¡Hola, iPhone! Tecnología, software, widgets y el teclado

19/07/2007 por Administrador

iPhone-Frontal-.jpgGran parte del empeño depositado por Apple en la creación del iPhone reside en su tecnología, en sus entrañas, en el hardware. Hardware que procede de innovaciones, patentes y adquisiciones de empresas anteriores, pero que puede ser fielmente aprovechado e integrado con software avanzado y revolucionario respecto a lo que era el estándar en teléfonos móviles.

Es inevitable empezar a hablar sobre el hardware del iPhone por su enorme pantalla, que cubre prácticamente todo el frontal del dispositivo y en la que se basa el funcionamiento esencial de éste.

(Aviso: artículo con gran cantidad de imágenes. Si tienes una conexión lenta, ten paciencia. Todas las imágenes se abren a mayor tamaño al hacer clic en ellas)

Dejando a un lado por un momento la tecnología multitáctil que incorpora, cabe destacar su tamaño de 3,5” (7,5x5cm) considerablemente grande si la comparamos con dispositivos similares, en los que la pantalla ocupa toda la parte frontal del dispositivo:

Tabla comparativa pantallas iphone.jpg

Ninguna de esas pantallas de móviles tiene comparación alguna con el brillo, definición, ángulo de visión y calidad que proporciona el iPhone. Pudisteis comprobarlo en las imágenes de la introducción, y podéis hacerlo en esta segunda parte, ya que todas las imágenes están hechas en exterior.

Weather.jpgLlama la atención también la dureza de la superficie de cristal (en lugar del típico plástico) que protege la pantalla y la resistencia de ésta a posibles ralladuras por el uso, (prueba de llaves pasada con éxito) en este sentido es mucho mejor que los iPods y cualquier otro tipo de superficie, aunque he de confesar, que, por precavido y cuidadoso que soy, le he vuelto a poner el plástico protector rápidamente con el que funciona perfectamente.

Detrás de esa superficie, se encuentra la maravilla tecnológica en la que se basa el software y el concepto del iPhone en general. Es el panel multitáctil, tal vez mejor explicado en la propia web de Apple, es el que permite dar al usuario la sensación de que en lugar de ser una pantalla con lo que está interactuando es prácticamente la vida real. Detrás de todas esas animaciones bonitas, el sistema, el software, funciona tal y como tú interactúas con él.

Todas las acciones que requieren arrastrar los dedos sobre la pantalla funcionan al mismo ritmo. Si tu dedo va más rápido, la acción irá más rápida, si tu dedo se para, la acción se para. Tanto cuando haces scroll, como cuando pasas de uno a otro widget, en toda situación.

Es parte de lo que aporta la sensación de inmediatez, que posee el iPhone en toda su interfaz. Como no, entre tanto diseño, animación e interactividad no se podía escatimar en la calidad de la pantalla, como tampoco en la elección de iconos y tipografías a mostrar. Que he encontrado más que adecuados para un dispositivo móvil (a pesar de las críticas al uso de Marker Felt en Notes), considerablemente mejores que los que Symbian y Windows Mobile utilizan por defecto. Pero tampoco es de extrañar, por que todos sabemos cual es el corazón del iPhone y lo bien que muestra las fuentes tanto en pantalla como en impresión.

Al iPhone no sólo le gustan que le toquen, también le gusta que le pongan boca arriba, boca abajo, con las luces apagadas, a plena luz del día, de cerca, de lejos... ¡No, no seáis mal pensados, no estoy hablando de eso!

Comparativa-pantallas.jpg

Hablo de los sensores que Apple ha incorporado para hacernos la vida más fácil y no tener que toquetear nada para cambiar entre los modos de pantalla horizontal/vertical, apagar la pantalla cuando nos tiramos tres horas dando largas al teléfono con el jefe/clientes por que es viernes y no tener que quedarnos sin batería cuando salgamos por la noche, y ese modo activado por defecto en el que la pantalla ajusta el brillo por defecto para personas fotosensibles (al mismo tiempo que ahorra batería).

