Los hombres europeos descienden de agricultores y ganaderos prehistóricos

ganado1.jpgInvestigadores de la Universidad de Leicester (Reino Unido) han descubierto que la mayoría de los hombres europeos descienden de los primeros agricultores y ganaderos que migraron hace unos 10.000 años desde Oriente Próximo. Los resultados de este estudio se han publicado en la revista PLoS (Public Library of Science) Biology.

La investigación, que recibió fondos del Wellcome Trust (Reino Unido), se centró en la diversidad del cromosoma Y, que se transmite de padre a hijo.

Existe consenso sobre la afirmación de que la civilización moderna comenzó con la invención de la ganadería y la agricultura. Antes, los humanos se dedicaban a la caza y la recolección de alimentos y migraban cuando éstos se agotaban. Las prácticas agrícolas y ganaderas se introdujeron en Europa desde el Creciente Fértil, una región en Asia occidental que abarcaba desde la costa oriental mediterránea hasta el Golfo Pérsico y los valles del Tigris y el Eúfrates, en la antigua Mesopotamia.

El cultivo de la tierra provocó el cambio social más importante de la historia de la civilización moderna. La agricultura fomentó el sedentarismo y la mayor seguridad del suministro de alimentos impulsó un crecimiento de la población que llegó hasta los 7.000 millones de personas que pueblan el planeta hoy en día.

No obstante, todavía existe un debate abierto sobre si las prácticas agrícolas se extendieron debido a la migración o a la adopción de ideas agrícolas y tecnologías por parte de los cazadores-recolectores. Esta investigación, dedicada a la diversidad genética de las poblaciones modernas, ha aportado nuevos datos sobre los que basar dicho debate.

El profesor Mark Jobling, director del equipo de investigación, hizo la siguiente declaración: «Nos hemos centrado en el linaje del cromosoma Y más común en Europa. Unos 110 millones de hombres lo portan, y se observa un patrón gradual desde el sureste hasta el noroeste que alcanza casi el 100% de frecuencia en Irlanda. Estudiamos la distribución del linaje, su diversidad en distintas zonas de Europa y su antigüedad.» Los resultados de la investigación sugieren que se extendió con la agricultura desde Oriente Próximo.

La Dra. Patricia Balaresque, autora principal del estudio, indicó que «en resumen, esto significa que más del 80% de los cromosomas Y europeos descienden de agricultores inmigrantes. En cambio, aparentemente la mayoría de los linajes genéticos femeninos descienden de cazadores-recolectores. En nuestra opinión, esto apunta a una ventaja reproductiva de los agricultores-ganaderos sobre los cazadores-recolectores autóctonos durante el proceso de sustitución de la caza y la recolección por prácticas agrícolas. Es posible que en aquella época ser agricultor Y ganadero fuera más atractivo.»

Para más información: PLoS Biology, Wellcome Trust y Universidad de Leicester. Fuente: Cordis

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x