a los resultados del estudio, la Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia Máire Geoghegan-Quinn indicó: «Felicito a todos los implicados en este trabajo excelente. Los descubrimientos que surgen de estudios genéticos de gran tamaño como este ofrecen nuevas vías para la creación de métodos de prevención y tratamiento innovadores que permiten que cada persona reciba el medicamento más adecuado para su enfermedad. La asistencia sanitaria es una prioridad absoluta en las propuestas de la Unión por la Innovación porque nada es más importante que salvar vidas y aliviar el sufrimiento.»

«Además, el tipo de adelanto obtenido por el proyecto INGENIOUS HYPERCARE puede llegar a generar beneficios económicos enormes gracias a la apertura de nuevos mercados para las empresas comunitarias y además lograr que los ciudadanos se mantengan activos y saludables durante más tiempo.»

Coordinado por el Instituto Auxológico Italiano de Milán, el consorcio INGENIOUS HYPERCARE está compuesto por expertos de Bélgica, China, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, Rusia, España, Suecia, Suiza y Reino Unido.

Para más información: INGENIOUS HYPERCARE, La financiación comunitaria para la investigación sobre enfermedades cardiovasculares y PLoS Genetics. Fuente: Cordis

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x