Nuevo sistema de visión nocturna para disminuir los accidentes de tráfico

honda_night_vision_26_10_04.pngInvestigadores de la Universidad de Granada (UGR) han desarrollado un microchip que mejora la visión nocturna para los conductores. Según explican los científicos, el sistema complementa la iluminación del coche y alertará a los conductores de los obstáculos en la carretera. El mecanismo fue inventado en el marco del proyecto Drivsco («Learning to emulate perception action cycles in a driving school scenario»), en el cual participa la Universidad de Granada.

Este nuevo sistema extenderá el campo de visión más allá de la distancia iluminada normalmente por los faros convencionales utilizando información extraída automáticamente por un sistema de cámaras nocturnas. La información sobre el movimiento o la profundidad se proporciona en tiempo real por dos cámaras infrarrojas instaladas en el vehículo, de manera que, por ejemplo, se puedan detectar más fácilmente curvas, peatones y otros coches. Este nuevo microchip facilita la extracción de información de las cámaras. Además, puede ser utilizado para hacer sonar una alarma para alertar al conductor, por medio visual, acústico u otro.

En el futuro, el sistema podría reducir la cantidad de muertos en las carreteras: cuatro de cada diez accidentes de tráfico mortales se producen de noche, a pesar de que el tráfico disminuye cerca de un 60% durante las horas nocturnas. Esto se debe a la reducción de la agudeza visual y del campo de visión, ya que la iluminación es generalmente insuficiente. «Las luces de cruce (cortas) alumbran sólo unos 56 metros, cuando la distancia de frenado a 100 km/hora es de aproximadamente 80 metros», afirmó Eduardo Ros Vidal, el investigador de la UGR que llevó a cabo el estudio.

Drivsco es un proyecto financiado dentro del Sexto Programa Marco. Investiga la visión en tiempo real y su aplicación en la industria automovilística. Los investigadores afirman que se están centrando, ante todo, en la visión nocturna con iluminación infrarroja como ámbito de aplicación idóneo comercialmente. Drivsco reúne a universidades e industria de Bélgica, Dinamarca, Alemania, España, Italia y Lituania en un esfuerzo conjunto para diseñar coches inteligentes que puedan hacer la conducción más fácil y segura.

La idea central es que los coches aprendan a conducir de manera autónoma, correlacionando la información sobre el entorno y las acciones del conductor. Partiendo de la base de una interfaz hombre-máquina totalmente operativa, tal sistema debería ser en gran medida independiente después del aprendizaje, utilizando diversos mecanismos de predicción. «Tenemos por meta un sistema que pueda aprender a conducir un coche durante el día y aplicar de un modo autónomo las estrategias de control aprendidas a un mayor campo de visión nocturna infrarroja del sistema», afirman los investigadores de Drivsco.

Para obtener más información http://www.ugr.es/

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x