ADATA DashDrive Elite HE720: ligero, pequeño y rápido

19/11/2012 por Carlos Burges

Cuando hablamos de discos duros portátiles, las nuevas tendencias no solo van en mejorar y ampliar el almacenamiento, sino también en reducir el tamaño en la medida de lo posible y con esa reducción de tamaño, también el peso. Dentro de esa línea de nuevos discos duros está el ADATA DashDrive Elite HE 720, un disco duro extremadamente pequeño y ligero con una resistente caja en aluminio apto para el uso diario pero sobre todo, pensado para aquellos usuarios que acumulan kilómetros en sus bolsas.

Para reducir el tamaño y el peso de estos discos duros, ADATA y otros fabricantes han optado por una táctica muy sencilla, que demás les permite eliminar el pago de ciertos royalties. Los discos duros portátiles tradicionales son discos estándar con su correspondiente interfaz SATA. El fabricante entonces crea una caja con un interfaz que conecta el interfaz SATA con el interfaz de salida (USB, Firewire, Thunderbolt, incluso). Esta aproximación hace que el disco sea primero, ineficaz energéticamente porque se ha de alimentar desde el puerto USB tanto al disco como al interfaz y luego, grande y más pesado.

Para solucionar este problema algunos fabricantes han optado por eliminar este interfaz externo, integrarlo en el disco y colocar directamente a la salida del mismo disco un interfaz USB: esto hace de estos discos mucho más pequeños y energéticamente eficientes. En el caso de ADATA, estos discos pueden ser de dos marcas: Western Digital o Seagate y portan conectividad USB 3.0.

La extremada delgadez del HE 720, de sólo 8,9 mm de grosor apunta a que los 500 GB de este disco están en un único plato, atados a un conector USB un tanto especial que requiere un cable (incluido) con dos conectores: uno, microUSB y un segundo conector a su derecha. Mejor no perderlo.

Entre ambos comparten alimentación y datos. El HE 720 cuenta además con un interruptor para copia de seguridad con un solo toque (disponible solo con el Software ADATA Sync, incluido en el disco pero solo compatible con Windows) y un LED de funcionamiento azul con un parpadeo, mientras funciona, similar al del reposo del LED de los Mac.

La caja que rodea al disco, en lugar de aluminio o plástico, es en este modelo acero inoxidable con resistencia a rayas 9H. Esta caja hace al disco prácticamente invulnerable al paso del tiempo, pero tiene cierta tendencia a mostrar "dedazos" al manipularlo. El tamaño "final" de la unidad es de 117 x 79 x 8.9mm y su peso, penalizado por su carcasa resistente de acero inoxidable es de 169 gramos, aún así muy ligero y muy transportable.

 

En cuanto a su rendimiento y velocidad, todo depende del disco interno, además del interfaz: el rendimiento de la unidad bajo el interfaz USB 2.0 ofrece un resultado de aproximadamente 28,X MB/s de escritura, mientras que la lectura sube hasta los 32 MB/s. Cuando el HE 720 se conecta a un interfaz USB 3.0 ofrece velocidades de lectura y escritura de aproximadamente unos 110 MB/sec, lo que lo hacen, junto con su carcasa ultrafina y su ligero peso una combinación extremadamente interesante para los guerreros de la carretera que exigen durabilidad, ligereza y prestaciones. Su precio, que ronda los 90 euros, no lo hace el más barato del mercado pero hay pocos discos dentro de su gama por debajo de este precio.

Quien disfrutará especialmente de este disco duro serán los usuarios del MacBoor Air: con su diseño a juego, su ligereza y su capacidad, parece destinado a acompañar a uno de los ultraportátiles de Apple especialmente en escenarios en los que el SSD hace corto para almacenar gran cantidad de datos a la hora de viajar ... y no dejar nada atrás.

0
Comentarios