O, en definitiva, el acelerómetro, el sensor de proximidad, y el de luz ambiental. Por si fuera poco, Apple ha tenido la gentileza de dar soporte de éstos hasta el navegador web, siendo posible crear aplicaciones web que detecten la orientación y el movimiento por ejemplo, como ya hemos visto con Corridor. Y muy probablemente, cuando Apple por fin se decida a dar soporte a aplicaciones de terceras partes en el iPhone, podremos ver usos más prácticos de esas tecnologías. El iPhone dispone también de las características de hardware estándar que podríamos encontrar en un móvil de su categoría hoy en día, siendo un móvil cuatribanda con WiFi 802.11g, Bluetooth 2.0 + EDR (3Mbps), y EDGE.

Muchos son los que han criticado el uso de EDGE en lugar de 3G, y la excusa de Steve Jobs sobre el tema está demostrado que es más que cierta. Sin embargo, lo que muchos no saben es que EDGE fue ratificado como un estándar 3G, y que su desarrollo continúa hoy en día con EDGE Evolution en la séptima especificación del 3G que no está todavía terminada. De hecho, se han realizado críticas sobre le hecho de que el iPhone no pueda mantener activas una conexión de datos por GSM y una llamada de voz, culpando al hecho de que no incorpore 3G, nada más lejos de realidad, ya que, éste hecho, no es culpa de que el iPhone tenga o no tenga soporte UMTS, si no de que por software está implementado como dispositivo de Clase B, los chips que utiliza el iPhone deberían soportar la Clase A al ser chips modernos, por lo que si veis utilidad a esta funcionalidad, lo que debéis hacer es solicitarla a Apple.

La clave reside en el soporte de DTM, y en el hecho de que las redes lo soporten. Terminales como el Nokia N95 ya lo soportan. La tecnología EDGE implementada en el iPhone es también de Clase 32 al igual que en el Nokia N95. El iPhone, lógicamente, no tiene limitación alguna para realizar conexiones de datos por WiFi realizar llamadas/envío de SMS por GSM lógicamente. El resto de las partes importantes de las entrañas del iPhone se complementan con un procesador ARM fabricado por Samsung del que se desconoce exactamente el modelo y velocidad en concreto pero que se especula entre un S3C6400 y un S3C2460, que podrían contener varios chips en su interior entre ellos una memoria de sistema de 1Gbit (128Mb). Curiosamente, y a pesar de que esa funcionalidad está ausente actualmente en el iPhone, tanto esos chips como el puerto dock del iPhone podrían soportar la salida de televisión además de USB On-The-Go 2.0 (Que permitiría conectar cámaras directamente al iPhone de forma más efectiva que como se hacía con el iPod Photo/Video con el iPod Camera Connector).

Software:

El corazón del iPhone es como no podía ser otro, Mac OS X, a pesar de que no es el primer móvil basado en Unix/Linux que llega al mercado, sí es el primero que lo hace de forma masiva, del mismo modo que Mac OS X y los Mac hicieron llegar el Unix al gran público, el iPhone hará lo propio. El hecho de que el Mac Os X del iPhone tenga las mismas raíces que el de los Mac puede parecer un hecho irrelevante, pero yo considero que es una parte clave del buen funcionamiento del iPhone. Esa capacidad multitarea no sólo la aporta la filosofía de funcionamiento del iPhone, si también los pilares que hay debajo.

Esta filosofía puede sorprender a muchos usuarios acostumbrados a utilizar PDAs con Windows Mobile o Symbian. La buena noticia es que es una sorpresa agradable. El iPhone parece ser creado con el concepto de: ¡quiero hacer/saber esto, y lo quiero ahora!. Y así es como funciona.

Del mismo modo que en un móvil Symbian la funcionalidad de llamadas está correctamente implementada, el iPhone implementa ésa y el resto de funcionalidades bajo el mismo concepto. Dar uso práctico y rápido a todo, las aplicaciones ni se cierran ni se abren, se cambia entre éstas y todo a través de un mismo menú que se accede con un único botón. Este razonamiento es bastante lógico, si tenemos en cuenta que en un dispositivo móvil lo que se pretende es acceder a la información de manera rápida, sin esperas. Para otro tipo de usos, ya existen los computadores. Probablemente ahí radique el éxito de los dispositivos que lanza al mercado Apple, incorporan funcionalidades de computador, pero no funcionan como éstos.

