Mail 6: Firmas con estilo

07/10/2012 por Carlos Burges

Cuando envías un correo electrónico, generalmente se añade una firma al final del mismo. Por defecto al crear una firma Mail añade nuestro nombre y la correspondiente dirección de correo electrónico, pero puedes crear firmas con mucho más estilo … y aprender algunos buenos trucos por el camino.

Para empezar, abre TextEdit en modo texto con estilo, y crea tu firma básica: duplícala dentro del documento y empieza a estilarla con tamaños de letra, tipografías, enlaces e incluso imágenes. Las imágenes las puedes arrastrar directamente desde el escritorio, pero es muy recomendable que no sean ni muchas ni muy grandes para no engordar artificialmente un correo electrónico.

También puedes copiar y pegar porciones de HTML de una página web en el documento porque te gusta el estilo y así editar luego la información para conseguir una firma ajustada a tus intereses.

Una vez tengas esa firma preparada, ves a Mail > Preferencias > Firmas, crea una firma nueva para la correspondiente cuenta de correo electrónico y copia y pega desde el documento de TextEdit al correspondiente campo para observar que tienes esa firma con el formato correspondiente lista.

Algunos buenos consejos para las firmas

¿Sabes que puedes añadir una tarjeta vcf a la firma?: Abre contactos, y desde la barra lateral con la lista de contactos, arrastra el tuyo hasta la firma. Se añadirá tu tarjeta .vcf de forma que cuando envíes un correo, se enviará también la tarjeta.

Añade el saludo en la firma: cuando hablamos de firmas, solemos pensar que van al final del correo … pero puedes añadir directamente el "Hola:" o cualquier forma de saludo que utilices con frecuencia. Así, cuando crees el correo, directamente tendrás no solo la firma, sino también en saludo.

Lo mismo para la despedida: Puedes colocar el eterno "recibe un cordial saludo" antes de la firma y te evitarás en tenerlo que poner una y otra vez.

Ten varias firmas para una sola cuenta: Las firmas personalizadas están muy bien, pero son un engorro cuando se mantiene correspondencia con alguien acerca de un tema. Al final, el hilo de respuestas es larguísimo y esto se debe en gran parte a firmas muy largas que además impiden el correcto seguimiento del intercambio de información. Precisamente por eso hay que tener dos firmas: Una "ejecutiva" para los correos "oficiales" y otra mucho más discreta para las contestaciones o incluso para enviar un correo con una información muy corta y concisa para la que no es necesaria "la firma oficial".

0
Comentarios