Tu teclado Bluetooth y los modos de arranque de OS X

07/01/2013 por Carlos Burges

Nunca he sido de teclados inalámbricos por una razón muy sencilla: se les acaban siempre las pilas en el momento más inoportuno además de tener otras pegas, como los problemas asociados a los modos de arranque dependientes de la pulsación de teclas que utilices en OS X. Aún así, en mi escritorio ha permanecido durante mucho tiempo un Logitech diNovo Keyboard Mac Edition un teclado por radiofrecuencia (con mochila) por su inmejorable tacto y características. Sustituir un teclado con el que te sientes cómodo no es precisamente una empresa baladí y solo y después de muchos años (y aún conviven para ciertas cosas), este magnífico teclado ha sido sustituido por un teclado Bluetooth que no requiere pilas, el Logitech K760 para Mac.

Sin embargo, las tecnologías en ocasiones, con su ansia de facilitarnos la vida, nos causan más de un problema. Y en el caso de los teclados Bluetooth (y más los de radiofrecuencia) son los modos de arranque. Según las teclas que pulses en el teclado cuando arrancas tu Mac puedes decidir con que disco o partición quieres arrancar (la tecla opción), arrancar un modo monousuario (comando + tecla S) o activar en los Macs más modernos el modo Internet Recovery, que permite arrancar el Mac desde una partición de recuperación remota disponible en los servidores de Apple (Comando + opción + tecla R) o desde la partición de recuperación local almacenada en tu disco (comando + tecla R), pero el problema cuando trabajas con un teclado Bluetooth es que "acertar" con el tiempo perfecto a la hora de pulsar estas teclas es complicado.

Y es que es factible hacerlo: en el firmare de tu Mac se guardan unos drivers para el teclado Bluetooth que permiten reconocer estas pulsaciones de tecla pero sólo y exclusivamente cuando se pulsan en el momento correcto: aproximadamente es cuando empieza a sonar el "chime" de arranque, pero en la vida real, es extremadamente difícil conseguir ajustar esa pulsación de teclas justo en el momento adecuado: al final, con suerte, 1 de cada 3 o 4 veces puede que aciertes o no. Y si encima has de pulsar un atajo más complejo, aún es más difícil, porque justo después de ser reconocido el teclado, has de saltar al atajo de teclado en concreto, con un lapso de tiempo extremadamente corto para hacerlo.

En un portátil, afortunadamente, dispones del teclado propio (cosa que facilita mucho la tarea), pero en los iMac, Mac Mini o Mac Pro, el problema va más allá de ser una incomodidad para convertirse en un problema, sobre todo cuando el arranque con teclas modificadoras desde el teclado es para solucionar un problema.

Al final, tener un teclado (cualquier teclado, sirve uno de PC) con cable USB no parece ser una tan mala idea al menos para cuando te encuentras ante un problema técnico y necesitas poder arrancar el Mac desde otro disco con seguridad, sobre todo cuando el arranque es lento (disco duro tradicional) o simplemente no quiere arrancar desde el correspondiente sistema. Aunque las teclas de un teclado para PC no están maleadas exactamente como las del Mac (hay que buscar cual será la tecla Opción, por ejemplo) al menos, cuando la encuentres, podrás arrancar con seguridad.

Y ¿a a qué viene todo esto?: pues a un problema de esos navideños que puede traerte la cabeza loca: un Mac con Filevault activado y sin partición de recuperación que no quiere arrancar.

0
Comentarios
  • #1 por juandesant el 07/01/2013
    Ayer estuve haciéndolo para arrancar desde una memoria USB con la tecla opción, y lo que no puedes hacer es dejar pulsado el atajo de teclado. Pero después del doong acertaba más veces que tú ;-)

    Eso sí, espero a ver qué nos escribes… deseando que el problema esté resuelto ;-)