El resto de la industria parece ir en el sentido contrario, hacer que todo dispositivo sea un computador. Bajo todo este concepto, se ocultan de cierta manera todas las tecnologías que ha ido desarrollando Apple sobre Mac OS X, desde Quicktime, a Core Image/Animation, pasando por Webkit que no es única y ampliamente usado en el navegador, Safari, si no también en Mail. Jamás había visto un cliente de correo móvil capaz de mostrar contenido tan rico en gráficos como éste.

Widgets:

Dashboard es una tecnología no incorporada en el iPhone, sin embargo, el menú principal recuerda ampliamente por aspecto y funcionamiento a éste. Y aún más las pequeñas aplicaciones que incorpora el iPhone comparadas a los Widgets. Pareciera que Apple hubiese planeado soportar la ejecución de aplicaciones de terceras partes a través de Widgets, y lo hubiesen cancelado en el último momento. En cualquier caso, uno echa de menos aplicaciones como el traductor, y el seguimiento de vuelos.

Las aplicaciones a las que me refiero son por orden de aparición el menú del iPhone:

Calendar:

Obviamente un calendario, con un icono similar al de iCal en Mac Os X, pero que ésta vez si actualiza la fecha del día, de modo que si eres de los que no sabes en el día en que vives, sólo tienes que mirar el menú de tu iPhone. La sincronización de Calendar con iCal es totalmente transparente a través de iTunes, con la limitación de que únicamente es posible sincronizar un calendario. Es posible añadir todo tipo de entradas desde el propio iPhone, como no se podía en el iPod, por ejemplo.

Stocks:
Stocks.jpgStocks-2.jpgBusqueda-Yahoo.jpgComo su propio nombre indica, sirve para controlar si nos hacemos millonarios o no, gracias a Ana y Ramón. La información es obtenida de Yahoo! Finance (como no, una vez más parte del trio Apple-Google-Yahoo), el funcionamiento, similar al del Widget de Dashboard por no decir prácticamente idéntico, se nota que Apple mata 2 pájaros de un tiro familiarizando a la gente con el entorno de Mac OS X.
































Weather:
Weather2.jpgWeather3.jpgWeather4.jpgÉsta es una de las pequeñas funciones que más me ha gusta del iPhone, es difícil encontrar una aplicación, tanto para otros dispositivos que cumpla también su función como ésta, cambiar de ciudad en ciudad para saber el tiempo de cada una es tan sencillo como arrastrar el dedo hacia un lado y a otro. Como si se tratasen de múltiples Widgets del tiempo. Mostrando la información para toda la semana además. A diferencia de otros interfaces como el de la HTC Touch.































Clock:

World-Clock.jpgTimer.jpgTimer2.jpgAlarma.jpgAlarma-2.jpg

























Además de la posibilidad de poner relojes mundiales, en clock puedes poner múltiples alarmas, contar vueltas y crear una cuenta atrás para aquellos momentos en los que la situación requiera de un buen Corso. Es de agradecer que pongan la función de alarma tan accesible cuando suele estar escondida por menús de opciones en la mayoría de terminales.
































Calculator:

Calculadora.jpg

Una calculadora básica, con botones bastante feos e inconsistentes. poco digna de mención, o de estar en el menú principal.

Notes:

Notas.jpgNotas2.jpg

La clásica aplicación de notas de todos los móviles y PDAs, con un estilo libreta bastante curioso. Pueden enviarse por email si se desea, puesto que de momento, no pueden sincronizarse, aunque parece obvio que será una funcionalidad más de Leopard.

