La laca para el pelo se asocia a una anomalía genital congénita frecuente

Investigadores del Imperial College de Londres, del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) de Barcelona, y de la University College Cork han constatado que las mujeres expuestas en su lugar de trabajo a laca para el pelo durante el primer trimestre de embarazo presentan más del doble de riesgo de que sus bebés nazcan con hipospadias. La hipospadias es una de las anomalías congénitas más habituales de los genitales masculinos, y consiste en que la abertura de la uretra se sitúe en dirección a la cara inferior del pene.

La causa de este daño en los fetos sería la presencia en las lacas de ftalatos, que son compuestos químicos asociados a una disminución de la actividad de los andrógenos. Esta disminución puede provocar malformaciones del sistema reproductivo. Los ftalatos se añaden habitualmente a los plásticos para incrementar su flexibilidad, pero también se encuentran en otros productos, como cosméticos o cables eléctricos.

Según los investigadores del CREAL, éste es el estudio más amplio sobre hipospadias realizado hasta el momento, y el primero que pone de manifiesto un vínculo significativo entre la laca para el pelo y estas malformaciones. La investigación ha revelado asimismo que tomar ácido fólico durante los tres primeros meses de embarazo reduce el riesgo de sufrir este problema en un 36%.

Más información en Creal.cat

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x