Burst.com gana a Apple en el juicio preliminar

Apple Inc. puede enfrentarse a una difícil batalla en sus juicios por patentes con Burst.com después de que el juez utilizara el Markman Claim Construction Memorandum para respaldar las posiciones de su oponente.

También conocido como Markman Hearing y basado en una crucial decisión de la Corte suprema en 1996 con el mismo nombre, un Memorándum es una decisión previa al juicio que se produce con posterioridad a un debate en el juzgado sobre los significados exactos que se encuentran dentro de una patente determinada. Su objetivo es permitir al juez centrarse en el corazón de la patente durante el juicio en vez de empantanarse en el lenguaje, que puede muchas veces obstruir las disputas a base de tecnicismos.

Un juez del distrito norte de California que lleva el caso, ha decidido que alrededor de dos tercios de los argumentos que Apple presentó en las audiencias habrían significado unas definiciones muy limitadas de términos clave, excluyendo artificialmente muchos de los puntos generales pero potencialmente relevantes de Burst.

En múltiples instancias, el fabricante del iPod habría limitado la relevancia de la patente a un hardware o métodos particulares cuando en realidad se aplica a muchas más cosas, según el juez. En un ejemplo, el Memorándum Markman apunta que la interpretación de Apple de un procesador para “editar archivos” es tan exacto que insiste en que sólo algunos chips de Intel, Motorola y Texas Instruments serían válidos para esa patente, a pesar de que se están usando como ejemplos generales.

Uno de los aspectos centrales de la decisión fue el concepto de que el “periodo de tiempo de despliegue” (burst time period), un elemento crucial para el negocio de emisión multimedia de Burst y para las patentes en discusión. Donde Burst dijo que su definición se aplicaba literalmente al tiempo necesario para que la transmisión enviada se despliegue por una red más rápidamente que en tiempo real, la interpretación de Apple del mismo término es que sólo era de aplicación a un método de compresión diferente usado para hace esas transmisiones. El argumento habría hecho que numerosas reclamaciones “no tuvieran sentido” en sí mismas, dijo el juez.

Algunas interpretaciones, sin embargo, favorecieron a Apple. La firma radicada en California ganó el favor en algunas definiciones durante la discusión en el juzgado, incluyendo el derecho a excluir los puertos digitales auxiliares como transmisores — lo que podría afectar al conector Dock del iPod — así como regular que los metadatos y listas de reproducción no cuenten como software de edición.

Fuente: AppleInsider

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor, deja un comentariox
()
x