Un estudio aclara el origen de una extraña «franja» espacial

Científicos de Polonia y Estados Unidos han propuesto una explicación para la misteriosa estructura con forma de franja que rodea nuestro Sistema Solar. En un artículo publicado en la revista Astrophysical Journal Letters, explican que dicha franja podría suponer la frontera entre la Nube Local de gas interestelar frío y otra nube de gas extremadamente caliente conocida como Burbuja Local. De estar en lo cierto, el Sol penetrará en la Burbuja Local dentro de unos cien años.

El descubrimiento ha causado sorpresa pues hasta ahora se pensaba que la frontera entre la Nube Local y la Burbuja Local estaba más lejos.

«Observamos la franja porque el Sol se está acercando a una frontera entre nuestra nube de gas interestelar local y otra nube de gas muy caliente y turbulento», explicó el director de la investigación, el profesor Stan Grzedzielski del Centro de Investigación Espacial de la Academia de las Ciencias de Polonia. El profesor Grzedzielski aclaró que este fenómeno no es extraordinario, pues el Sol penetra con frecuencia en distintas nubes de gas interestelar.

Al entrar en la nube más caliente es probable que la heliosfera mengüe ligeramente y provoque un ligero aumento de la radiación cósmica. La heliosfera es una especie de «burbuja» dentro de la cual el viento solar ofrece protección contra los rayos cósmicos dañinos. «Tal vez las futuras generaciones tendrán que aprender cómo reforzar mejor su equipo espacial contra una radiación más fuerte», comentó el profesor Grzedzielski.

La franja espacial objeto de estudio fue descubierta el año pasado por la sonda IBEX (Explorador de la Frontera Interestelar) de la NASA, que se lanzó en 2008 para explorar la frontera entre la heliosfera y el espacio interestelar.

Su objetivo principal era obtener un mapa de todo el cielo de emisiones de átomos neutros energéticos (ENA), desvelando de este modo la cinta de ENA que rodea el Sistema Solar. Desde entonces se han propuesto varias teorías que explican el origen de estas emisiones. La mayoría se centran en las interacciones entre la heliosfera y el espacio interestelar, pero este último estudio propone que los ENA se crean en la frontera entre la Nube Local fría y la más caliente Burbuja Local. Ésta última es una región espacial extremadamente caliente y turbulenta y probablemente el residuo de una serie de explosiones de supernovas que se habrían producido hace millones de años.

Según los investigadores, los ENA se crean cuando los protones de la Burbuja Local caliente roban electrones de los átomos neutros al borde de la Nube Local más fría. Esto provoca que salgan despedidos en todas direcciones, alcanzando algunos los detectores del IBEX.

«Si nuestra hipótesis es correcta, entonces estamos detectando átomos que se originan en una nube interestelar que es diferente de la nuestra», señaló el Dr. Maciej Bzowski, jefe del equipo polaco IBEX y coautor del artículo.

Por otro lado, el profesor Grzedzielski explicó que la franja es una especie de ilusión óptica, pues en realidad los ENA se crean en toda la frontera que existe entre la Nube Local y la Burbuja Local.

«Es un efecto puramente geométrico, que se observa porque el Sol está en la actualidad en el lugar correcto, a un millar de unidades astronómicas de la frontera entre nubes», apuntó. «Si el límite nube-nube es plano, o mejor ligeramente extruido hacia el Sol, entonces parece más delgado hacia el centro de la franja y más grueso en los laterales, justo donde se ve el borde de la franja. Si fuéramos más lejos de la frontera no se vería la franja, ya que todos los ENA quedarían re-ionizados y dispersados en el gas de la Nube Local.»

Para más información: Academia de las Ciencias de la Polonia, Astrophysical Journal Letters, IBEX y NASA . Fuente: Cordis

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x