Settings:

Settings-General.jpgWallpaper.jpgSettings-Brightness.jpg
























Settings-Mail.jpgSettings-Int-Assist.jpgSettings-Safari.jpg
























Settings-iPod.jpgPhotos-Transition.jpgfotos.jpg
























Sounds-Ringtones.jpgMail-Add-Account.jpg

Desde aquí podremos configurar prácticamente todas las opciones del iPhone, ya que prácticamente todas las opciones, además de las típicas opciones del brillo de la pantalla, configuración del teléfono, wifi e incluidas las configuraciones de las aplicaciones se han movido ahí. Es una buena forma de ahorrar espacio en pantalla evitando tener que mostrar controles/iconos para acceder a las preferencias de aplicaciones como Mail. Desde Settings podremos configurar las cuentas de correo, incluyendo la configuración de correos gratuitos populares, aunque, no hay espacio para Microsoft. ¡Cuidado con la silla!

También podremos configurar los fondos de pantalla, tonos de llamada, motor de búsqueda por defecto en Safari (Google o Yahoo!) así como algunas opciones multimedia y hasta las transiciones disponibles para las presentaciones de imágenes.

El teclado:

El hecho de no disponer de un teclado físico ha traído muchas discusiones sobre la idoneidad de un teclado virtual en una pantalla táctil. Sobre todo, antes de la salida al mercado del iPhone. El tamaño de las teclas, sensibilidad a pulsaciones, la sensación táctil de las teclas/botones, la corrección de errores...

Todas esas cosas preocupaban a futuros usuarios del iPhone. Apple ha realizado un gran trabajo con el teclado virtual, tanto en el tamaño de las teclas (que como podéis comprobar son iguales y/o más grandes que las de un Nokia e61) como por la sensibilidad de las pulsaciones de las letras en base a la presión ejercida, como por el diccionario incluido (de momento, sólo en inglés), y con un detalle muy importante que es el zoom que se hace en las letras al pulsarlas, de modo que no se tapan con los dedos (Algo que me ha parecido muy útil, acostumbrado al Nokia e61 y HTC Tytn y que no es posible con un teclado real).

A pesar de todo eso, he de señalar que se han olvidado de 2 factores esenciales, la posibilidad de disponer del modo de teclado en horizontal con las teclas más grandes en todas las aplicaciones, y no únicamente en Safari. Y la posibilidad, siendo el iPhone un dispositvo multitáctil de pulsar más de una tecla a la vez.

Parece bastante tonto, sobre todo teniendo en cuenta que Apple recomienda usar los 2 pulgares para teclear, como se haría en una Blackberry o móvil con teclado qwerty. Sin embargo, esto no es posible. Si dejamos pulsada una tecla con un dedo e intentamos pulsar otra con el otro, no obtendremos resultado alguno. Un fallo bastante gordo pero esperemos que subsanable por software con una actualización.

En mi experiencia, y a pesar de esos 2 pequeños fallos, utilizar el teclado del iPhone es bastante satisfactorio, y me inclino a opinar que más productivo que el Nokia e61 y la HTC Tytn. Sobre todo con detalles como los de poner teclas dedicadas según la aplicación como la arroba, .com.. etc. Y el sonido que

se produce al pulsarlas, que da una sensación más similar a la de un teclado.

Según el iPhone Typing Test, escribiendo frases en inglés (que no es mi idioma nativo) tengo una tasa de entre 22 y 39 palabras por minuto dependiendo de si el iPhone está en vertical u horizontal:

iPhone-Typing-Test-2.jpgiPhone-Typing-test.jpg













Hasta aquí el análisis de los widgets del iPhone, el uso del teclado, etc. En próximos artículos iremos analizando otras capacidades del iPhone.

Addendum:

Aquí os dispongo algunas fotos comparativas del iPhone, Nokia e61 y HTC Tytn con el teclado qwerty desplegado, además puede observarse en las fotos el buen ángulo de visión de la pantalla del iPhone.

(Nota: Ésta vez la pantalla si está al 100% de brillo.)

Comparativa-2iphone-blackbe.jpg


Comparativa-iPhone-Blackber.jpg


comparativa-iphone-m3100.jpg


Comparativa-iphone-nokia-n7.jpg


Comparativa-pantallas 2.jpg


--

Un artículo de Rafael Ruiz de Lara

Artículos relacionados

¡Hola, iPhone! Introducción, por Rafael Ruiz de Lara

0
Comentarios